Trump presentará sus respetos a Ginsburg en la Corte Suprema

El ataúd de de la jueza Ruth Bader, Ginsburg, envuelto en una bandera, es llevado por oficiales de policía de la Corte Suprema. (Andrew Harnik-Pool/Getty Images)

El presidente Donald Trump presentará sus respetos a la fallecida jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg el jueves, anunció la Casa Blanca.

“El presidente presentará sus respetos a la fallecida jueza el jueves en la Corte Suprema de Estados Unidos donde reposará”, dijo Judd Deere, secretario de prensa adjunto, el 23 de septiembre.

Ginsburg, quien murió a los 87 años la semana pasada, reposará en el edificio de la corte en Washington desde el miércoles por la mañana hasta las 10 p.m. del jueves.

El cuerpo de Ginsburg será colocado afuera del recinto para que el público pueda presentar sus respetos con mayor seguridad en medio de la pandemia del COVID-19.

Trump dijo que se enteró de la muerte de la jueza cuando un reportero le preguntó sobre el tema después de un mitin en Minnesota el viernes por la noche.

“Me lo estás diciendo ahora por primera vez. Ella tuvo una vida increíble, ¿qué más se puede decir? Fue una mujer increíble, estés de acuerdo o no, fue una mujer increíble que llevó una vida increíble”, dijo el presidente.

“Estoy realmente triste de escuchar eso. Estoy triste de oír eso”, añadió después de una pausa.

Empleados de la justicia y otras personas se reúnen cerca del ataúd cubierto con una bandera de la fallecida jueza Ruth Bader Ginsburg en la Corte Suprema el 23 de septiembre de 2020. (Andrew Caballero-Reynolds/AFP vía Getty Images)
El presidente Donald Trump habla a los medios de comunicación al reaccionar ante la noticia de la muerte de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg en la pista del Aeropuerto Regional de Bemidji, Minnesota, el 18 de septiembre de 2020. (Brendan Smialowski/Getty Images)
La jueza de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg participa en la recepción anual del Mes de la Historia de la Mujer (Allison Shelley/Getty Images)

Ginsburg, la miembro de mayor antigüedad en la corte, luchó durante años contra sus problemas de salud, incluyendo cáncer y problemas de los huesos.

Ginsburg se negó a retirarse cuando los demócratas ocuparon la presidencia de 2009 a 2017, diciendo inicialmente que el presidente Barack Obama no podía nombrar a alguien como ella y más tarde señaló al Senado, que estaba en manos de los republicanos, como un probable obstáculo para que Obama escogiera a quien quisiera.

Los republicanos del Senado en 2016 se negaron a considerar al candidato de Obama para otra vacante, un puesto que finalmente fue para el candidato de Trump, Neil Gorsuch.

Ginsburg llamó a Trump un “farsante” antes de ser elegido, pero luego se disculpó. Dijo que quería servir en la corte hasta los 90 años.

El cuerpo de Ginsburg está programado para estar en el Capitolio de EE.UU. el viernes.

Un servicio funerario privado está programado para la próxima semana en el Cementerio Nacional de Arlington en Virginia, que limita con Washington.

Trump planea anunciar su elección para reemplazar a Ginsburg el sábado. Ha dicho que será una mujer.

Zachary Stieber – La Gran Época