El gobernador de Nueva York intenta culpar a Trump por los ancianos que murieron por el virus PCCh en los geriátricos de su estado

FOTO DE ARCHIVO: El Gobernador de Nueva York Andrew Cuomo habla durante una sesión informativa diaria tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en Manhattan, en la ciudad de Nueva York, EE.UU., el 13 de julio de 2020. REUTERS/Mike Segar/Archivo Foto.

Redacción BLes- El gobernador Andrew Cuomo del estado de Nueva York, publicó recientemente su libro “American Crisis: Lecciones de liderazgo durante la pandemia del COVID-19” en el cual intenta desviar la culpa de las malas decisiones que tomó durante la pandemia del virus PCCh y por las cuales murieron miles de ancianos en los geriátricos del estado, reportó el New York Post.

El 25 de marzo, junto con el departamento de salud del estado, Cuomo ordenó que los geriátricos no podían rechazar a los ancianos que eran dados de alta de los hospitales por virus PCCh y también prohibió que se hicieran testeos sobre estos pacientes.

El New York Post y los republicanos criticaron duramente la medida que no cumplía con el sentido común de proteger a la población más vulnerables ante el virus y, el 10 de mayo Cuomo decidió, aunque ya demasiado tarde, volver para atrás con esta.

Cuomo se quejó en su libro: “El 25 de abril, el columnista conservador Michael Goodwin publicó un artículo en el New York Post… dirigido a Nueva York con el titular ‘El Estado careció de sentido común en el enfoque del coronavirus de los geriátricos’. Fue una estrategia orquestada y una actuación de Fox News.”

Como resultado de la orden, los contagios se multiplicaron y en una población reconocida por ser de alto riesgo murieron a la fecha 6.700 ancianos (oficialmente) en los geriátricos de Nueva York, aunque un análisis independiente de Associated Press coloca esa cifra arriba de los 10.000 al incluir los pacientes que murieron en los hospitales y contando las camas vacías de los asilos.

“A principios de la primavera, los republicanos necesitaban un ataque para distraer de la narrativa de su fallida respuesta federal – y la necesitaban mucho”, escribió Cuomo. “Así que decidieron atacar a los gobernadores demócratas y culparlos por los geriátricos.”

Debido a la sensibilidad del tema, el caso cobró notoriedad y a finales de agosto, el Departamento de Justicia abrió una investigación por las muertes en los geriátricos de cuatro estados demócratas: Nueva York, Pensilvania, Nueva Jersey y Michigan.

“No fui sólo yo. Phil Murphy en Nueva Jersey, Gretchen Whitmer en Michigan, Gavin Newsom en California y Tom Wolf en Pensilvania estaban en la mira de los republicanos por los asilos. Como los estados con más muertes eran de demócratas, las fuerzas de Trump nos vieron como un blanco fácil,” argumentó el gobernador en su libro.

La respuesta del presidente Trump no se hizo esperar y volvió a usar su cuenta de Twitter para criticar al gobernador por no asumir la responsabilidad de lo sucedido:

“Cuomo evita responder sobre si fue un error o no enviar pacientes con COVID a los geriátricos. Fue un error. Él realmente lo arruinó. Podría haber enviado a la gente al Centro de Convenciones o al Buque Sanitario. ¡¡No tenía ni idea!!”

El estado de Nueva York fue el más golpeado por el virus PCCh y a pesar de haber aplicado una cuarentena estricta, tuvo más de 30.000 muertes. Un tercio de esas muertes corresponden a los ancianos que murieron en los geriátricos.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes