Vacuna rusa contra el COVID-19 llega a Caracas para ensayos con venezolanos

La vicepresidenta del régimen, Delcy Rodríguez, recibió las 2.000 vacunas enviadas por Vladímir Putin. (Twitter)

El lote está constituido por 2.000 dosis que forman parte de la fase 3 de ensayos clínicos de la vacuna desarrollada en Rusia. El régimen comenzará a aplicarlas en Caracas.

Este viernes llegó a Venezuela el primer lote de la vacuna rusa «Sputnik V», que según el régimen de Vladímir Putin es la solución «eficaz» para detener la propagación del coronavirus. El cargamento lo componen 2.000 vacunas que comenzarán a probarse en habitantes de la capital venezolana.

Se trata de la fase 3 de los ensayos clínicos que aún se están desarrollando en el Instituto de Vectores de Siberia. De esta manera, los venezolanos se convierten oficialmente en los conejillos de indias de Putin.

Decisión arbitraria

«Es un momento histórico para nuestra patria (…), no podemos ocultar la emoción que nos embarga de que sea Venezuela el primer país del hemisferio occidental en participar en la fase 3 de los ensayos clínicos», dijo la vicepresidenta del régimen, Delcy Rodríguez, en el acto donde recibieron el cargamento y que reseñó la agencia EFE.

Nicolás Maduro había informado de esta decisión del régimen a finales de agosto, cuando ofreció a 500 venezolanos como conejillos de indias para la etapa 3 de estos ensayos. En ese momento también exhortó a la activación de la industria farmacéutica venezolana para producir las vacunas que están creándose en Rusia, China, Cuba y en la ciudad de Oxford, Reino Unido. La insistencia de Maduro hacia dicho sector se da en medio de una crisis sanitaria en la que el acceso a los medicamentos y tratamientos médicos se vuelve cada vez menos accesibles para la población.

Cifras dudosas

En realidad, la crisis sanitaria de Venezuela está instalada desde hace varios años. Ahora, se le suma las dudas sobre las cifras que el régimen ofrece respecto a muertes y contagios por el COVID-19, y cómo está colapsando a hospitales y clínicas.

«Para la fecha el número de fallecidos en nuestro país es de 1.277, son 200 miembros de nuestro sistema de salud que ya no están con nosotros, la tasas de mortalidad más alta del mundo», declaró este 29 de septiembre el diputado y médico José Manuel Olivares, con relación al fallecimiento de profesionales de la salud por la pandemia.

De acuerdo con el conteo del Centro de Recursos de Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins basado en la información aportada por el régimen de Nicolás Maduro, la cifra de contagios en Venezuela se ubica en 76.029, mientras que los fallecimientos suman 635 casos hasta este viernes en la tarde.

Oriana Rivas – PanamPost