DOBLE MORAL: Mientras el Papa Francisco apoya a los violentos de Black Lives Matter condena las protestas por confinamiento

El Papa Francisco.

Redacción Tierra Pura – El Papa Francisco sigue generando polémica con sus declaraciones. En esta oportunidad, defendió las protestas de la agrupación de izquierda Black Lives Matter (BLM), pero criticó las manifestaciones contra los bloqueos por la pandemia provocada por el virus PCCh (coronavirus de Wuhan).

En un libro de su autoría titulado “Let Us Dream”, Francisco condenó la “brutalidad policial” y alentó a la gente a marchar en oposición.

Con respecto a las protestas contra el confinamiento y los cierres por el virus PCCh, en Europa y en otros lugares del mundo, Francisco defendió a los gobiernos que fueron estrictos diciendo que la gente estaba atacando a sus gobernantes.

“¡Como si las medidas que los gobiernos deben imponer por el bien de su pueblo constituyen una especie de ataque político a la autonomía o la libertad personal!”, escribió en su libro recientemente publicado, según informó Fox News.

Pero eso no es todo. Luego agregó: “Nunca encontrarás gente así protestando por la muerte de George Floyd, o uniéndose a una manifestación porque hay barrios marginales donde los niños carecen de agua o educación”. 

Algo típico del comunismo es generar una brecha entre ricos y pobres. En este caso el Papa quiere hacerla entre “buenos y malos”, donde en su “teoría” los “buenos” serían aquellos que luchan por la muerte de Floyd y la desigualdad (a pesar de que la mayor parte de esas protestas en EE.UU. finalizaron en violentos saqueos y destrucciones de edificios completos).

¿Y quiénes serían los “malos” según él? serían aquellos que se enfrentan a las medidas restrictivas de algunos gobiernos que intentan imponer exagerados mandatos de aislamientos y cierres indefinidos, que destruyen la economía, la educación y la salud mental de las personas.

La mayoría de las declaraciones del Papa Francisco tienen sus raíces en las teorías del marxismo.

Repasemos algunas de ellas.

En una entrevista de 2016 dijo que son los comunistas quienes piensan como los cristianos.

En 2018 aseguró que el infierno no existe y que las almas condenadas simplemente “desaparecen”.

Durante una celebración de Navidad, en diciembre del 2019, afirmó que el señor los amaba a todos independientemente del mal que hubieran cometido.

A principios de octubre de este año, durante el pronunciamiento de su nueva encíclica, Francisco criticó el libre mercado y lo llamó “dogma de fe neoliberal”.

También se refirió a la propiedad privada como un derecho que no es absoluto y que tiene un objetivo social y también respaldó las fronteras abiertas que acogen la inmigración.

Varios fieles y figuras destacadas de la iglesia católica han salido a cuestionar estos dichos que son opuestos al dogma del catolicismo.

Tierra Pura.