Giuliani detalla las medidas que adoptó para autenticar el material sobre Hunter Biden

El abogado del presidente Donald Trump y exalcalde de la ciudad de Nueva York, Rudy Giuliani, habla con los periodistas a las afueras de la Casa Blanca en Washington el 1 de julio de 2020. (Chip Somodevilla/Getty Images)

El exalcalde de la ciudad de Nueva York Rudy Giuliani dice que pasó tres semanas autenticando los materiales de una copia de un disco duro que presuntamente perteneció a Hunter Biden, el hijo del candidato presidencial demócrata Joe Biden.

El contenido del disco es el protagonista de una serie de artículos polémicos del New York Post que permiten ahondar más en los tratos de Hunter Biden con China y Ucrania.

Giuliani, el abogado personal del presidente Donald Trump, le dijo a The Epoch Times que él y su abogado, Robert Costello, cotejaron algunas de las notas escritas en el disco con muestras de la letra de Hunter Biden, compararon detalles sobre reuniones no reveladas con información confidencial que ya habían obtenido de otras fuentes, y verificaron las direcciones de correo electrónico en el tesoro de datos, entre otros pasos. Giuliani dijo que el disco contiene aproximadamente 800 de las fotos personales de Hunter Biden, entre ellas algunas que, según Giuliani, muestran actos ilegales. The Epoch Times no pudo verificar de forma independiente la afirmación ya que Giuliani se negó a proporcionar una copia de los archivos.

Costello presuntamente recibió una copia del disco duro en agosto del propietario de un taller de reparación de Macs en Wilmington, Delaware, y se la entregó a Giuliani hace tres semanas, según el exalcalde. El exjefe de estrategia de Trump, Stephen Bannon, negoció un acuerdo exclusivo con el Post y Giuliani entregó una copia del disco al periódico el 10 de octubre. El Post realizó su propio esfuerzo de autenticación, dijo Giuliani.

El acuerdo exclusivo con el Post le dio al periódico una ventaja en la cobertura del material, pero permite que Giuliani eventualmente comience a divulgar el material a otros medios, dijo el exalcalde.

Junto con la copia del disco, el propietario del taller de reparación de Macs le dio a Costello un recibo con fecha del 12 de abril de 2019, que supuestamente generó el día en que Hunter Biden dejó una laptop dañada por el agua y solicitó que se recuperaran los datos. Luego de que Biden no pudiera recoger la laptop durante 90 días y el propietario de la tienda, John Paul Mac Isaac, no pudiera comunicarse con él, Mac Isaac tomó posesión de la laptop y revisó su contenido. Mac Isaac también le dio a Costello una copia de una supuesta citación para la laptop, con fecha del 9 de diciembre de 2019, que el FBI presuntamente usó para confiscar la laptop el mismo mes.

Un FBI y la Fiscalía Federal del Distrito de Delaware se negaron a confirmar la autenticidad de la citación. El abogado de Hunter Biden no respondió a una solicitud de comentarios. Mac Isaac no respondió a una solicitud de entrevista.

A pesar de estar convencido de la autenticidad del contenido del disco, Giuliani no descartó la posibilidad, en caso de que “el dueño de la tienda estuviera mintiendo”, de que la laptop pudiera haber sido traída por alguien que no fuera Hunter Biden.

Según un audio publicado por The Daily Beast, Mac Isaac dijo que un problema médico le impidió reconocer a la persona que trajo la laptop. El dueño también ofreció relatos diferentes sobre lo que sucedió con la laptop y eludió preguntas sobre la línea de tiempo de los eventos. Hubo un intervalo de cinco meses entre que Mac Isaac tomó posesión de la laptop y se la entregó al FBI; y una brecha de ocho meses entre la entrega al FBI y el primer contacto con el abogado de Giuliani.

La primera historia del Post sobre Hunter Biden se convirtió rápidamente en el artículo más popular del sitio web del periódico y, luego de que Twitter y Facebook tomaran medidas sin precedentes para evitar que las personas compartieran el artículo, se convirtió en el centro de atención nacional cuando figuras prominentes expresaron su indignación por la aparente censura antes de las elecciones. El artículo describía los supuestos correos electrónicos de Hunter Biden que sugerían que a fines de marzo o abril de 2016 presentó a su padre, Joe Biden, quien era el vicepresidente en ese momento, a un alto ejecutivo de la empresa de gas ucraniana Burisma. En ese momento, Hunter Biden ocupaba un puesto remunerado en la junta directiva de Burisma.

“Estimado Hunter, gracias por invitarme a DC y darme la oportunidad de conocer a tu padre y pasar [sic] un tiempo juntos. Es realmente [sic] un honor y un placer”, dice el supuesto correo electrónico.

El ejecutivo, Vadym Pozharskyi, estuvo en Washington poco antes de que se enviara el presunto correo electrónico del 17 de abril de 2015, según un itinerario publicado por el Comité de Seguridad Nacional del Senado. La campaña de Biden le dijo a Politico que no hay un registro formal de una reunión, pero no descartó que Biden y Pozharskyi se reunieran de manera informal.

El trabajo de Hunter Biden para Burisma llamó la atención durante el proceso de impeachment contra Trump en 2019, el cual surgió por una llamada entre el presidente de Estados Unidos y el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky. En la llamada, Trump le pidió a Zelensky que investigara el despido del principal fiscal de Ucrania, Victor Shokin. Joe Biden ha sido grabado públicamente presumiendo de forzar la destitución de Shokin al amenazar con retener mil millones de dólares en garantías de préstamos estadounidenses a Ucrania. En una declaración jurada, Shokin dijo que fue despedido debido a la presión de Biden porque estaba investigando a Burisma.

El 15 de octubre, el día después del primer artículo sobre los supuestos correos electrónicos de Ucrania, el Post publicó un artículo que detallaba los supuestos correos electrónicos entre Hunter Biden y sus asociados sobre una empresa que involucraba a una empresa de energía china desaparecida desde entonces. Uno de los supuestos correos electrónicos, con fecha del 13 de mayo de 2017, enumera un posible puesto para Biden como “Presidente/Vicepresidente dependiendo del acuerdo con CEFC”, un acrónimo que hace referencia al antiguo conglomerado CEFC China Energy Co., con sede en Shanghai. El supuesto correo electrónico, titulado “Expectativas”, también enumera lo que parece ser un desglose de participaciones propuesto entre Biden, sus asociados, y una participación en poder de Hunter Biden para “el grandulón”.

En otro presunto correo electrónico con fecha del 2 de agosto de 2017, Hunter Biden describe un acuerdo de USD 30 millones que negoció con Ye Jianming, EL entonces presidente de CEFC que desde entonces desapareció en China. Ye saltó rápidamente a la fama en China y en el extranjero en los años previos a 2017, pero sus perspectivas se derrumbaron en 2018 LUEGO de que las autoridades estadounidenses acusarAn a su empresa y a sus asociados de sobornar a funcionarios africanos de alto nivel. La CEFC se declaró en quiebra a principios de este año.

El Post también publicó una supuesta carta de compromiso de abogado entre Hunter Biden y Patrick Ho, uno de los principales lugartenientes de Ye. Biden iba a recibir USD 1 millón por “asesoría en asuntos relacionados con la ley estadounidense y asesoramiento relacionado con la contratación y el análisis legal de cualquier bufete de abogados o abogado estadounidense”, afirma la supuesta carta. Posteriormente, Ho cumplió una condena de tres años como parte de un caso de soborno en África y fue deportado a Hong Kong. Hunter Biden le dijo a The New Yorker que accedió a representar a Ho luego de que Ye le dijera que le preocupaba que “las fuerzas del orden de Estados Unidos estuvieran investigando” a Ho.

Ivan Pentchoukov – La Gran Época

Con información del reportero de The Epoch Times, Zachary Stieber.