Facebook prohíbe los anuncios que mencionen el fraude electoral o que “deslegitimen una elección”

Mark Zuckerberg, fundador y director ejecutivo de Facebook.

Facebook anunció el miércoles que está prohibiendo los anuncios que mencionan el fraude electoral o que socavan las elecciones.

Entre los anuncios que no serán permitidos, la compañía dijo en una declaración política, están aquellos que “deslegitiman una elección y/o resultado como fraudulento o corrupto porque el resultado no puede ser determinado en el día final de la votación y/o antes de que las boletas recibidas después del día final de la votación sean legalmente contadas”.

Los moderadores de Facebook también eliminarán o no aceptarán anuncios “que afirmen que el fraude electoral (como la suplantación de la identidad del votante, la votación duplicada o la votación de personas no elegibles) es generalizado y/o altera el resultado de las elecciones y/o da lugar a una elección fraudulenta o corrupta”, añadió el gigante de la tecnología con sede en California.

Los nuevos detalles proporcionaron mayor claridad sobre las restricciones previamente anunciadas, dijo el miércoles Rob Learthern, funcionario de la compañía. Las prohibiciones de anuncios son una de las acciones que Facebook está llevando a cabo mientras la compañía busca influir en las próximas elecciones.

Un logo de Facebook en Bruselas el 14 de febrero de 2020. (Kenzo Tribouillard/AFP vía Getty Images)

El CEO Mark Zuckerberg anunció a principios de este mes que su compañía se movería para eliminar las afirmaciones de que las condiciones de la votación eran falsas, y prohibiría todos los anuncios políticos durante los siete días previos a las elecciones del 3 de noviembre.

En una declaración enviada a The Epoch Times en el momento del anuncio de Zuckerberg, Samantha Zager, la secretaria de prensa nacional de la campaña del presidente Donald Trump, dijo: “En los últimos siete días de la elección más importante de nuestra historia, se prohibirá al presidente Trump defenderse en la plataforma más grande de Estados Unidos”.

“Cuando millones de votantes tomen sus decisiones, el presidente será silenciado por la mafia del Silicon Valley, que al mismo tiempo permitirá que los medios de comunicación corporativos publiquen sus anuncios sesgados para influir en los votantes de los estados clave”, añadió.

La campaña del candidato presidencial demócrata Joe Biden no respondió a una solicitud de comentarios.

La política más detallada también dice que Facebook prohibirá los anuncios “que deslegitimen cualquier método o proceso legal de votación o de tabulación de votos (incluyendo la votación en persona en papel o en máquinas, el voto en ausencia, el voto por correo y la recolección legal de votos) como ilegal, inherentemente fraudulento o corrupto, o que resulte en una administración o resultado electoral fraudulento o corrupto”.

Tampoco se permitirán los anuncios que “afirmen que la fecha de la elección o el mecanismo para elegir al Presidente puede cambiarse en formas no permitidas por la Constitución o la ley federal”, los anuncios “que sean incoherentes con las autoridades sanitarias en cuanto al voto seguro” y los anuncios “con afirmaciones prematuras de victoria electoral”, dijo la compañía.

Facebook está aplicando la nueva política tanto en Facebook como en Instagram, de la que es propietaria.

Las nuevas políticas de Facebook llegan en el momento en que la administración Trump se mueve para tratar de frenar las protecciones de responsabilidad para esta y otras plataformas de redes sociales que se han beneficiado de una ley de 1996 que en gran medida los protege de ser demandados por el contenido publicado por sus usuarios.

Zachary Stieber – La Gran Época