La prueba de que Facebook trabajó con plataformas financiadas por Soros para eliminar contenido conservador

George Soros.

Traducido de The Gateway Pundit por TierraPura.org

El grupo de vigilancia de medios Media Matters, financiado por Soros, reveló en un  libro que tienen acceso a los datos en bruto de numerosas plataformas de redes sociales como Facebook, Twitter y Google, además de las conexiones y el poder de influir en su comprensión de lo que es y no es una «noticia falsa».

El libro llamado Guía de Estrategias de Media Matters de David Brock, se descubrió accidentalmente y fue filtrado en Internet.

Dentro del libro, Media Matters admite que ya han asegurado el acceso a los datos en bruto de los gigantes tecnológicos.

“Media Matters ya ha asegurado el acceso a los datos en bruto de Facebook, Twitter y otros sitios de redes sociales. También hemos implementado la tecnología necesaria para extraer automáticamente los foros de mensajes nacionalistas blancos y las comunidades de ultraderecha para nuestro archivo”.

“Ahora desarrollaremos tecnologías y procesos para monitorear y analizar sistemáticamente estos datos no filtrados».

Media Matters continuó describiendo cómo encontraron una manera de manipular estas plataformas de redes sociales para que piensen que necesitan su ayuda. De hecho, el siguiente extracto del documento de #BrockGate habla de esta preocupación con precisión:

“Las noticias falsas dependen completamente de Facebook para difundir sus mentiras, y las redes de publicidad como Google para financiarlas”.

“Media Matters tiene una visión única para ayudar a arreglar los problemas en esta parte del panorama mediático”.

«Después de que Facebook respondió a nuestra campaña reconociendo el problema de las ‘noticias falsas’ y acordando hacer algo al respecto, comenzamos un diálogo. Se hizo evidente a partir de estas conversaciones que Facebook necesitaba nuestra ayuda para entender completamente el problema e identificar soluciones concretas. Además, también se hizo evidente que teníamos información y perspicacia que ellos no tenían que era útil para educarlos en el alcance total del problema. Por ejemplo, Media Matters tenía un mapa detallado de las páginas de derecha de Facebook que habían sido las mayores proveedoras de noticias falsas, así como información de la cadena de noticias falsas y cómo se movían a través del ecosistema de Facebook”.

Del mismo modo, después de que Google revisara sus términos de servicio para prohibir que los llamados sitios de noticias falsas utilizaran su red publicitaria, fue Media Matters quien dispuso de la información necesaria para identificar 40 de los peores sitios de ‘noticias falsas’ a los que se aplicaba esta política.

Entonces Facebook se puso a trabajar en contra de los principales sitios web que informaban objetivamente sobre la gestión del presidente Trump en Internet.

Los líderes republicanos ignoran este hecho: que los gigantes tecnológicos, con la orientación de los grupos de extrema izquierda, ya han eliminado gran parte del contenido conservador en Internet hoy en día.

En febrero de 2018 Facebook lanzó un nuevo algoritmo para garantizar que las noticias conservadoras no se difundieran en su plataforma.

El cambio de algoritmo causó que el engagement (compromiso) en las publicaciones de Facebook del presidente Donald Trump se desplomara hasta un 45%.

Por el contrario, los senadores Elizabeth Warren (demócrata) y Bernie Sanders (demócrata) no parecían haber sufrido un descenso comparable en el engagement de Facebook.

Las principales páginas conservadoras de Facebook con un tráfico diario de millones han visto un descenso de 75% a 95% en el tráfico desde las elecciones de 2016.

Young Cons, Western Journalism, SarahPalin.com, Chicks on the Right, Independent Journal Review, Right Wing News, The Gateway Pundit, Infowars (prohibido por completo), Breitbart, Pamela Geller, Laura Loomer (prohibida), 100% Fed Up, The Drudge Report y varios otros han visto una dramática pérdida de tráfico e influencia.

Facebook utiliza Poynter, financiado por Soros, para verificar los datos en su plataforma. El mismo grupo que incluyó a TODOS editores conservadores más prominentes como ‘noticias falsas’.

Facebook ha estado bloqueando el tráfico a los sitios web conservadores desde las elecciones de 2016.

En marzo de 2017 Columbia Journalism Review publicó un estudio de las elecciones de 2016 que encontró que los conservadores habían abandonado los medios liberales en 2016 y se conectaron a Internet y a los medios sociales para obtener sus noticias.

La Universidad de Harvard publicó un estudio similar meses después.

Esta diapositiva muestra el mapa de influencia online en Facebook antes de las elecciones de 2016.

Después de que este estudio se publicó, Facebook se puso a trabajar y comenzó a censurar el contenido conservador a través de una serie de cambios de algoritmo.

Para el verano de 2018, así es como se veía el mapa de influencia de Facebook.

Facebook tenía la misión de eliminar el tráfico de los sitios web conservadores.

Los editores conservadores más destacados de las elecciones de noviembre de 2016 se han visto gravemente afectados o fueron eliminados.

Esto es algo que el ex director de campaña del presidente Trump, Brad Parscale, nunca tomó en serio.

Facebook, con la orientación de grupos de extrema izquierda, eliminó a los principales partidarios del Presidente Trump en su plataforma.

Esta es una crisis y los conservadores necesitan actuar al respecto.

Tierra Pura