El Hollywood liberal usa los Premios Emmy para odiar al presidente Donald Trump y promover BLM

Donald Trump, Anthony Anderson y Jimmy Kimmel.

¿Has notado que ya no hay buenos programas de televisión nuevos? ¿Cuándo fue la última vez que vio un nuevo programa de televisión, producido en Hollywood en los últimos años, que fue legítimamente bueno? Esta es una de las muchas áreas de los medios que el presidente Donald Trump ha expuesto como llenas de comunistas.

La 72a entrega de los premios Emmy se llevó a cabo anoche y fue presentada por Jimmy Kimmel y la estrella del programa de televisión Black-ish Anthony Anderson. Los premios Emmy de Hollywood se han estado desmoronando durante años y han visto una caída masiva del 30% en la audiencia. A pesar de esto, solo están haciendo más de lo que está causando que Hollywood se autodestruya.

La enfermedad es el hecho de que no pueden resistirse a infundir la ideología liberal en todo lo que hacen. Si solo se enfocaran en hacer buenos programas y mantenerse fuera de la política, la gente estaría más interesada en sus programas nuevamente, y los programas serían buenos. En cambio, Hollywood se otorgó premios anoche, mientras apoyaba el movimiento marxista Black Lives Matter.

“Sabes que tenemos un número récord de nominados al Emmy afroamericanos este año, lo cual es genial,” dijo Anderson al comienzo de los Emmy, después de unirse a Jimmy Kimmel en el escenario. “Se suponía que este sería el Emmy más afroamericano de todos los tiempos. Ni siquiera habrías podido soportar lo afroamericano que iba a ser. Pero debido a Covid, ni siquiera podemos entrar al maldito edificio.”

Se supone que esto es una broma, por supuesto, pero también es racista. ¿Imagínese si reemplazara la palabra “afroamericano” por blanco en sus declaraciones? La simple verdad es que después de ver lo que le ha pasado a este país con Black Lives Matter, la mayoría de la gente simplemente ya no está interesada en este diálogo racista.

Anderson luego consiguió que Kimmel se uniera a él para corear Black Lives Matter y odiar al vicepresidente Mike Pence: “¿Sabes qué? Todavía apoyo a todos los afroamericanos. Porque las historias afroamericanas, las voces afroamericanas y las vidas afroamericanas importan. Dilo conmigo, Jimmy.” Luego ambos corearon: “¡Las vidas de los afroamericanos importan!” Anderson le dice a Kimmel que lo diga lo suficientemente alto para que “Mike Pence pueda oírlo”.

Más tarde, Kimmel hizo bromas sobre el odio hacia el presidente Trump y dijo: “Este no es un mitin del MAGA. Estos son los Emmy”, y también llamó al presidente un perdedor al presentar el premio a la serie de competencia de telerrealidad: “Los perdedores pasados ​​de esta categoría han pasado a ser presidente de los Estados Unidos.” La marca de Kimmel se trata de odiar al presidente, así que esto tiene sentido.

Admitir que solo apoya a los afroamericanos es racista, pero en 2020 a los afroamericanos se les permite decir estas cosas. Kimmel y Anderson son, por supuesto, animadores y son libres de hacer estos chistes, pero la gente también es libre de no mirar. El hecho es que hacer que los Emmy sean políticos y solo bromear sobre el presidente y el vicepresidente solo lo convierte en otra versión de CNN y otros medios liberales.

Probablemente incluso haya demócratas a los que no les interese esto. ¿Cuánto odio a Trump puedes soportar a diario? Se supone que los Emmy son una entrega de premios para programas de televisión, no un mitin político liberal.

Francis Olivera – Política Veraz