EEUU afirma que Irán y Rusia obtuvieron datos de electores registrados

Los votantes esperan en línea para emitir sus primeras boletas en el Departamento de Elecciones del Condado de Miami-Dade en Miami, Florida el 19 de octubre de 2020. Eva Marie UZCATEGUI / AFP.

El Departamento de Seguridad Nacional llamó a los votantes a no dejarse engañar “por afirmaciones sensacionalistas y no verificadas”, y les recordó que el secreto del voto está garantizado.

WASHINGTON – Rusia e Irán obtuvieron información del registro de votantes en Estados Unidos y han actuado para influir en la opinión del público antes de las elecciones del 3 de noviembre, anunció el miércoles el director de Inteligencia, John Ratcliffe.

Ratcliffe dijo que Irán, específicamente, envió correos electrónicos a los estadounidenses “diseñados para intimidar a los votantes, incitar a la agitación social y dañar al presidente Donald Trump”.

Añadió que Irán también distribuyó un video que hace creer a la gente que es posible enviar boletas electorales fraudulentas, incluso desde fuera de Estados Unidos.

Ratcliffe dijo que Irán y Rusia buscan utilizar la información obtenida “para comunicar información falsa a los votantes registrados con la esperanza de causar confusión, sembrar el caos y socavar la confianza en la democracia estadounidense”.

“Estas acciones son esfuerzos desesperados de adversarios desesperados”, agregó Ratcliffe.

Este anuncio se produjo después de que votantes demócratas registrados informaran haber recibido correos electrónicos amenazantes en nombre del grupo Proud Boys.

Los correos decían: “Sabremos por cuál candidato votaste. Yo en tu lugar me tomaría esto seriamente”.

Se dirigían a sus destinatarios por su nombre y les indicaban su dirección postal.

El director de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI), Christopher Wray, aseguró que el sistema electoral sigue siendo seguro y “resistente”.

“Tengan la seguridad de que estamos preparados para la posibilidad de acciones de quienes son hostiles a la democracia”, dijo Ratcliffe.

Por otro lado, Una compañía anónima habría hecho un mapa virtual que sirve para localizar las direcciones de quienes contribuyen a la campaña de Trump, para tenerlos ubicados geográficamente. La página se llama Donald Trump Watch, y se encuentra en la dirección electrónica https://donaldtrump.watch/

Según ha informado la oficina de campaña del presidente Trump sobre los propietarios del sitio web, “es una compañía llamada PUBLIC SERVICE MEDIA GROUP, INC”. Se ha sabido también que la compañía “está registrada anónimamente en Delaware” y se desconoce quiénes son los dueños.

Aún no se conoce el propósito ni el trasfondo de esta compañía.

Correos electrónicos “amenazantes”

Votantes demócratas en al menos cuatro estados disputados, incluyendo Florida y Pensilvania, recibieron correos electrónicos amenazadores, que decían falsamente ser del grupo de ultraderecha Proud Boys, en los que les decían “vendremos por ti” si los receptores no votaban por el presidente Donald Trump.

La operación de intimidación de los votantes utilizó al parecer direcciones de correo electrónico obtenidas de listas de registros de votantes de los estados, que incluyen afiliación partidista y pueden incluir direcciones de correo electrónico. Los remitentes dijeron que sabrían por cuál candidato la persona votaba en la elección del 3 de noviembre, para la cual han comenzado las votaciones adelantadas.

Funcionarios federales han estado advirtiendo desde hace tiempo sobre la posibilidad de ese tipo de operación, pues esas listas de registros no son difíciles de conseguir.

“Esos correos electrónicos buscan intimidar y minar la confianza de los votantes estadounidenses en nuestras elecciones”, dijo Christopher Krebs, máximo funcionario de seguridad electoral del Departamento de Seguridad Nacional, en un tuit el martes por la noche tras conocerse los reportes de los correos electrónicos.

Llamó a los votantes a no dejarse engañar “por afirmaciones sensacionalistas y no verificadas”, y les recordó que el secreto del voto está garantizado en todos los estados.

Un portavoz del FBI no respondió de momento una llamada para pedir comentario.

A una pregunta sobre los correos durante un foro por internet, la secretaria de Estado de Pensilvania Kathy Boockvar dijo que no tenía información específica. “Estoy al tanto de que fueron enviados a votantes en múltiples estados disputados y estamos trabajando estrechamente con el fiscal general en esos y otros asuntos”, manifestó.

Los correos fueron enviados por un grupo — de identidad desconocida — que dedicó tiempo y esfuerzo considerables para identificar servidores vulnerables en países como Estonia, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos para tomar control de ellos y enviar los correos electrónicos, dijo el experto en seguridad John Scott-Railton, que examinó decenas de los mensajes. Votantes en Arizona y Alaska también recibieron los correos, añadió.

Un votante en Florida proveyó uno de los correos a The Associated Press.

Scott-Railton, del proyecto de derechos civiles en internet para Citizen Lab en la Universidad de Toronto, dijo que la dirección de correo electrónico de los Proud Boys colocada en la sección de remitente fue una etiqueta de conveniencia. La verdadera dirección de origen — no visible inmediatamente, pero listada en encabezamientos — eran los servidores pirateados. El correo revisado por la AP tenía una dirección de un negocio en Estonia.

Y aunque la operación no fue muy sofisticada, puede que haya sido respaldada por un Estado-nación. Hay casos documentados en los que agentes rusos han enviado correo amenazador, incluso a cónyuges de militares estadounidenses. Ucrania también ha sido golpeada por correos electrónicos falsos que se sospecha son obra del Kremlin.

Diario Las Américas (Con información de AFP y AP)