Amenazas contra republicanos y abogados de Trump deben parar y ser denunciadas: Jonathan Turley

Jonathan Turley, profesor de derecho constitucionnal.

El profesor estadounidense de derecho constitucional, Jonathan Turley, escribió el jueves que las presuntas amenazas y el acoso contra dos miembros del Consejo Electoral del Condado de Wayne en Michigan, son parte de un patrón dirigido contra los republicanos tras las elecciones del 3 de noviembre.

Turley señaló que hubo un intento de acoso similar contra un bufete de abogados que representa las demandas del presidente Donald Trump en Pensilvania, concretamente provocado por el grupo anti-Trump, The Lincoln Project.

Las amenazas contra Monica Palmer y William Hartmann, dos republicanos del Consejo Electoral, “son demasiado conocidas en unas elecciones en las que los miembros demócratas piden listas negras y otros” trabajan para “denunciar cualquier cuestionamiento de la victoria de los Biden”, escribió.

“The Lincoln Project ha liderado un esfuerzo nacional para acosar a cualquier abogado que represente a los republicanos o a la campaña de Trump. Aunque será difícil rescindir tal voto, el silencio en los medios de comunicación y de los líderes demócratas sobre este acoso es escalofriante. De hecho, los líderes demócratas se han unido a los ataques personales”, opinó Turley, profesor de la Universidad George Washington.

El miércoles por la noche, Palmer dijo que fue amenazada, acusada de ser racista e injuriada en un intento de obligar tanto a ella como a Hartmann de votar para certificar los resultados electorales del Condado de Wayne. Los individuos en la reunión llegaron a “amenazarme a mí y a los miembros de mi familia”, dijo Palmer antes de que ambos firmaran declaraciones juradas para rescindir sus votos, alegando también que los funcionarios les dijeron que llevarían a cabo una auditoría, pero más tarde señalaron que no ocurriría.

“Los dos representantes electorales firmaron declaraciones juradas de que recibieron un torrente de amenazas contra ellos y sus familias luego de que exigieran que la junta abordara las irregularidades en lo que, según ellos, comprendía el 71 por ciento de las 134 juntas electorales de votantes en ausencia de Detroit”, señaló Turley. “Les lanzaron ataques personales llamándolos racistas y miembros de un culto. En una campaña familiar de intimidación post-elecciones, fueron expuestos y atacados. The Lincoln Project (que cuenta con el apoyo de miles de abogados y bufetes de abogados) fue bloqueado en Twitter al utilizar tácticas abusivas contra abogados republicanos individuales”.

Turley también citó al representante demócrata electo Abraham Aiyash, quien acusó a Palmer de ser racista.

“Usted ciertamente está demostrando que es racista. Puede decir que no lo es, puede afirmar que no lo es, pero seamos muy claros. Sus palabras y sus acciones de hoy dejaron claro que no tiene problemas en silenciar los votos de una ciudad 80% afroamericana”, dijo Aiyash a Palmer. “Y quiero que piensen en lo que eso significa para sus hijos, que probablemente vayan a Grosse Pointe North, y cuando vean a todos sus compañeros negros y sepan que (…) su madre, o su abuela, su tía, decidieron decir, en esta democracia en este proyecto estadounidense, que no es perfecto pero que tenemos que trabajar para perfeccionarlo, yo voy a estar cómodo durmiendo por la noche sabiendo que he silenciado los votos de tanta gente”, añadió. Más tarde, Aiyash escribió en Twitter que no estaba amenazando a Palmer.

Un trabajador del Departamento de Elecciones de Detroit ayuda a procesar una boleta de voto en ausencia en la Junta Central de Conteo en el Centro TCF en Detroit, Mich., el 4 de noviembre de 2020. (Elaine Cromie/Getty Images)

Turley señaló que también habían presuntas amenazas contra funcionarios demócratas en Arizona, que fueron mencionadas por la secretaria de Estado Katie Hobbs.

“Sin embargo, lo que falta son llamados en los medios de comunicación o de los dirigentes demócratas para poner fin a esa campaña de intimidación y abuso por parte de grupos como The Lincoln Project”, dijo Turley. “Aunque el presidente electo, Joe Biden, pidió unidad y curación, no ha dicho nada sobre la campaña contra los abogados de la campaña de Trump y sus clientes. Él no ha dicho nada sobre los informes de amenazas violentas contra funcionarios o abogados vinculados a las disputas electorales”. Además, él dijo que grupos comoThe Lincoln Project no han sido denunciados y que el apoyo que tienen sigue siendo alto en las redes sociales.

A principios de esta semana, una abogada que trabaja en la campaña de Trump en Pensilvania alegó que fue acosada y amenazada por otro abogado que trabaja en un bufete de abogados que representa a la secretaria de Estado de Pensilvania, Kathy Boockvar, según un expediente judicial.

De acuerdo al portavoz de la campaña, Tim Murtaugh, el lunes la abogad Linda Kerns recibió “correos electrónicos ofensivos” y llamadas, así como “amenazas físicas [y] económicas”.

Kerns dijo en una denuncia por acoso (pdf) que esto ocurrió porque ella está “representando la campaña del presidente de los Estados Unidos en este litigio”, y dijo que es inaceptable “que un abogado de la oficina de Kirkland & Ellis en Washington, D.C., el abogado externo de la secretaria Boockvar” se involucre en el presunto acoso. El abogado de Kirkland & Ellis, Daniel Donovan, escribió que él dijo que la llamada no fue profesional pero que no estaba de acuerdo con la forma en que Kerns caracterizaba eso.

Jack Phillips – La Gran Época.