Pence afirma estar orgulloso de ser provida mientras Biden y Harris apoyan el aborto tardío

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, participa en un debate en el Kingsbury Hall de la Universidad de Utah el 7 de octubre de 2020 en Salt Lake City, Utah. (ROBYN BECK/AFP vía Getty Images)

El vicepresidente Mike Pence dijo durante el debate del miércoles que él es provida, contrastando la posición expuesta en los objetivos de la candidatura demócrata.

“No podría estar más orgulloso de servir como vicepresidente de un presidente que se mantiene sin excusas por la santidad de la vida humana. Soy provida. Yo no me disculpo por ello y este es otro de esos casos en los que hay un contraste tan dramático”, dijo Pence.

Joe Biden y Kamala Harris apoyan la financiación por parte de los contribuyentes del aborto hasta el momento del nacimiento. El aborto tardío”.

La senadora Kamala Harris (D-Calif.), candidata demócrata a la vicepresidencia, respondió diciendo que “está el tema de la elección y siempre lucharé por el derecho de la mujer a tomar una decisión sobre su propio cuerpo”.

Mientras que el gobierno del presidente Donald Trump se está movilizando para proteger a los bebés no nacidos, tanto Biden como Harris expresan su apoyo al aborto y no apoyan ninguna restricción del mismo.

Harris dijo en un ayuntamiento en mayo de 2019 que si fuera elegida presidenta, exigiría a los estados que intentan aprobar leyes “que están diseñadas para prevenir o limitar el acceso de la mujer a la atención de la salud reproductiva, que esas leyes se presenten ante mi Departamento de Justicia para su revisión y aprobación y hasta que determinemos que son constitucionales, no entrarán en vigor”.

En un posteo, la candidata fue más sucinta: “Como presidenta, detendré las peligrosas leyes estatales que restringen los derechos reproductivos antes de que entren en vigor”, escribió Harris.

La senadora copatrocinó la Ley de Protección de la Salud de la Mujer. El proyecto de ley bloquearía a los estados de aprobar restricciones sobre los abortos si las leyes no dejan espacio para que las mujeres se hagan abortos cuando su vida o su salud está en riesgo.

La candidata demócrata a la vicepresidencia, la senadora Kamala Harris (D-California), participa en el debate sobre la vicepresidencia contra el vicepresidente Mike Pence en la Universidad de Utah en Salt Lake City, Utah, el 7 de octubre de 2020. (Alex Wong/Getty Images)

Tanto Harris como Biden dijeron en las encuestas que ellos presionarían para codificar Roe v. Wade si la decisión de la Corte Suprema fuera revocada. Biden reiteró su posición esta semana, provocando una respuesta de Trump.

Roe vs. Wade estableció el acceso al aborto como un derecho constitucional con lo que requiere el acceso al aborto hasta el final del primer trimestre. Para los otros dos trimestres, los abortos deberían ser permitidos si un médico dictamina que preservan “la vida o la salud de la madre”.

Biden dice en el sitio web de su campaña electoral, que si es elegido trabajará para “proteger el derecho constitucional al aborto”.

“Como presidente, Biden trabajará para codificar el caso Roe vs. Wade, y su Departamento de Justicia hará todo lo que esté a su alcance para detener la avalancha de leyes estatales que tan descaradamente violan el derecho constitucional al aborto”, declara.

“Una mujer tiene derecho a elegir”, dijo Biden en un debate en febrero, añadiendo más tarde y sin reservas: “Es el derecho de la mujer. Punto”.

Biden y Harris fueron respaldados por el Fondo de Acción de Planned Parenthood (Patermidad Planificada), el brazo político de Planned Parenthood, y otros grupos que luchan contra las restricciones al aborto.

“Biden apoya el acceso al cuidado de la salud reproductiva, incluyendo el control de la natalidad, el aborto seguro y legal, y el cuidado en los centros de salud de Planned Parenthood”, declara la fundación en su sitio web.

Zachary Stieber – La Gran Época