¿Por qué nadie (excepto el presidente) denuncia los lazos comunistas de Kamala Harris?

Kamala Harris, candidata a la vicepresidencia de EEUU por el partido demócrata.

Opinión

En el programa “Mornings with Maria” de Fox Business Network el 8 de octubre, el presidente Donald Trump describió a la candidata demócrata a la vicepresidencia, Kamala Harris (D-Calif.), como una “comunista; ¡ella se queda en lugar de Bernie!”, el presidente citó las opiniones de la senadora Harris, que de hecho son incluso más extremas que las de los senadores Bernie Sanders (I-Vt.) o Elizabeth Warren (D-Mass.).

Pero hay pruebas mucho más convincentes las cuales indican que, sí, Kamala Harris puede ser comunista.

Padres comunistas

Los padres de Harris, su madre Shyamala Gopalan, una investigadora india del cáncer, y Donald Harris, un economista jamaiquino, ambos eran de extrema izquierda.

A inicios de la década de 1960, la pareja participó activamente en la Asociación Afroamericana con sede en Berkeley.

Según Aubrey LaBrie, un exmiembro, “Fidel Castro y el Che Guevara fueron los héroes de algunos de nosotros (…) hablábamos de los musulmanes negros, de los movimientos de liberación que estaban sucediendo en África, de todo”.

Donald Warden, el líder del grupo, fue el mentor de dos jóvenes miembros de la Asociación Afroamericana, Huey Newton y Bobby Seale, quienes fundarían el Partido Pantera Negra en 1966. Los Panteras siguieron una filosofía maoísta y apoyaron a la China comunista. Ellos sirvieron como modelo para el movimiento actual, Black Lives Matter.

Años más tarde, Warden (entonces conocido como Khalid al-Mansour), jugaría un papel al ayudar a Barack Obama a ingresar a la Facultad de Derecho de Harvard.

En 1975, Donald Harris fue reclutado para el departamento de economía de la Universidad de Stanford como marxista abierto.

Novio procomunista

Luego de desempeñarse como una estudiante radical en la Universidad de Howard, Kamala Harris regresó al Área de la Bahía para iniciar su carrera legal. Harris, de 30 años, entabló una asombrosa relación romántica con Willie Brown, de 60 años, un destacado demócrata de California, que pronto se convertiría en alcalde de San Francisco.

Brown ayudó a la carrera de Harris y la condujo a un par de puestos en la junta que la remuneraron con alrededor de 400,000 dólares durante 5 años, según el San Francisco Weekly.

Brown fue un simpatizante comunista durante mucho tiempo. Primero fue elegido para un cargo público con la ayuda de la sección juvenil del Partido Comunista de EE. UU. Fue financiado por el Dr. Carlton Goodlett, propietario de un periódico comunista al que el gobierno de la extinta Unión Soviética le otorgó el Premio Lenin.

Varios años después de su romance con Harris, Brown todavía patrocinaba abiertamente la recaudación de fondos del Partido Comunista en el Área de la Bahía mientras se desempeñaba como alcalde de San Francisco.

Hoy en día, Brown es ampliamente considerado como uno de los mejores amigos del Partido Comunista Chino en el Área de la Bahía.

Protegido afiliado al Partido Comunista

Mientras se desempeñaba como fiscal de distrito de San Francisco, Harris fue mentora de una joven activista de San Francisco llamado Lateefah Simon. Luego de contratarla y ayudar a Simon a terminar la universidad, Harris presentó a su joven amiga a muchos habitantes influyentes de San Francisco. Hoy, Simon se desempeña como presidenta de la Fundación Akonadi de izquierdista y preside la junta de Bay Area Rapid Transit (BART).

Cuando Harris conoció a Simon, la joven formaba parte de la junta directiva del Youth Empowerment Center con sede en Oakland. Todos los demás miembros de la junta —Harmony Goldberg, Adam Gold, Cindy Wiesner y el futuro zar Van Jones de Obama Green Jobs— eran miembros del grupo comunista maoísta Unidos Para Organizar un Movimiento Revolucionario (STORM).

Gold es miembro actual de LeftRoots, un grupo afiliado del principal partido comunista pro-China de Estados Unidos, Liberation Road.

Simon es la mejor amiga de otro miembro de LeftRoots, la fundadora de Black Lives Matter, Alicia Garza.

Harris apoya abiertamente a Black Lives Matter y aún se mantiene cerca de Simon y Garza. Al mismo tiempo, Garza es una vieja amiga y socia del camarada de LeftRoots Alex Tom —un hombre con estrechos vínculos con la radical Asociación Progresista China y con el consulado de China en San Francisco.

Benefactor financiero comunista

Maya Harris, la hermana de Harris, era una activista estudiantil en la Universidad de Stanford. Maya era amiga de Steve Phillips, uno de los principales marxistas-leninistas en el campus y afiliado desde hace mucho tiempo a un grupo pro-China, Liga de la Lucha Revolucionaria.

Según el blog de Phillips “Political Intelligence“:

“Primero, déjeme aclarar que vengo de la izquierda. Estudié a Marx, Mao y Lenin. En la universidad, organicé esfuerzos solidarios para las luchas por la libertad en Sudáfrica y Nicaragua, y me relacioné con personas que se consideraban comunistas y revolucionarias (…) e hice mi trabajo de investigación sobre el Partido Pantera Negra”.

Después de dejar Stanford a inicios de la década de 1990, Phillips condujo a muchos de sus camaradas al Partido Demócrata. También se casó con una miembro de la familia multimillonaria Sandler, con fortuna de ahorros y préstamos de Golden West, lo que permitió al joven revolucionario comprarse una considerable influencia política.

El dinero de Sandler ha financiado al Center for American Progress, ProPublica y varios candidatos e iniciativas de votación en todo el país. En 2008, Phillips gastó 10 millones de dólares a través de su PowerPAC-plus en campañas de registro de votantes en los estados del sur y suroeste, eso consiguió que su amigo Barack Obama se colocara por delante de Hillary Clinton en las primarias demócratas.

En 2013, Phillips ayudó a elegir a su viejo amigo de Stanford, Cory Booker, para el Senado de Estados Unidos de Nueva Jersey. En 2018, casi logra convertir a sus protegidos, Stacey Abrams y Andrew Gillum, en gobernadores de Georgia y Florida, respectivamente.

Phillips es amigo de la familia Harris y ayudó al esposo de Maya Harris, Tony West, a convertirse en fiscal general asociado en la administración Obama. También ha sido un importante patrocinador de la carrera política de Kamala Harris.

En 2003, Phillips ayudó a elegir a Harris como fiscal de distrito de San Francisco. Irónicamente, venció al titular Terence Hallinan, quien cuando era un joven comunista ayudó a Willie Brown a ganar su primera elección.

El PowerPAC-plus de Phillips ayudó a elegir a Harris como fiscal general de California en 2010 y luego al Senado de Estados Unidos en 2016.

Jefa de personal procomunista

A inicios de la década de 2000, la actual jefa de personal de Harris, Karine Jean-Pierre, estaba activa en la Red de Apoyo a Haití con sede en Nueva York. La organización trabajó en estrecha colaboración con el Workers World Party pro-China/Corea del Norte y apoyó a Jean-Bertrand Aristide, el expresidente de extrema izquierda de Haití y su coyuntura radical Lavalas.

En abril de 2004, en el Whitman Theatre del Brooklyn College, 2000 personas se reunieron para escuchar un programa titulado “An Evening with Friends of Haiti: The Truth Behind the Haiti Coup” (“Una velada con amigos de Haití: la verdad detrás del golpe de Haití”).

La reunión fue copresidida por Jean-Pierre y Kim Ives de Haiti Support Network, junto con Pat Chin y Sara Flounders de Workers World Party.

En mayo de 2004, Jean-Pierre se unió a una delegación para Haití con dos conocidos camaradas de Workers World Party, Steve Gillis y LeiLani Dowell.

Jean-Pierre, casi al mismo tiempo, trabajó para James Sanders, miembro del Consejo de la Ciudad de Nueva York, amigo de China. Sus deberes como parte de su campaña de reelección incluían trabajar con la rama local del desacreditado grupo ACORN de “organización comunitaria”.

Esposo afiliado al comunismo

Doug Emhoff, el esposo de Harris, trabaja para el bufete de abogados DLA Piper, quien “cuenta con casi 30 años de experiencia en China y más de 140 abogados dedicados a su rama de ‘Servicios de Inversión en China’”, según National Pulse.

National Pulse escribe:
“Para facilitar la práctica de DLA Piper en China —el cual ha recibido innumerables premios prestigiosos de China Business Law Journal y China Law and Practice— la compañía emplea a una gran cantidad de exfuncionarios del Partido Comunista Chino.
“Ernest Yang, quien se desempeña como jefe del Departamento de Litigios y Regulación de la firma y como codirector de Arbitraje Internacional, fue nombrado miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CPPCC) en 2013. La CPPCC es el principal consejo asesor del Partido Comunista Chino, y Yang fue ascendido al Comité Permanente del organismo en 2019.
“Jessica Zhao, asesora senior, se desempeñó como secretaria general adjunta de la Comisión de Arbitraje Comercial y Económico Internacional de China (CIETAC), un organismo estatal establecido por el Partido Comunista Chino en 1956. Fue desarrollado bajo los auspicios del Consejo de China para la Promoción del Comercio Internacional, ‘un organismo gubernamental para el fomento de la promoción del comercio chino”.

Varios otros empleados de alto nivel de DLA Piper, tanto chinos como estadounidenses, han servido al régimen chino de alguna u otra manera.

Emhoff tomó una licencia de la firma en agosto, informó el New York Times.

¿Verificación de antecedentes de cualquiera?

Si Biden es elegido presidente, Harris estará a un latido de corazón o unas pocas células cerebrales del puesto principal.

Si Harris aplicara para un trabajo de nivel medio en el Departamento de Agricultura, es casi seguro que no pasaría la verificación de seguridad de antecedentes. Ella debe toda su carrera a simpatizantes o facilitadores activos del Partido Comunista Chino.

Afortunadamente para ella (y potencialmente desastroso para el país), los titulares de cargos electos no están sujetos al proceso de autorización de seguridad.

El presidente Trump dijo que “si alguna vez Joe Biden fuera elegido, China será dueña de Estados Unidos”.

Biden eligió a la compañera de fórmula ideal para facilitarlo.

Trevor Loudon – La Gran Época

Trevor Loudon es un autor, cineasta y orador público de Nueva Zelanda. Durante más de 30 años, ha investigado los movimientos de izquierda radical, marxistas y terroristas, y su influencia encubierta en la política dominante. Es mejor conocido por su libro “Enemies Within: Communists, Socialists and Progressives in the US Congress” y su documental de temática similar “Enemies Within”. Su libro recientemente publicado es “White House Reds: Communists, Socialists & Security Risks Running for US President, 2020”.