Huracán Sally: Trump aprueba declaración de emergencia para Florida

Esta imagen de satélite RAMMB / NOAA muestra el huracán Sally frente a la costa del Golfo de EEUU. Folleto / RAMMB / NOAA / NESDIS / AFP.

Los condados que resulten afectados recibirán ayuda federal para aliviar los daños que cause el paso del huracán Sally.

MIAMI.– El presidente Donald Trump autorizó a la Agencia Federal para el manejo de Emergencia (FEMA, por sus siglas en inglés) a coordinar las labores de ayuda, tras declarar el estado de emergencia en Florida, que permitirá asistir con fondos federales a los condados del extremo noroeste de la península, por el paso del huracán Sally.

Por su parte, la propia FEMA anunció la disponibilidad de asistencia federal para el Estado del Sol, a fin de complementar los esfuerzos de respuesta del gobierno estatal y local a los daños que ocasione el huracán Sally.

Según el comunicado oficial, se proveerá asistencia federal a los condados de Bay, Escambia, Holmes, Okaloosa, Santa Rosa, Walton, Washington, Calhoun, Franklin, Gadsden, Gulf, Jackson y Liberty, todos ellos próximos la estela que sigue el huracán por la zona noroccidental del estado.

La acción del Presidente autoriza a FEMA a coordinar todas las labores de ayuda por desastre que tengan el propósito de aliviar los daños que cause el meteoro en la población local. Y busca proveer la asistencia adecuada y las medidas de emergencias requeridas, autorizadas bajo el Título V de la Ley Stafford, a fin de salvar vidas, proteger la propiedad, seguridad y salud pública, para minimizar o prevenir la amenaza de una catástrofe.

Así FEMA está autorizada para identificar, movilizar y proveer a su discreción, los equipos y recursos necesarios para aliviar el impacto de la emergencia ocasionada por el huracán.

El pasado día 15 de septiembre, el gobernador Ron DeSantis había declarado el estado de emergencia en los condados de Escambia y Santa Rosa.

Según el comunicado oficial Jeffrey L. Coleman ha sido asignado como coordinador federal a cargo de las operaciones de respuesta en el área afectada.

El presidente también declaró estado de emergencia en los estados de Alabama, Louisiana y Mississippi.

La madrugada del 16 de septiembre el huracán Sally convertido en categoría 2, tocó tierra en Golf Shores en Alabama y se pronostica que cause peligrosas inundaciones en la franja noroeste de Florida.

César Menéndez – Diario Las Américas