Trump condena a supremacistas blancos y a Proud Boys

El presidente Donald Trump habla desde la Casa Blanca.

El presidente Donald Trump condenó el jueves a los supremacistas blancos, al Ku Klux Klan (KKK) y a Proud Boys.

“Tengo que decir que lo he dicho muchas veces, y déjenme ser claro otra vez: condeno al KKK. Condeno a todos los supremacistas blancos. Condeno a Proud Boys. No sé mucho sobre Proud Boys, casi nada, pero los condeno”, dijo Trump en una entrevista telefónica transmitida en “Hannity” de Fox News.

El KKK es un conocido grupo de supremacía blanca, pero Proud Boys no lo es.

Proud Boys tiene miembros mestizos y su líder, Enrique Tarrio, es afrocubano.

Trump fue presionado por algunos reporteros y legisladores para que condene a Proud Boys luego que les dijera: “retrocedan y manténganse al margen” durante el debate del martes por la noche.

El jueves por la noche, Tarrio cambió su nombre de usuario en Parler, una plataforma de redes sociales, a “Enrique Tarrio está desautorizado”.

“SIEMPRE haremos lo que creemos que es correcto (…) y NUNCA nos disculparemos por ello”, escribió en un posteo.

“Me trae gran alegría y orgullo que bajo los tuits de @TeamTrump que lo muestran condenando a @TheProudBoys no veo nada más que partidarios pidiendo al presidente que se retracte. Es una sensación increíble tener tanto apoyo. Lo hacemos por todo Estados Unidos. Dios bendiga a EE. UU. Gracias a todos. Los amamos. Sigan luchando”, añadió en otro.

La cuenta oficial de Proud Boys compartió una captura de pantalla de lo que el grupo describe como sus valores fundamentales, que incluyen los derechos a portar armas, la libertad de expresión, el antirracismo y la lucha contra las drogas.

Los asistentes escuchan a los oradores durante un rally de Proud Boys en Portland, Oregon, el 26 de septiembre de 2020. (Nathan Howard/Getty Images)

Trump le dijo a Sean Hannity que ha condenado repetidamente a la supremacía blanca y observó cómo el reportero de Fox News John Roberts presionó el jueves a la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, cuando Roberts se negó a reconocer que Trump había condenado a los supremacistas blancos el día anterior a pesar de que su esposa compartió sus comentarios en Twitter.

“Ayer hice una declaración que fue, según la mayoría, una declaración perfecta. Pero lo dije muchas veces, incluso más que eso. Y no importa lo que diga, ellos seguirán adelante, adelante, adelante”, dijo Trump.

“Si lo digo cien veces no será suficiente, porque son noticias falsas”, añadió más tarde.

Luego, Roberts escribió en Twitter que durante la entrevista con Hannity, Trump “condenó inequívocamente al KKK, a todos los supremacistas blancos y a Proud Boys”.

Trump dijo que cree que los periodistas que lo presionan sobre la supremacía blanca pero no cuestionan al candidato presidencial demócrata Joe Biden sobre el asunto son hipócritas.

Biden ayudó a que se aprobara el proyecto de ley sobre el crimen de 1994, señaló Trump.

Dicha ley aumentó los castigos por cometer delitos, incluyendo una sentencia automática de cadena perpetua tras “tres strikes” para los reincidentes.

Hillary Clinton, la primera dama en el momento en que el proyecto de ley se estaba debatiendo y luego fue aprobado como ley, llamó a algunas personas “superpredadores”, una referencia que algunos entienden que se refiere a las personas negras pero que Clinton dijo que se refería a los cárteles de la droga.

“Lo que no ha sido condenado es el proyecto de ley de criminalidad [de Biden], en el que habla de superpredadores”, dijo Trump. “Eso fue lo peor que le pasó a la comunidad negra”.

Trump también señaló que Biden se ha referido al difunto senador Robert Byrd (D-W.Va.), un miembro de alto nivel de Ku Klux Klan, como un amigo.

“Lo que hizo fue terrible, y tiene que hacerlo, pero es un estándar diferente. Es una hipocresía total, es una desgracia. Pero creo que la gente lo sabe”, dijo Trump.

La campaña de Biden no respondió a una solicitud de comentarios.

Zachary Stieber – La Gran Época