Barrett: “No estoy aquí con la misión de destruir la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio”

La jueza nominada a la Corte Suprema Amy Coney Barrett ante el Comité Judicial del Senado el segundo día de su audiencia de confirmación de la Corte Suprema en el Capitolio el 13 de octubre de 2020 en Washington, DC. (Sarah Silbiger-Pool/Getty Images)

Amy Coney Barrett, nominada a la Corte Suprema, dijo el martes que abordará los casos que involucren preguntas relacionadas con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), también conocida como Obamacare, sin prejuicios ni hostilidad.

Durante el segundo día de sus audiencias de confirmación, Barrett enfrentó repetidamente preguntas en cuanto a sus puntos de vista sobre la ACA debido a un artículo que escribió como profesora de derecho criticando el razonamiento del presidente del Tribunal Supremo John Roberts en el caso National Federation of Independent Business vs. Sebelius, el cual confirmó la ACA.

En ese artículo, Barrett argumentó que Roberts había “empujado la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio más allá de su significado plausible para salvar el estatuto”. La jueza dijo que si Roberts hubiera tratado el “mandato individual”, una disposición que imponía una sanción a quienes no tenían seguro médico, como se describe en la legislación, la ley habría sido invalidada.

“El presidente del Tribunal Supremo Roberts empujó la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio más allá de su significado plausible para salvar el estatuto. Él interpretó la sanción impuesta a quienes no tienen seguro médico como un impuesto, lo que le permitió mantener el estatuto como un ejercicio válido del poder impositivo”, escribió Barrett (pdf) en ese momento. “Si hubiera tratado el pago como lo hizo el estatuto, como una sanción, habría tenido que invalidar el estatuto por estar más allá del poder comercial del Congreso”.

En un intercambio con el senador Chris Coons (D-Del.), Barrett explicó que su escritura era una crítica académica, que ella dice que es un ejercicio diferente a la toma de decisiones judiciales. Ella dijo que en el artículo, estaba comentando lo que la mayoría había adoptado como su razonamiento y que no estaba “atacando al presidente del Tribunal Supremo Roberts ni impugnando su carácter ni nada por el estilo”.

“Fue una crítica académica. Quiero enfatizar, dada la línea de preguntas que está haciendo, que me presento hoy ante el comité diciendo que tengo la integridad para actuar de manera consistente con mi juramento y aplicar la ley como ley, abordar la ACA y cualquier otro estatuto sin prejuicios, y no he hecho ningún compromiso ni trato. Ninguna cosa por el estilo”, le dijo al senador.

“No estoy aquí con la misión de destruir la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Solo estoy aquí para aplicar la ley y cumplir con el estado de derecho”, agregó.

La jueza nominada a la Corte Suprema Amy Coney Barrett testifica ante el Comité Judicial del Senado en el segundo día de su audiencia de confirmación a la Corte Suprema en Capitol Hill en Washington, el 13 de octubre de 2020. (Kevin Dietsch-Pool/Getty Images)

Durante la audiencia, Barrett dijo a los senadores que la pregunta ante la Corte Suprema en el caso ACA en noviembre, citada como California vs. Texas, es diferente de lo que el tribunal había decidido previamente en NFIB vs. Sebelius y otro caso relacionado con ACA, de King vs. Burwell.

La jueza dijo que la cuestión ante el tribunal es si una disposición de la ACA, conocida como el mandato individual, que requería que las personas obtengan un seguro médico o paguen una multa fiscal, era separable del resto de la ley de cobertura médica luego de que el Congreso estableció la sanción a cero.

Al principio de la audiencia, ella dijo a los senadores que no tuvo conversaciones ni le hizo promesas al presidente Donald Trump ni a nadie sobre cómo fallaría en el caso de la ACA ni en ningún caso de la Corte Suprema.

“No he tenido conversaciones con el presidente ni con ningún miembro del personal sobre cómo podría fallar en ese caso”, le dijo Barrett al senador Patrick Leahy (D-Vt.).

Barrett hizo hincapié en que eso sería una “grave violación de la independencia judicial” contraer tal compromiso y que también constituiría una violación de la independencia del poder judicial que alguien nombrara un juez en el tribunal superior con el fin de “obtener un determinado resultado”.

Barrett también se negó a comprometerse a recusarse de casos relacionados con la ACA, diciendo que la recusación es un asunto legal que se rige por el estatuto y los precedentes federales, los cuales cumpliría.

Los demócratas del Senado, que han expresado su oposición a la nominación de Barrett, están argumentando que la juez no dudaría en derogar la ley de salud característica del expresidente Barack Obama. A lo largo de la audiencia, señalaron que Trump y los republicanos están usando la corte para anular la ACA, lo cual, según afirman, resultaría en que muchos estadounidenses pierdan su seguro médico.

Asimismo, los demócratas afirman que Trump había nominado a juristas que llevarían a cabo su agenda para eliminar el Obamacare, el cual fue criticado por el mandatario. Trump ha dicho anteriormente en declaraciones que sus “nombramientos judiciales harán lo correcto a diferencia del designado por Bush, John Roberts sobre el ObamaCare”.

“La cobertura del seguro médico para millones de estadounidenses está en juego con esta nominación”, dijo Dianne Feinstein (D-Calif.), miembro de alto rango del Comité Judicial del Senado, durante su declaración de apertura el lunes.

“Si se confirma a la jueza Barrett, los estadounidenses pueden perder los beneficios que brinda la ACA”, agregó.

Janita Kan – La Gran Época