Departamento de Justicia presenta demanda antimonopolio contra Google y recibe elogios bipartidistas

William Barr, fiscal general de EEUU.

Google refuta la demanda, dice que es “totalmente equivocada”

Los legisladores de la Cámara de Representantes y del Senado elogiaron una demanda del Departamento de Justicia (DOJ) contra Google por las acusaciones de que el gigante de la tecnología usó su poder para preservar su monopolio.

“La demanda de hoy es el caso antimonopolio más importante en una generación”, dijo el senador Josh Hawley (R-Mo.) en una declaración después de la presentación. “Google y sus compañeros monopolistas de las Big Tech ejercen un poder sin precedentes sobre las vidas de los estadounidenses ordinarios, controlando todo, desde las noticias que leemos hasta la seguridad de nuestra información más personal. Y Google en particular ha reunido y mantenido ese poder a través de medios ilegales”.

La demanda obtuvo apoyo bipartidista. El presidente del Subcomité Antimonopolio de la Cámara de Representantes, David N. Cicilline (D-R.I.), dijo en una declaración que la demanda estaba “muy atrasada”.

“La investigación del Subcomité descubrió amplias pruebas que demuestran que Google mantuvo y amplió su monopolio para perjudicar la competencia”, dijo en una declaración. “Es fundamental que la demanda del Departamento de Justicia se centre en el monopolio de Google sobre la búsqueda y la publicidad en las búsquedas, y que también se centre en las prácticas comerciales anticompetitivas que Google utiliza para aprovechar este monopolio en otras áreas, como mapas, navegadores, vídeos y asistentes de voz”.

Cicilline dijo a principios de octubre en un subcomité antimonopolio de la Cámara de Representantes que Facebook, Google, Amazon y Apple ejercen el poder del monopolio.

“El problema es el modelo de negocio de Google”, dijo. “Google evolucionó de ser un torniquete para el resto de la web a un muro que mantiene cada vez más a los usuarios en la mira”.

La demanda, presentada en un tribunal federal de Washington, afirma que Google, una subsidiaria de Alphabet Inc., trató de mantener su condición de guardián de internet usando una serie de negocios entrelazados para excluir a los competidores, asegurándose así un monopolio. El Departamento de Justicia afirmó que la empresa de Silicon Valley utiliza miles de millones de dólares de sus propios anuncios para pagar a las empresas de transporte, los navegadores, las compañías telefónicas y otras entidades para mantener a Google como motor de búsqueda predeterminado.

Vista del logotipo de Google en la sede de su empresa en Nueva York (Estados Unidos). EFE/Justin Lane
Vista del logotipo de Google en la sede de su empresa en Nueva York (Estados Unidos). EFE/Justin Lane

“A falta de una orden judicial, Google seguirá ejecutando su estrategia anticompetitiva, paralizando el proceso competitivo, reduciendo las opciones de los consumidores y frenando la innovación. Google es ahora la puerta de entrada indiscutible a internet para miles de millones de usuarios en todo el mundo”, alegó la demanda del Departamento de Justicia, lo que tuvo consecuencias negativas para los anunciantes, los consumidores y las empresas novatas que “no pueden salir de la larga sombra de Google”.

Durante años, el DOJ argumentó que los consumidores estadounidenses tienen que “aceptar las políticas, las prácticas de privacidad y el uso de datos personales de Google”. Pero agregó: “Ha llegado el momento de detener la conducta anticompetitiva de Google y restaurar la competencia”.

Un portavoz de Google dijo a Fox News que la demanda es injustificada.

“La demanda de hoy del Departamento de Justicia es totalmente equivocada. La gente usa Google porque decide hacerlo—no porque se vea obligada a hacerlo o porque no pueda encontrar alternativas”, dijo el portavoz. “Daremos una declaración más completa esta mañana”.

La demanda sostuvo además que los acuerdos y la supuesta conducta monopolística de Google han “representado casi el 90 por ciento de todas las consultas de motores de búsqueda general en Estados Unidos, así como casi el 95 por ciento de las consultas en dispositivos móviles”.

Jack Phillips – La Gran Época