Congreso interrogará a los CEO de Facebook y Twitter en medio de las preocupaciones por la censura

Facebook CEO Mark Zuckerberg • Twitter CEO Jack Dorsey.

Los gigantes de la tecnología deben rendir cuentas por las potenciales prácticas de censura, dicen republicanos del Comité Judicial del Senado que recientemente votaron para que se citara a los directores ejecutivos de Twitter y Facebook.

El panel votó 12-0 el 22 de octubre para exigir el testimonio del CEO de Twitter, Jack Dorsey, y del CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, en medio de un boicot por parte de los demócratas que protestaban por la votación anticipada del comité para avanzar en la nominación de la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema.

Los republicanos quieren cuestionar cómo las empresas manejaron un artículo del New York Post del 14 de octubre sobre los negocios de Hunter Biden, el hijo del nominado presidencial demócrata Joe Biden. Los conservadores han acusado durante mucho tiempo a las grandes empresas tecnológicas de censurar el discurso político, especialmente de la derecha.

Tres senadores republicanos del comité judicial le dijeron a The Epoch Times que estas empresas deben hacerse responsables de sus acciones. De acuerdo con el Senador Mike Lee (R-Utah), el momento de dar respuestas es ahora.

“Las grandes compañías de tecnología como Google, Twitter y Facebook rutinariamente silencian las voces conservadoras en su plataforma mientras permiten a la izquierda difundir mentiras y desinformación”, dijo Lee a The Epoch Times en una declaración.

“Esta hipocresía no es sostenible y haremos que estas empresas rindan cuentas”, añadió.

Los demócratas y las grandes empresas de tecnología han negado repetidamente la existencia de tal supresión selectiva.

Un portavoz de Facebook se negó a hacer comentarios para este artículo. Un portavoz de Twitter no respondió inmediatamente.

El senador Ted Cruz (R-Texas) dijo a The Epoch Times que desde que el Post fue censurado por primera vez ha estado buscando respuestas de Dorsey y Zuckerberg sobre “por qué están suprimiendo la libertad de expresión y censurando la prensa antes del día de las elecciones”.

Cruz dijo que el Comité Judicial del Senado votó unánimemente a favor de citarlos a ambos para escucharlos “decir al pueblo estadounidense por qué están tratando de robar la elección”.

“Estos multimillonarios de Silicon Valley actúan como secuaces complacientes de los demócratas, y tienen más poder del que William Randolph Hearst en el apogeo del periodismo amarillo podría haber imaginado”, añadió Cruz. “El pueblo estadounidense merece respuestas”.

El panel anunció el 23 de octubre que Dorsey y Zuckerberg aceptaron presentarse voluntariamente en una audiencia el 17 de noviembre. La pareja ya estaba programada para testificar ante el Comité de Comercio del Senado el 28 de octubre sobre sus políticas de moderación de contenidos.

La senadora Marsha Blackburn (R-Tenn) dijo que el poder que tienen estas compañías no tiene precedentes.

“Alguien que trabaja para una compañía privada tomó una decisión unilateral para impedir que los estadounidenses leyeran ese artículo. A ellos no les gustó”, dijo Blackburn a The Epoch Times en una declaración.

“Dijeron: ‘Tengo el poder para detenerlo, y porque tengo ese poder, voy a detenerlo’”, agregó.

No solo los políticos se preocupan por la censura en las plataformas de redes sociales. Aproximadamente tres cuartas partes de los adultos estadounidenses dicen que es “muy probable” o “algo probable” que los sitios de redes sociales “censuren intencionalmente los puntos de vista políticos que encuentran objetables”, según una encuesta realizada en agosto por el Centro de Investigación Pew.

Aunque la gente de todo el espectro político cree que la censura está teniendo lugar, la creencia es particularmente fuerte entre los republicanos, dijo el Centro.

En Twitter, el primer artículo del Post sobre Hunter Biden no pudo ser compartido porque la URL estaba bloqueada por la plataforma. Twitter tampoco ha desbloqueado la cuenta de Twitter del Post, con un portavoz diciéndoles que tendrían que borrar los tuits de Hunter Biden para “recuperar el acceso“.

El portavoz de Facebook, Andy Stone, mientras tanto, dijo en una publicación que la historia era “elegible para ser revisada” y que están “reduciendo su distribución” en su plataforma.

Tony Bobulinski, un exsocio de Hunter Biden, confirmó que fue uno de los destinatarios del correo electrónico publicado la semana pasada por el Post, que detalla los paquetes de pago propuestos y las acciones de capital en una empresa de Biden con un conglomerado de energía chino, que ya ha desaparecido.

Bobulinski le dijo a The Epoch Times en un correo electrónico que el acuerdo esbozado en el mensaje se refería a una asociación entre la empresa energética china CEFC y la familia Biden.

El “hombre importante” en el correo electrónico era una referencia a Joe Biden, dijo.

La procedencia de los correos electrónicos publicados por el Post ha sido objeto de una acalorada disputa, que se magnificó por su proximidad a las elecciones presidenciales.

Cuando el reportero de CBS News, Bo Erickson, preguntó a Biden por su respuesta a la historia del Post, él respondió: “Sabia que lo preguntarías. No tengo respuesta, es otra campaña de desprestigio, justo en tu terreno, esas son las preguntas que siempre haces”.

Durante una conferencia de prensa el 22 de octubre, Bobulinski dijo que se reunió con Biden en mayo de 2017 y pasó una hora discutiendo un acuerdo sobre un conglomerado de energía chino y la historia de la familia Biden.

La campaña de Biden respondió después de la conferencia.

“Como dijo Chris Wallace al aire sobre esta misma difamación: ‘El vicepresidente Biden ha publicado sus declaraciones de impuestos —a diferencia del presidente Trump— y no hay indicios de que haya recibido dinero de nadie en estos acuerdos comerciales’”, dijo el portavoz de la campaña de Biden, Andrew Bates, en una declaración a Fox News.

Añadió que Biden “nunca ha considerado involucrarse en negocios con su familia, ni en ningún negocio en el extranjero en absoluto”, señalando que “nunca ha tenido acciones en ninguno de esos acuerdos comerciales ni tampoco ningún miembro de la familia o cualquier otra persona ha tenido acciones en su nombre”.

Bowen Xiao – La Gran Época

Con información de Ivan Pentchoukov.