Florida autoriza reabrir bares, excepto Miami-Dade y Broward

Fuertes restricciones son aplicadas a bares para evitar el contagio de coronavirus.

Desesperados por el largo cierre que suma seis meses, dueños de bares y discotecas en Miami Beach piden reconsiderar la orden.

MIAMI.- La autoridad estatal de Florida anunció que permitirá la reapertura de bares, a 50% del aforo permitido, a partir del lunes 14 de septiembre, excepto en los condados Miami-Dade y Broward donde los gobiernos locales aún monitorean la evolución de la pandemia de coronavirus.

“Aun cuando el estado de Florida permite la reapertura de bares, en el Condado Miami-Dade los bares permanecerán cerrados por orden de emergencia hasta nuevo aviso. Nuestro condado continúa monitoreando la pandemia para controlar los casos de COVID-19”, señaló el alcalde Carlos Giménez a través de Twitter.

De hecho, hace apenas tres días Giménez anticipó que no planeaba por ahora reabrir bares ni discotecas.

“Aún no y probablemente demore, mientras no tengamos una vacuna”, señaló entonces el alcalde condal.

Y es que existe una gran diferencia, según los médicos especialistas, “entre reabrir restaurantes, parques o bares o discotecas o salas de teatro” porque en esos lugares se conglomera una mayor cantidad de personas, que incluso interactúan entre ellas

“No es capricho. Son datos que obtenemos de otras ciudades y países. No son lugares seguros mientras no tengamos una vacuna”, añadió la doctora especialista Lilian M. Abbo.

Entretanto, desesperados por el largo cierre que suma seis meses, dueños de bares y discotecas en Miami Beach piden a Giménez que reconsidere la orden.

“Estamos aguantando. Esperando a ver cómo resolvemos el pago del alquiler del local, que no pagamos desde mayo, las facturas atrasadas, de bebidas y otros productos que no hemos podido vender, pero tenemos que pagar”, reclamó Miguel, propietario de un afamado bar en Ocean Drive, que pidió no mencionar el nombre del negocio.

De hecho, los gobiernos condales pueden adoptar requisitos más estrictos, nunca más flexibles que el estado o la nación, y por ello Miami-Dade y Broward optan por mantener los bares cerrados.

“Hay un fuerte compromiso por cuidar la salud y evitar el contagio. Estamos consciente de eso. Pero si seguimos así, completamente cerrados, pronto veremos cientos de bares y discotecas acogiéndose a la bancarrota y todos saldremos perdiendo”, señaló.

Originalmente, el camino a la llamada ‘nueva normalidad’ fue establecido por fases. Florida entró supuestamente en fase 2 el 5 de junio, que permite la reapertura limitada de restaurantes y otros locales comerciales, pero los bares fueron ordenados volver a cerrar unos días después, tras haberse detectado un rebrote de nuevos casos de coronavirus que tuvo su origen en estos locales.

No obstante, ni Miami-Dade ni Broward han pasado aun a la fase 2, por lo que se sobreentiende que ciertas restricciones sanitarias prevalecen.

Miami-Dade suma más de 163.000 casos de contagio y 2.790 fallecimientos desde que comenzó la pandemia en marzo, mientras Broward contabiliza unos 73.700 positivos y 1.250 decesos, también desde que empezó el contagio del virus.

Tanto Miami-Dade como Broward denota una tasa de pruebas y positivos de los últimos 14 días por debajo de 10%, exactamente 5 y 6.5 respectivamente, según informan las autoridades condales.

Vale recordar que la tasa recomendada por el Centro para el Control de Enfermedades (CDC), para establecer la llamada “nueva normalidad”, es menos de 10% con tendencia al 5% por 14 días.

Diario Las Américas