Twitter es una plataforma libre para dictadores de izquierda y asesinos pero no para conservadores y medios históricos

Un logo impreso en 3D para Twitter se ve en esta ilustración fotográfica hecha en Zenica, Bosnia y Herzegovina el 26 de enero de 2016. (REUTERS/Dado Ruvic)

Redacción BLes– Al mismo tiempo que se vienen denunciando las censuras que Twitter realiza hacia contenidos conservadores, la red social evidencia abiertamente una postura permisiva hacia líderes dictadores y asesinos, quienes pueden publicar libremente en la plataforma sin sufrir ningún tipo de censura.

Tanto la plataforma de Twitter como la de Facebook estuvieron en el centro de las críticas durante esta última semana después de que ambos impidieron que se comparta un artículo del NY Post que muestra una supuesta comunicación entre el hijo del candidato demócrata Joe Biden, Hunter Biden, y un asesor de la compañía energética ucraniana Burisma que los envuelve en un enorme caso de corrupción de escala mundial.

Según reportó Fox News, Twitter ha bloqueado el miércoles la cuenta del histórico periódico NY Post, negándose a desbloquearla a menos que el medio elimine seis tuits sobre sus informes acerca del hijo Joe Biden.

Paralelamente, hay dictadores y personajes de todo el mundo que están siendo foco de crítica por las atrocidades que cometen o por comentarios y actitudes completamente racistas y discriminatorias, pero tienen libertad absoluta en la plataforma.

Tal es el caso de por ejemplo Nicolás Maduro, el dictador heredero de la dictadura de Hugo Chávez en Venezuela, quien según las denuncias recientes, su gobierno y las fuerzas de seguridad se han involucrado en una variedad de tácticas brutales de tortura que van desde descargas eléctricas, mutilación genital, asfixia y hasta la muerte de disidentes políticos.

Sin embargo, Maduro continúa tuiteando regularmente desde su cuenta oficial @NicolasMaduro.

Otro ejemplo es el del líder supremo de Irán, Ali Khamenei, quien se ha convertido en uno de los líderes iraníes más poderosos del siglo, ejerciendo el control sobre todos los aspectos del gobierno, del ejército y de los medios de comunicación del país.

Khamenei, quien siempre fue crítico de la democracia y de los Estados Unidos, es acusado de gobernar su país en base a la censura, el encarcelamiento y el asesinato de disidentes. Además, últimamente se ha vuelto cada vez más en contra de los Estados Unidos. Sin embargo, todo esto a Twitter parece no preocuparle y Khamenei continúa publicando libremente en su plataforma.

Tal como hemos marcado en otras oportunidades, Twitter tiene un evidente favoritismo por las políticas de izquierda que defienden los demócratas frente a las posturas conservadoras del presidente Trump. Al tiempo que permite la reproducción de mentiras notables por parte del candidato Joe Biden, censura videos y comentarios del presidente Trump, los cuales en varias ocasiones son marcados con la etiqueta de “información manipulada”.

Andrés Vacca – BLes