Nuevo estudio confirmó la efectividad del Remdesivir contra el coronavirus

Aunque el medicamento ya cuenta con una aprobación parcial de la FDA de Estados Unidos, la nueva investigación demostró su eficacia para pacientes en distintas etapas de la enfermedad.

Un informe publicado el 8 de octubre en la revista New England Journal of Medicine confirmó los beneficios del remdesivir para tratar a las personas hospitalizadas por COVID-19.

El remdesivir, un medicamento antiviral, ya tiene la autorización de uso de emergencia (EUA) de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) como tratamiento para cualquier persona hospitalizada por COVID-19. Esa autorización significa que los médicos pueden recetar el medicamento por vía intravenosa a las personas que están infectadas con SARS-CoV-2 y han sido hospitalizadas.

Si bien la droga se autorizó inicialmente solo para aquellos que necesitaban oxígeno suplementario o ventiladores para respirar, la ampliación de la autorización a fines de agosto reflejó la creciente creencia entre los médicos de que tratar a personas con cuadros no tan graves traía aún más beneficios. Por ese motivo, ahora incluye a personas con evidencia de infecciones respiratorias pero que aún no necesitan oxígeno suplementario o ayuda de un ventilador.

Remdesivir actúa bloqueando la capacidad del virus para hacer más copias de sí mismo, y en los ensayos ha demostrado ayudar tanto a pacientes con COVID-19 en etapa temprana como a aquellos con síntomas más avanzados.

En el último informe, los investigadores dirigidos por un equipo del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) proporcionan los datos finales de un estudio que publicaron por primera vez en mayo.

El remdesivir, ya tenía aprobación de la FDA estadounidense

La investigación, que incluyó a 1.062 personas que fueron asignadas al azar para recibir remdesivir intravenoso o un placebo durante un máximo de 10 días mientras estaban en el hospital, le ofreció a los investigadores datos más detallados sobre cómo el fármaco afectó las métricas, incluido el tiempo que las personas debían recibir oxígeno suplementario o utilizar respiradores.

Todos los participantes mostraron evidencia de infección respiratoria, principalmente neumonía, y se consideró que el 85% tenía una enfermedad grave, lo que significaba que tenían al menos uno de tres síntomas: sus niveles de oxígeno en sangre estaban por debajo del 94%; requerían oxígeno suplementario; o necesitaban un ventilador para respirar.

Tierra Pura