La economía de EE.UU. se recupera más fuerte de lo previsto en 2020, dice FMI

Fondo Monetario Internacional en Washington, D.C.

WASHINGTON—El Fondo Monetario Internacional (FMI) realizó una “mejora significativa” en las predicciones económicas de Estados Unidos para el 2020, impulsadas por una recuperación más rápida de lo esperado de la pandemia del COVID-19.

“Estamos viendo una recuperación bastante rápida, razón por la cual tenemos las actualizaciones”, dijo la  economista principal del FMI, Gita Gopinath, el 13 de octubre durante una conferencia de prensa.

“En el segundo trimestre, la recuperación se produjo antes de lo que esperábamos. Y luego, avanzando en el tercer trimestre, los indicadores han sido más fuertes”, agregó.

El crecimiento económico general de Estados Unidos durante todo el año seguirá estando en terreno negativo. Pero ahora se proyecta que la economía en 2020 se contraiga a 4.3 %, no tan fuerte como el descenso del 8% pronosticado por el FMI en junio.

Gopinath dijo que los ingresos por disposición personal de Estados Unidos se mantuvieron en la primera mitad del año, gracias a un estímulo fiscal sin precedentes y al apoyo del banco central.

El producto interno bruto (PBI) de Estados Unidos se contrajo a una tasa anual de 31.4% en el segundo trimestre de este año debido a la pandemia. Desde entonces, la economía ha mostrado una recuperación en forma de V, y algunos economistas ahora predicen un crecimiento de casi el 35% en el tercer trimestre.

Algunas de las predicciones hechas en junio relacionadas a los datos de movilidad y actividad del consumidor no se han materializado en el tercer trimestre, según Gian Maria Milesi-Ferretti, subdirector del departamento de estudios del FMI.

“En ese momento, pensábamos que el aumento en el número de contagios podría implicar algún descenso en la movilidad y la actividad, pero eso realmente no se ha materializado durante el tercer trimestre. Y ese ha sido uno de los factores que explica nuestra revisión a la alza”, dijo durante la conferencia de prensa.

Pero el crecimiento económico de Estados Unidos será algo más débil en 2021. El FMI revisó a la baja sus proyecciones de crecimiento para el próximo año de 4.5% a 3.1%, asumiendo que no habría ayuda adicional del gobierno federal. Estas proyecciones no presuponen una “interrupción grave” de las próximas elecciones presidenciales.

“Un mayor aumento en el crecimiento [económico] en Estados Unidos tiene efectos positivos en el resto del mundo”, dijo Gopinath.

El apoyo proporcionado por la Reserva Federal, agregó, ayudó a estabilizar los mercados financieros internacionales y dio margen de maniobra a los mercados emergentes.

El FMI publicó su nuevo informe de perspectivas económicas mundiales como parte de las reuniones anuales de esta semana del FMI y el Banco Mundial. El informe titulado “Un ascenso largo y difícil” todavía presenta una “profunda recesión” para la economía mundial, pero “algo menos grave” de lo proyectado en junio.

Se proyecta que la economía mundial se contraiga un 4.4% este año en comparación con un descenso del 5.2% estimado anteriormente. Y se prevé que la economía mundial se recupere en un 5.2% el próximo año.

“Se espera que cerca de 90 millones de personas caigan en privaciones extremas este año”, dice el informe del FMI. “Estos son tiempos difíciles, pero hay algunas razones para tener esperanzas”.

Gopinath dijo que el apoyo fiscal global, que ha alcanzado los USD 12 billones este año, combinado con acciones sin precedentes de los bancos centrales de todo el mundo, han evitado una catástrofe financiera.

El FMI predice que la transmisión local de COVID-19 disminuirá para fines de 2022 y, por lo tanto, los gobiernos aún deben trabajar más para garantizar una recuperación sostenida.

La organización pidió más estímulo fiscal para limitar el daño económico y una mayor colaboración internacional para poner fin a la crisis de salud.

Emel Akan – La Gran Época