Periodistas de izquierda publican información errónea sobre Rudy Giuliani y Twitter no los censura

Rudy Giuliani, ex alcalde de la ciudad de Nueva York y abogado personal del presidente de los Estados Unidos Donald Trump, habla durante una conferencia de prensa para promover los candidatos del Partido Republicano en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, el 16 de septiembre de 2020. REUTERS/Brendan McDermid.

Redacción BLes- En otra muestra que confirma que las reglas impuestas por Twitter sobre “desinformación” se aplican solo en un sentido, ayer se viralizó una publicación que contenía una imagen manipulada que pretendía mostrar una serie de mensajes de texto entre Rudy Giuliani e Ivanka Trump. La imagen fue retuiteada, entre otros, por Rachel Maddow, la periodista de izquierda de MSNBC, sin embargo Twitter no actuó censurando la publicación.

Según reportó Breit Bart, un estudiante demócrata, llamado Nick Roberts, informó vía Twitter haber engañado con éxito a Rudy Giuliani. Roberts afirmó que engañó al ex alcalde de Nueva York haciéndole creer que los textos suyos eran en realidad de Ivanka Trump.

Buscando demostrar que su afirmación era cierta, publicó una imagen alterada de un intercambio de mensajes de texto entre él y Giuliani.

Algunas horas más tarde, la publicación acumuló decenas de miles de acciones y visitas en Twitter. En consecuencia Roberts tuvo que borrar la publicación y admitir que la imagen era falsa, aunque el daño ya estaba hecho. “Decidí borrar mi tweet parodia de Rudy Giuliani. Pido disculpas a todos los que se tomaron en serio,” dijo Roberts.

La publicación de Roberts fue compartida, entre otros, por la presentadora de MSNBC Rachel Maddow, el editor colaborador de Político David Freedlander, el experto en “Trump-Rusia” del Center for American Progress, Max Bergmann y muchos otros que simpatizan con las políticas anti Trump.

A pesar de haber producido material falso que fue viralizado por miles de personas, con implicancia directa en las próximas elecciones, la cuenta de Roberts no tuvo ningún tipo de penalización por parte de Twitter.

Realmente ya no sorprende esta actitud sin disimulo de la popular plataforma, que también es permisiva con líderes dictadores y asesinos, quienes pueden publicar libremente en la red sin sufrir ningún tipo de censura.

Tal es el caso de por ejemplo Nicolás Maduro, el dictador heredero del régimen de Hugo Chávez en Venezuela, quien según las denuncias recientes, su gobierno y las fuerzas de seguridad se han involucrado en una variedad de tácticas brutales de tortura que van desde descargas eléctricas, mutilación genital, asfixia y hasta la muerte de disidentes políticos. Sin embargo, Maduro continúa tuiteando regularmente desde su cuenta oficial @NicolasMaduro.

Otro ejemplo es el del líder supremo de Irán, Ali Khamenei, quien se ha convertido en uno de los líderes iraníes más poderosos del siglo, ejerciendo el control sobre todos los aspectos del gobierno, del ejército y de los medios de comunicación del país. Además es acusado de gobernar su país en base a la censura, el encarcelamiento y el asesinato de disidentes. Khamenei continúa publicando libremente en la plataforma.

Tanto la plataforma de Twitter como la de Facebook estuvieron en el centro de las críticas durante esta última semana después de que ambos impidieron que se comparta un artículo del NY Post que muestra una supuesta comunicación entre el hijo del candidato demócrata Joe Biden, Hunter Biden, y un asesor de la compañía energética ucraniana Burisma que los envuelve en un enorme caso de corrupción de escala mundial.

Según reportó Fox News, Twitter ha bloqueado el miércoles la cuenta del histórico periódico NY Post, negándose a desbloquearla a menos que el medio elimine seis tuits sobre sus informes acerca del hijo Joe Biden.

Andrés Vacca – BLes