Por qué la recaudación de fondos para la defensa legal de Kyle Rittenhouse no debería ser controvertida

Kyle Rittenhouse Facebook-CNN.

GiveSendGo está organizando una campaña de recaudación de fondos en nombre de la defensa legal de Kyle Rittenhouse, después de que otros dos sitios de crowdfunding borraran los esfuerzos para la recaudación de fondos.

La semana pasada Kyle Rittenhouse fue detenido por la policía en su ciudad natal de Antioch, Illinois.

El joven de 17 años está acusado de homicidio de primer grado (y otros cinco cargos) por los disparos que  mataron a Joseph Rosenbaum, de 36 años, uno de los dos hombres muertos en Kenosha, Wisconsin, durante los disturbios que se produjeron en la ciudad tras el tiroteo policial de Jacob Blake (los disturbios comenzaron cuando Blake, un afroamericano de 29 años, resultó gravemente herido tras recibir siete disparos por parte de miembros del Departamento de Policía de Kenosha, que fueron llamados al lugar porque supuestamente estaba intentando robar el vehículo y las llaves de la persona que llamaba a la policía).

Estos son los hechos básicos.

Según una denuncia, Rosenbaum persiguió a Rittenhouse hasta un estacionamiento e intentó apoderarse del rifle AR-15 de Rittenhouse, quien abrió fuego, golpeando a Rosenbaum en la ingle, la espalda y la mano. Un segundo hombre, Anthony Huber, también recibió un disparo mortal después de atacar e intentar desarmar a Rittenhouse, según la denuncia.

Rittenhouse, que según se informa estuvo en Kenosha para ayudar a la policía en la defensa de los negocios locales, se enfrenta a cadena perpetua.

En el verano de 2020 no ha faltado la violencia, pero este evento en particular tiene una especie de similitud con el caso de John Brown, y las líneas políticas ya se han formado.

La representante demócrata de Massachussets, Ayanna Pressley (D., Mass.) la semana pasada acusó a Rittenhouse de ser un supremacista blanco. No hay evidencia en este momento de que Rittenhouse sea lo que Pressley afirma (aunque es probable que su registro digital completo esté siendo escudriñado). En cambio, la mayoría de los informes describen a Rittenhouse como un aspirante a policía y defensor de Blue Lives Matter, y un partidario del presidente Donald Trump.

Cualquiera que sea su postura política, los informes de NPR explican que el adolescente de Illinois se encuentra en el centro de un debate político hiper-partidista.

“Entre la izquierda, el sospechoso es presentado como la encarnación de la amenaza del terrorismo doméstico de hoy en día: Un aspirante a militar que supuestamente viajó a través de las fronteras estatales para enfrentarse a los manifestantes con un arma que no estaba legalmente autorizada a poseer”, escribe Hannah Allam. “Entre la derecha, las acciones del adolescente fueron justificadas instantáneamente como autodefensa, el fin natural de las ‘ciudades demócratas’ que dejan a los izquierdistas radicales pasearse por las calles”.

Los tiroteos de los últimos años han demostrado que la línea entre defensa propia y homicidio es a menudo turbia, y es muy posible que el destino de Rittenhouse pueda ser decidido en última instancia por un jurado de sus pares.

Pocos negarían la idea de que Rittenhouse merece una asistencia legal competente, una audiencia justa y su día en la corte como cualquier otra persona. En cierto modo, estos esfuerzos ya se están siendo frustrados debido al actual politizado ambiente.

Una campaña de GoFundMe lanzada para recaudar fondos para Rittenhouse desapareció rápidamente de la plataforma, y los funcionarios de la plataforma del crowdfunding confirmaron que terminaron la campaña y devolvieron las donaciones o las contribuciones.

No está claro por qué se eliminaron las campañas.

Según un informe del Washington Times, los funcionarios de GoFundMe dijeron que las campañas violaban los términos de servicio de la compañía pero no especificaron qué términos habían sido violados. (El Times señala que los términos prohíben “la actividad que GoFundMe pueda considerar a su entera discreción como inaceptable”).

Una campaña para Rittenhouse apareció entonces en Fundly, un sitio rival de financiación colectiva. Se recaudaron más de 50.000 dólares en un lapso de horas antes de que esa página también desapareciera.

Por un lado, esto es un poco preocupante. Después de todo, un chico de 17 años enfrenta la posibilidad de una vida en prisión, y los esfuerzos para recaudar dinero para su representación legal, de manera que reciba el debido proceso y una audiencia justa, están siendo obstaculizados por las empresas de crowdfunding.

Por otro lado, las plataformas de financiación de masas están en una posición difícil. Los hechos relacionados con este caso aún están emergiendo y están muy cargados políticamente. Pero incluso los hechos indiscutibles son controversiales: un hombre con un rifle AR-15 estilo .223 atravesó las fronteras estatales para ingresar a una ciudad animada por la protesta y la violencia, tras el tiroteo de la policía contra un hombre afroamericano.

Por ello, muchos medios de comunicación estadounidenses ya han calificado a Rittenhouse de vigilante y terrorista doméstico, incluso cuando otros afirman que estaba allí simplemente para “mantener la paz” y ayudar a la gente, como el propio Rittenhouse afirmó antes del tiroteo.

Para las compañías, estas no son aguas fáciles de navegar. Incluso para las personas que aprecian los valores liberales del debido proceso y el derecho que tienen los criminales acusados de recibir un abogado adecuado, pueden ver los posibles escollos.

Personalmente creo que las plataformas de crowdfunding deberían permitir a la gente donar para la defensa legal de los criminales acusados, independientemente de sus crímenes, porque ayuda a asegurar que los acusados reciban un asesoramiento legal efectivo y un juicio justo. (El patriota y quien fuera futuro presidente, John Adams, defendió famosamente a los soldados británicos que participaron en la masacre de Boston porque él creía lo mismo).

Pero para mí es fácil apegarme a mis principios. No tengo que preocuparme por boicots, pérdida de patrocinadores, posibles huelgas, o cualquier otro problema que los financiadores puedan tener.

Y cualquiera que esté indignado porque GoFundMe y Fundly cerraron las campañas de crowdfunding abiertas en nombre de Rittenhouse, deberían hacerse una pregunta importante: ¿Tratarían con el mismo estándar a las campañas de crowdfunding para personas como Michael Reinoehl, del partidario de Antifa, acusado de disparar fatalmente a Aaron J. Danielson en Portland?

Son tiempos complicados y hay preguntas difíciles por responder, pero el libre mercado tiene un don para resolver muchos de nuestros problemas si lo dejamos funcionar.

Una de las bellezas del sistema de libre empresa es que, a diferencia de las economías controladas, producen una amplia gama de opciones. Hablamos mucho de los monopolios y de la idea de que ciertas empresas obtengan el control exclusivo de un mercado o servicio, pero tales monopolios son raros.

Por ejemplo, se suele afirmar que Google es un monopolio, pero la realidad es que la empresa tiene numerosos competidores en el negocio de los motores de búsqueda, como Bing, Yahoo, DuckDuckGo y otros.

Lo mismo ocurre con la financiación en masa. GoFundMe y Fundly pueden ser los jugadores más importante del juego, pero la economía del libre mercado se ha encargado de que también tengan una amplia competencia.

Por esta razón, mientras GoFundMe y Fundly terminaban sus campañas para recaudar dinero para la defensa legal de Rittenhouse, apareció otra página de donaciones en GiveSendGo, un sitio cristiano de rápido crecimiento dedicado al crowdfunding. Hasta el miércoles por la mañana, la página había recibido 8.144 donaciones con un total de más de 346.000 dólares para la defensa legal de Rittenhouse.

“Todo hombre merece un juicio justo”, dijo un donante anónimo. “Esto es difícil de hacer cuando el supuesto crimen está politizado como éste”.

Estas donaciones, como es lógico, han provocado horror en algunos.

Pero el destino de Rittenhouse será decidido por un jurado, no por su abogado.

Y es por esa razón es que creo que quienes están en el negocio de la recaudación de fondos públicos no deberían rehuir los esfuerzos de recaudación de fondos para personas acusadas de crímenes como Kyle Rittenhouse y, sí, también Michael Reinoehl. Sus vidas y su libertad están en juego, al igual que los principios de la propia justicia. Si creemos en la justicia, no debemos temer nada al ver que se les defienda adecuadamente en los tribunales.

Jon Miltimore – Fundación para la Educación Económica

Jonathan Miltimore is the Managing Editor of FEE.org. His writing/reporting has been the subject of articles in TIME magazine, The Wall Street Journal, CNN, Forbes, Fox News, and the Star Tribune.

Bylines: The Washington Times, MSN.com, The Washington Examiner, The Daily Caller, The Federalist, the Epoch Times.