Un estudio estadounidense afirma que las escuelas primarias y secundarias no son super propagadoras del virus PCCh

Un maestro muestra a los niños una mascota, una pequeña estrella, mientras asisten al primer día de escuela en medio del brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Wisconsin, el 14 de septiembre de 2020. Inquam Photos/Octav Ganea vía REUTERS.

Redacción BLes- Emily Oster, economista de la Universidad Brown en Rhode Island, analizó datos de alrededor de 200.000 niños en 47 estados y llegó a la conclusión que las escuelas primarias y secundarias, no son super propagadoras del virus PCCh como han estado reportando los medios y algunos líderes demócratas recientemente, reportó Breitbart.

La economista analizó los datos de dos semanas en septiembre y los resultados fueron realmente alentadores: entre 1000 niños solo 1.3 de ellos se infectó, mientras que entre el personal docente 2.2 de cada 1000 personas dieron positivo al virus PCCh. La Dra. Oster dijo: “El miedo y la mala prensa ralentizaron o cancelaron las reaperturas de escuelas en otros lugares. Muchos grandes distritos escolares urbanos eligieron no abrir para la instrucción en persona, incluso en lugares con tasas de positividad relativamente bajas”.

“Estamos empezando a tener una imagen basada en la evidencia de cómo van las reaperturas de las escuelas y el aprendizaje a distancia, y la evidencia apunta en una dirección. De hecho, las escuelas no parecen ser las principales propagadoras de COVID-19,” sentenció la economista en su artículo.

Oster también notó que en Florida, un estado que la semana pasada volvió a la normalidad completamente a pesar de las críticas de los sindicatos docentes y de los medios principales, no se han reportado picos de infecciones como se había pronosticado.

“Los datos escolares de otras fuentes muestran porcentajes igualmente bajos,” agregó la economista. “Texas reportó 1.490 casos entre los estudiantes para la semana que terminó el 27 de septiembre, con 1.080.317 estudiantes estimados en la escuela, una tasa de alrededor del 0,14 por ciento. La tasa de personal fue menor, alrededor del 0,10 por ciento.”

La profesora apuntó a algunos líderes demócratas por ignorar estos datos científicos que prueban sólidamente que las escuelas no representan el riesgo que se había pronosticado y en vez decidieron cerrarlas nuevamente, citando el caso del gobernador Cuomo de Nueva York que volvió hacia atrás con la medida.

La docente señaló que existe un daño irreparable para los niños que no pueden asistir a la escuela porque se pierden etapas de aprendizaje y no reemplazables con el aprendizaje remoto que generan un ‘estrés tóxico’.

Los mismos datos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades Contagiosas o CDC de Estados Unidos, muestran que el virus es más letal para las personas mayores a los 65 años y con condiciones preexistentes, mientras que los niños y jóvenes saludables parecen ser más resistentes y el efecto del virus en ellos es similar al de una gripe estacional.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes