Trump pide un juicio rápido para el sospechoso que disparó a 2 ayudantes del sheriff de Los Ángeles

El presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump abordan el Air Force One en la base conjunta Andrews (Maryland) el 11 de septiembre de 2020. (Brendan Smialowski/AFP a través de Getty Images)

El presidente Donald Trump pidió el domingo la pena de muerte para un sospechoso después de que éste tendiera una emboscada y disparara a dos ayudantes del sheriff del Condado de Los Ángeles en Compton, California.

“Si mueren, un juicio rápido con pena de muerte para el asesino. ¡La única manera de detener esto!”, escribió, refiriéndose a los dos ayudantes que recibieron disparos en la cabeza el sábado. El video muestra a un sospechoso acercándose a su vehículo antes de abrir fuego mientras estaban sentados dentro.

Más tarde, Trump criticó a su rival demócrata Joe Biden por ser débil en cuestiones relacionadas con el crimen.

“No es fuerte con la ley y el orden y todo el mundo lo sabe”, dijo Trump el domingo refiriéndose a Biden. “Cuando uno ve una escena como la de anoche en California donde dos policías —una mujer y un hombre— recibieron disparos a corta distancia”.

El presidente añadió: “Lo estamos buscando (…) y cuando encontremos a esa persona, tenemos que actuar mucho más rápido en los tribunales y tenemos que ser mucho más duros con la sentencia”.

Un puñado de manifestantes se reunieron fuera del hospital donde los ayudantes del sheriff heridos estaban siendo atendidos. Los manifestantes trataron de provocar a los agentes apostados afuera y en un momento dado impidieron que los agentes entraran a la sala de emergencias, dijo el obispo Juan Carlos Mendez, del grupo Churches in Action, a la cadena de televisión KABC.

Los aliados de Trump y del Partido Republicano han intentado con frecuencia mostrar a Biden y a los funcionarios electos demócratas como individuos débiles frente al crimen durante las protestas de Black Lives Matter y la ola de sentimiento antipolicial tras la muerte de George Floyd en mayo. Activistas de extrema izquierda y algunos políticos demócratas también han pedido que se eliminen o se supriman los departamentos de policía durante el verano. Biden ha dicho que no quiere desfinanciar los departamentos de policía.

“Aclaremos los hechos, no solo no quiero desfinanciar a la policía”, dijo Biden en agosto, “quiero añadir 300 millones de dólares a sus presupuestos locales para encargarnos de la policía comunitaria, para que la policía y las comunidades vuelvan a estar juntas de nuevo”.

Biden, por su parte, después de la emboscada a los ayudantes del sheriff, escribió en Twitter que se trata de unos “disparos a sangre fría” que son “inconcebibles y el autor debe ser llevado ante la justicia (…) la violencia de cualquier tipo está mal; los que la cometen deben ser capturados y castigados”.

Sin embargo, el 8 de julio, Biden dijo que redirigiría los fondos de la policía a sectores no relacionados con ella cuando le preguntaron sobre ello. “Sí, absolutamente”, respondió.

Trump, mientras tanto, se ha proclamado a sí mismo frecuentemente como el candidato de “la ley y el orden”.

Actualmente hay una recompensa de 100,000 dólares por información que lleve al arresto y condena del sospechoso.

La Gran Época (Con información de AP)