Trump se anota otra victoria diplomática con acuerdo de paz entre Israel y Sudán

Con el acuerdo impulsado por Trump, Sudán podrá acceder a apoyo económico internacional y apuntar al desarrollo del país. (EFE)

El presidente de EEUU excluyó a Sudán de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo gracias al acuerdo impulsado desde la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció un acuerdo entre Sudán e Israel para normalizar sus relaciones.

El hecho se traduce en una nueva victoria diplomática para Trump en su compromiso por el restablecimiento de la paz en el Medio Oriente a tan solo 10 días de las elecciones.

Trump hizo el anuncio en la Oficina Oval, mientras atendía una llamada con los primeros ministros de Israel, Benjamín Netanyahu, y de Sudán, Abdallá Hamdok, así como el presidente del Consejo Soberano sudanés, el general Abdel Fattah al Burhan, con los que dijo haber conseguido la «paz», reseñó Efe.

El mandatario ya había anunciado que sacaría a Sudán de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo después de que las autoridades de Jartum (capital de Sudán) se comprometieran a pagar 335 millones de dólares en compensación a familiares de víctimas por los ataques de Al Qaeda contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania en el año 1998, que dejaron más de 200 muertos.

Ambos ataques fueron vinculados a Sudán debido a que los terroristas tenían sus bases en este país africano, indicó Infobae.

«¡Buenas noticias! El nuevo gobierno de Sudán, que está logrando grandes avances, acordó pagar $ 335 MILLONES a los estadounidenses víctimas de terrorismo y a sus familias. Una vez depositados, quitaré a Sudán de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo. ¡Por fin, JUSTICIA para el pueblo estadounidense y un GRAN paso para Sudán!», escribió Trump en Twitter el pasado 19 de octubre.

Con este importante acuerdo, Sudán podrá acceder a nuevas vías de apoyo internacional para su desarrollo, como créditos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

También se dio a conocer que “al menos otros cinco países» quieren normalizar relaciones con Israel. El presidente de EE.UU. espera que Arabia Saudita sea uno de ellos. Esto aseguraría una victoria sin precedentes para el gobierno de Trump en el terreno diplomático.

Posteriormente, el mandatario estadounidense difundió la declaración conjunta de los tres países.

“Luego de vivir bajo una dictadura durante décadas, el pueblo de Sudán finalmente está tomando el control. El gobierno de transición ha demostrado su coraje y compromiso para combatir el terrorismo, construir sus instituciones democráticas y mejorar su relación con sus vecinos”, se lee en el documento.

Consolidando la paz en Medio Oriente

La política internacional de Donald Trump ya venían orientada a la pacificación del Medio Oriente, una zona marcada por conflictos históricos que parecía cada vez más difíciles de apaciguar.

En septiembre de este año, la Casa Blanca albergó otro hecho histórico con la firma de los acuerdos de reconocimiento mutuo de Israel con Baréin y Emiratos Árabes Unidos (EAU).

En la firma de los llamados Acuerdos de Abraham participó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu; el ministro de EAU, Abdulá bin Zayed al Nahyan; y el titular de Exteriores de Baréin, Abdulatif bin Rashid al Zayani.

Desde 1994 no se lograba un acuerdo de este tipo. En ese año, Israel firmó el tratado de paz con Jordania, que se convertía en el segundo país árabe en reconocer al Estado judío. El primero fue Egipto en 1979.

Oriana Rivas – PanamPost