El grupo terrorista Antifa vuelve a sembrar el caos y asesina a otro simpatizante del presidente Donald Trump

Manifestantes del grupo anarquista Antifa.

A 19 días de una de las elecciones presidenciales más importantes en la historia de los Estados Unidos, el clima social se tensa cada vez más y se incrementa la persecución a los votantes del presidente Donald Trump.

Esta vez, en la ciudad de Denver, ubicada en el Estado de Colorado, un militante del grupo terrorista de izquierda Antifa asesinó a un votante de Trump que estaba asistiendo a una manifestación en apoyo al Presidente. La victima fue identificada como Lee Keltner, un veterano de las fuerzas armadas estadounidenses de 49 años de edad.

Keltner había asistido junto a su hijo a una movilización en apoyo al presidente Donald Trump y a las fuerzas policiales de país, celebrada en el centro de la ciudad de Denver. La concentración se estaba realizando de manera pacífica, hasta que una columna del grupo Antifa y el movimiento Black Lives Matter se hizo presente para atemorizar a los concurrentes.

El momento concreto del asesinato se logró captar en vivo gracias a las personas que se encontraban en el lugar al momento que sucedió el crimen. En los videos se puede observar como Keltner se encontraba en un altercado verbal con un miembro de Antifa, cuando un hombre de contextura mediana, posteriormente identificado como Matthew Doloff de 30 años de edad, interviene en la discusión desenfundando una pistola y ejecutando a quemarropa a Keltner.

Keltner no logró sobrevivir a las heridas de bala y murió a los pocos minutos en el lugar. El asesino, por su parte, fue detenido inmediatamente por la policia y acusado de asesinato en primer grado y puede llegar a ser condenado a la pena de prisión perpetua.

Sin embargo, mientras más se indaga sobre el caso, más responsabilidades y culpabilidades en el asesinato se desprenden.

Doloff no había asistido a la contra-protesta organizada por Black Lives Matter y Antifa como un militante, sino como un guardia de seguridad de los periodistas de la cadena local de noticias 9News Colorado, quienes se encontraban cubriendo la marcha.

Más tarde, y ya cuando esta información se viralizó por redes sociales, la cadena de noticias local lanzó un comunicado asegurando que contrató a Doloff mediante una empresa de seguridad que se encarga de brindar estos servicios. Esta información, que ya fue desmentida por la misma compañia de seguridad, resulta además una mentira: Doloff no posee ni siquiera una licencia de guardia de seguridad ni se desempeñaba en ningún rubro relacionado a la seguridad, de acuerdo a información oficial recolectada por CBSDenver.

Doloff militaba activamente en otros grupos anarquistas de izquierda con antecedentes violentos, y en sus publicaciones en la red social Facebook, llamaba a ejercer violencia contra los votantes de Trump. Aún así, 9News Colorado lo contrató como un supuesto guardia de seguridad para proteger a sus trabajadores. La responsabilidad y complicidad del medio periodístico en el asesinato de Keltner es evidente.

Mientras que cada vez es más claro que la cadena de noticias y sus periodistas deben responder por su complicidad ante las autoridades, la Policia de Denver, tan solo 2 horas después del hecho, descartó presentar cargos contra la cadena de noticias. Además, en lo que parece un burdo intento de encubrimiento, aseguró que el crimen «tampoco posee relación con Antifa», pese a las publicaciones en redes sociales del ahora detenido Doloff y su historial militante.

Los restantes miembros de la columna terrorista que asistieron a la contra-protesta para sembrar el caos en plena ciudad de Denver celebraron, como si hubiesen cumplido su cometido, la muerte del Keltner y consagraron a Doloff como un «heroe del antifascismo». Así lo muestra un video posterior al accidente subido por un periodista local en el lugar de los hechos.

Cabe destacar que hace menos de 2 meses, simpatizantes de Trump de la ciudad de Portland también tuvieron que lamentar la muerte de uno de sus compañeros. En circunstancias similares, Aaron «Jay» Danielson, de 39 años, también fue asesinado a sangre fría por un miembro de Antifa luego de haber asistido a una caravana a favor del Presidente.

Lamentablemente, la violencia por parte de los grupos de izquierda se está volviendo un hecho que hay que lamentar cada vez más seguido, especialmente en las grandes ciudades gobernadas por el Partido Demócrata. Mientras los grandes medios de comunicación están enfocados en impulsar su falsa narrativa y tratan al Presidente Trump como «un instigador del supremacismo blanco», los votantes republicanos continúan sufriendo una creciente persecución política que se recrudece día tras día.

Alerta Digital