Israel y Sudán llegan a un acuerdo negociado por EE.UU. para normalizar sus vínculos

El presidente Donald Trump habla sobre un acuerdo de paz entre Sudán e Israel, en la Oficina Oval de Washington, el 23 de octubre de 2020. (Win McNamee/Getty Images)

Israel y Sudán acordaron el viernes tomar medidas para normalizar las relaciones en un acuerdo negociado con la ayuda de Estados Unidos, convirtiendo a Jartum en el tercer estado árabe en dejar de lado las hostilidades con Israel en los últimos dos meses.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, selló el acuerdo en una llamada telefónica con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el primer ministro sudanés, Abdalla Hamdok, y el jefe del Consejo de Transición, Abdel Fattah al-Burhan.

“Los líderes acordaron la normalización de las relaciones entre Sudán e Israel y poner fin al estado de beligerancia entre sus naciones”, decía un comunicado conjunto emitido por Estados Unidos, Sudán e Israel.

El primer ministro sudanés, Abdalla Hamdok, durante una conferencia de prensa en la capital de Sudán, Jartum, el 27 de febrero de 2020. (ASHRAF SHAZLY/AFP a través de Getty Images)

Trump invitó a la prensa a la Oficina Oval mientras hablaba por teléfono con los líderes de Israel y Sudán. “Este es uno de los grandes días en la historia de Sudán”, dijo Trump, y agregó que Israel y Sudán han estado en estado de guerra durante décadas.

“Es un mundo nuevo”, dijo Netanyahu por teléfono. “Estamos cooperando con todos. Construyendo un futuro mejor para todos nosotros”.

El acuerdo también tiene como objetivo unificar a los países árabes contra su adversario común, Irán.

“Estados Unidos tomará medidas para restaurar la inmunidad soberana de Sudán y para comprometer a sus socios internacionales a reducir la carga de la deuda de Sudán, incluido el avance de las conversaciones sobre la condonación de la deuda acorde a la Iniciativa para los Países Pobres muy Endeudados”, dijo el comunicado conjunto.

Tanto Estados Unidos como Israel ayudarán a Sudán “a fortalecer [su] democracia, mejorar la seguridad alimentaria, combatir el terrorismo y el extremismo, y aprovechar [su] potencial económico”, dijo el comunicado.

Sudán e Israel establecerán relaciones comerciales y económicas con “un enfoque inicial en la agricultura”. En las próximas semanas, las delegaciones se reunirán para negociar una mayor cooperación en diversas áreas, incluida la tecnología agrícola, la aviación y las cuestiones migratorias.

Acuerdos de Abraham

Sudán se convertirá en el tercer país en normalizar sus lazos con Israel bajo el acuerdo negociado por Estados Unidos. El 15 de septiembre, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein firmaron en Washington sus acuerdos de normalización con Israel, llamados Acuerdos de Abraham.

El acuerdo normalizará las relaciones comerciales, de seguridad y diplomáticas de ambos países con Israel.

Antes de ello, dos países árabes normalizaron completamente sus relaciones con Israel en el pasado, Egipto en 1979 y Jordania en 1994.

El éxito en la intermediación de los Acuerdos de Abraham se debe al enfoque diferente del presidente Donald Trump del entendimiento común sobre cómo “cómo crear seguridad para el Medio Oriente”, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, en una entrevista en septiembre.

“La administración Trump reconoció que“ el desafío central en el Medio Oriente no era el conflicto entre Israel y los palestinos, sino más bien el desafío que presenta la República Islámica de Irán y su campaña terrorista antisemita en todo el mundo”, explicó Pompeo.

Revocación del estatus de Sudán como estado patrocinador del terrorismo

Libaneses celebran la firma de una declaración constitucional entre el Jefe Adjunto del Consejo Militar de Transición de Sudán, Mohamed Hamdan Dagalo, y el líder de la coalición de la alianza de oposición de Sudán, Ahmad al-Rabiah, en Jartum, Sudán, el 4 de agosto de 2019. (EBRAHIM HAMID/AFP a través de Getty Images)

El presidente Donald Trump le dijo al Congreso de Estados Unidos que anularía la designación de Sudán como estado patrocinador del terrorismo, dijo la Casa Blanca el viernes, después de que Sudán transfirió USD 335 millones a una cuenta de depósito especial para las víctimas estadounidenses del terrorismo y sus familias.

“El presidente Donald J. Trump ha informado al Congreso de su intención de rescindir formalmente la designación de Sudán como Estado Patrocinador del Terrorismo”, dijo la Casa Blanca en un comunicado. “Esto se deriva del reciente acuerdo de Sudán para resolver ciertas demandas de víctimas estadounidenses del terror y sus familias”.

Trump logró “la resolución de demandas de larga data por parte de víctimas de los atentados con bombas en la embajada de África Oriental, el ataque al USS Cole y el asesinato del empleado de USAID John Granville”, algo que sus predecesores no pudieron lograr, dice el comunicado.

“Es esencial que el Congreso actúe ahora para aprobar la legislación necesaria para garantizar que el pueblo estadounidense se dé cuenta rápidamente de todos los beneficios de este avance político”, dijo la Casa Blanca.

La eliminación de la designación de terror abre la puerta para que Sudán obtenga préstamos internacionales y la ayuda necesaria para reactivar su maltrecha economía y rescatar la transición del país a la democracia.

Sudán se encuentra en un camino frágil hacia la democracia luego de que un levantamiento popular el año pasado llevó a los militares a derrocar al autócrata de toda la vida, Omar al-Bashir. Un gobierno militar-civil gobierna el país, con posibilidad de elecciones para fines de 2022.

Muchos en Sudán dicen que la designación, impuesta en 1993 porque el gobierno de Bashir apoyaba a varios grupos terroristas internacionales como Hamas, el grupo libanés Hezbollah y otros, se volvió obsoleta desde que Bashir fue destituido el año pasado.

Ella Kietlinska – La Gran Época

Con información de Reuters y de The Associated Press.