Gobierno de Trump proveerá vacuna contra el COVID-19 de forma gratuita a los hogares de ancianos

Una enfermera administra una vacuna en una biblioteca local el 14 de octubre de 2020 en Lakewood, California. (Mario Tama/Getty Images)

La administración del presidente Donald Trump logró un acuerdo con CVS y Walgreens para distribuir y administrar una vacuna contra el COVID-19 de forma gratuita en hogares de ancianos y otros centros de cuidados a largo plazo, anunció la administración el viernes.

El acuerdo significa que los residentes y los miembros del personal en los centros podrán vacunarse de manera segura y eficiente una vez que se aprueben una o más vacunas, y alivia la presión sobre los departamentos de salud, dijo el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) en un comunicado de prensa.

“Proteger a los vulnerables ha sido la prioridad número uno en la respuesta de la Administración Trump hacia el COVID-19, y ese compromiso continuará mediante la distribución de una vacuna segura y eficaz lo antes posible a quienes más la necesitan”, dijo el secretario del HHS, Alex Azar, en un comunicado.

“Nuestra asociación público-privada sin precedentes con CVS y Walgreens proporcionará una vacunación conveniente y gratuita a los residentes de hogares para ancianos en todo Estados Unidos, otro logro histórico en nuestros esfuerzos por obtener una vacuna segura y eficaz para los estadounidenses lo más rápido posible”.

El presidente Donald Trump habla sobre la protección de las personas mayores de Estados Unidos, en el Anfiteatro y Centro de Convenciones Caloosa Sound en Fort Myers, Florida, el 16 de octubre de 2020. (Brendan Smialowski/AFP a través de Getty Images)

El COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

La enfermedad afecta principalmente a los ancianos y a los pacientes vulnerables (inmunocomprometidos).

Casi una de cada tres personas que murieron a causa del COVID-19 entre el 1 de mayo y el 31 de agosto tenía 85 años o más, según los datos publicados el viernes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). El otro 41,7 por ciento tenía entre 65 y 84 años.

El director de los CDC, el Dr. Robert Redfield, calificó la asociación con CVS y Walgreens como histórica y dijo que “realmente ayudará a las jurisdicciones a resolver un obstáculo logístico y reducirá la carga de distribuir, administrar y notificar la vacunación contra el COVID-19 tanto para los estados como para los centros de atención a largo plazo”.

El programa será gratuito para las instalaciones y estará disponible para los residentes en todos los entornos de atención a largo plazo, incluidos los centros de enfermería especializada, los hogares para ancianos, los centros de vida asistida, los hogares de atención residencial y los hogares familiares para adultos.

Cualquier miembro del personal de las instalaciones podrá recibir la vacuna en su lugar de trabajo, siempre que no la haya recibido en ese momento de otro lugar.

El HHS dijo que estaba utilizando “múltiples autoridades” para pagar el programa.

CVS y Walgreens tienen la tarea de programar y coordinar las citas clínicas en el lugar. Se espera que la mayoría de las instalaciones necesiten tres visitas en total durante aproximadamente dos meses.

“Estamos orgullosos de cómo nuestros farmacéuticos han continuado sirviendo a nuestros pacientes y esperamos aprovechar nuestra presencia en todo el país, nuestra presencia en la comunidad y nuestra experiencia farmacéutica para ayudar a administrar las vacunas contra el COVID-19, una vez que estén disponibles”, dijo John Standley, presidente de Walgreens, en una declaración.

“CVS Health ha estado en la primera línea de la lucha contra el COVID-19, trabajando en todo el espectro de la atención médica en todas las comunidades a las que servimos y ese seguirá siendo el caso cuando tengamos una vacuna para dispensar”, agregó Troy Brennan, jefe médico oficial de CVS Health.

Trump anunció la asociación a una audiencia en Caloosa Sound Convention Center & Amphitheatre en Fort Myers, Florida.

“Una vez que tengas esa vacuna, pueden abrir las puertas y decir ‘aquí estoy’”, dijo Trump.

Los 54 millones de adultos mayores de Estados Unidos “han soportado la carga más pesada del virus de China”, incluidos meses de aislamiento y perdiéndose de eventos de la vida diaria como servicios religiosos y bodas, agregó el presidente, diciendo que su mensaje era de confianza, optimismo y esperanza y que el sacrificio de los mayores no será en vano.

“Las personas mayores serán las primeras en la fila para recibir la vacuna y pronto terminaremos con esta pandemia”, dijo el mandatario.

Trump, de 74 años, acaba de recuperarse de una terrible experiencia debido al COVID-19. El presidente dijo que el desarrollo de tratamientos contra el COVID-19 ha provocado la reducción de la tasa de mortalidad.

“Bueno, estoy aquí, se lo diré”, dijo, sonriendo, provocando una larga ronda de aplausos y cánticos de “cuatro años más”.

Zachary Stieber – La Gran Época