Biden facilitaría el ingreso de 77 millones de inmigrantes a EE.UU. si obtiene la amnistía prometida en su campaña

El candidato presidencial demócrata y ex vicepresidente Joe Biden hace una pausa mientras habla sobre las declaraciones del presidente de los Estados Unidos Donald Trump sobre el personal militar estadounidense caído, en un evento de campaña en Wilmington, Delaware, EE.UU., el 4 de septiembre de 2020. REUTERS/Kevin Lamarque.

Redacción BLes– El candidato presidencial demócrata prometió en su campaña la amnistía a los inmigrantes indocumentados de EE. UU., y de lograrlo estaría propiciando un aumento de 77 millones de personas a la población del país, publicó National Pulse el 7 de septiembre.

Contribuyen a obtener esta cifra un estudio de la Universidad de Yale, según el cual no son 11 millones los inmigrantes indocumentados que existen en EE.UU., sino más de 22 millones.

Además la Casa Blanca informa que por cada inmigrante nacionalizado ingresa al país 3, 5 personas más, solo en razón de los lazos familiares, de donde se obtendría el aumento de 77 millones de personas a la población de EE.UU. por la aprobación de la amnistía que pretende Biden.

Aplicando este criterio de inmigración se “des-capacita a la fuerza laboral, se ejerce una presión a la baja en los salarios, y aumenta el déficit. La migración en cadena también socava la seguridad nacional”, explicó la Casa Blanca sobre el tema en diciembre de 2017.

Estos nuevos habitantes causan un impacto al “convertirse en ciudadano estadounidense con derecho a voto en un corto período de tiempo, con acceso a la asistencia social federal y a los beneficios del gobierno”, agregó la Casa Blanca.

“Si cada americano recién nacionalizado trae a un solo pariente, son otros 20 millones de nuevos inmigrantes solo en el primer mandato de Biden. Y nada en la ley impediría que la gente trajera a más de uno. La mayoría patrocina a varios”, advirtió Michael Anton, autor de The Stakes, citado por National Pulse.

Para el Centro de Estudios de Inmigración (CIS, por la sigla en inglés) una organización de investigación independiente, no partidista y sin fines de lucro fundada en 1985, el argumento de que es necesaria la inmigración para mantener abundancia en la oferta de mano de obra, tal como lo sostiene el lobby de las grandes empresas, Wall Street, y otros, no es exacto.

El CIS basa su afirmación en un estudio publicado en febrero de 2019, de acuerdo con el cual una moratoria de la inmigración, durante 40 años, no afectaría la cantidad de trabajadores que se requieren en el país.

La población activa se mide generalmente por la proporción que muestra el número de trabajadores de EE.UU. por cada jubilado, y una moratoria de la inmigración mantendrá la proporción de 2 trabajadores activos por un jubilado, según CIS.

Si solo se mantuviera un nivel de inmigración legal de 1.2 millones de personas por año, para 2060 se generarían 2.5 trabajadores a quienes habría que proveer de empleo por cada jubilado.

A ese ritmo de inmigración se aumentaría la población en 80 millones de personas para 2060, de acuerdo con el estudio del CIS.

Ante la proximidad de las elecciones presidenciales los inmigrantes ilegales ya afectan el proceso electoral, por lo que el presidente estadounidense Donald Trump emitió una orden a la Oficina del Censo de EE.UU., para que no sean contados una vez que se entreguen los escaños en la Cámara de Representantes en base a la población de cada estado.

En 2010, el número de inmigrantes ilegales que viven en California, un estado clave para los demócratas, fue suficiente para aumentar su número de escaños y votos en el Congreso y en el Colegio Electoral por lo menos cinco veces el número normal.

José Hermosa – BLes