Johnson & Johnson detiene ensayos de vacuna contra la COVID-19

La farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson.

La decisión fue tomada debido a que uno de los pacientes presentó una enfermedad inexplicable que en este momento se está evaluando.

La farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson anunció el lunes que detuvo temporalmente la prueba clínica de su vacuna contra COVID-19 debido a que uno de sus participantes presentó una enfermedad inexplicable.  

La empresa informó que suspendió todos los ensayos incluido el de fase 3.

La pausa significa que el sistema de inscripción en línea fue cerrado para el ensayo clínico de 60.000 pacientes, mientras se convoca al comité independiente de seguridad.

Johnson & Johnson advirtió que los efectos adversos eran “una parte esperada de cualquier estudio clínico, especialmente uno grande”.

Según los lineamientos de la compañía, pueden detener un estudio para determinar si la enfermedad se debió a la vacuna y si se puede retomar el estudio.

Para la fase 3 el laboratorio reclutó voluntarios desde septiembre en más de 200 localidades en Estados Unidos y el mundo.

Los otros países donde se realizaban las pruebas son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Sudáfrica.

Es la decima farmacéutica a nivel global que realiza pruebas en fase 3 contra la covid-19, y la cuarta en Estados Unidos.

La compañía recibió 1.450 millones de dólares del gobierno estadounidense para el desarrollo de una vacuna.

La inmunización está basada en una sola dosis de un adenovirus que causa la gripe está modificado para que no se replique, ello combinado con una parte del nuevo coronavirus que usa para invadir las células humanas.

 

Diario Las Américas