Ataque terrorista en París junto a antigua sede de Charlie Hebdo

Oficiales de la policía francesa en el lugar de los hechos (EFE)

La Fiscalía precisó a EFE que las pesquisas se han abierto por “intento de asesinato en relación con una organización terrorista y asociación criminal de malhechores con fines terroristas”.

Los dos presuntos autores del ataque se dieron a la fuga y están siendo buscados por las autoridades, afirmó la cadena informativa BFM-TV.

La policía está investigando las circunstancia de ese ataque, que tuvo lugar en el bulevar Richard Lenoir, en el distrito 11 de la capital, y donde se han cerrado las escuelas, guarderías y residencias de ancianos de la zona.

Un testigo relató a BFM-TV que toda la zona está cerrada y que «hay policías por todas partes».

El primer ministro francés, Jean Castex, suspendió un discurso que debía pronunciar para acudir al centro de crisis del Ministerio del Interior a fin de conocer los detalles del ataque.

Charlie Hebdo fue objeto de un atentado islamista el 7 de enero de 2015, en el que fueron asesinadas 12 personas, después de que el semanario publicara caricaturas de Mahoma.

El proceso contra los presuntos cómplices de ese ataque y de otros atentados islamistas que tuvieron lugar en París se está desarrollando desde comienzos de este mes en la capital francesa.

La Fiscalía francesa investiga como terrorista el ataque en París

La Fiscalía Nacional Antiterrorista abrió una investigación por «intento de asesinato» terrorista tras el ataque con arma blanca junto a los antiguos locales del semanario satírico «Charlie Hebdo».

La Fiscalía precisó a EFE que las pesquisas se han abierto por «intento de asesinato en relación con una organización terrorista y asociación criminal de malhechores con fines terroristas».

La investigación está en manos de la Dirección Regional de la Policía Judicial de París (DRPJ) y de la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI), añadieron las fuentes sobre un ataque cometido por una sola persona y en el que un sospechoso fue detenido poco después cerca de la plaza de Bastilla.

La policía habría detenido a un segundo sospechoso, según varios medios franceses, extremo que no ha sido confirmado por la Fiscalía.

Una de las dos víctimas resultó herida de gravedad, pero su vida no está en peligro. Según los medios franceses, son dos productores, un hombre y una mujer, de la agencia de prensa «Premières Lignes», que habían bajado a la calle a fumar.

Las fuerzas del orden han movilizado a su Brigada de Investigación e Intervención (BRI) y ampliado el perímetro de seguridad en torno al lugar de los hechos debido al hallazgo de un paquete sospechoso, que finalmente no contenía ningún explosivo.

El perímetro de seguridad, según pudo comprobar EFE, comienza a apenas unos 80 metros de distancia de Bataclan, objeto a su vez de los ataques terroristas del 13 de noviembre de 2015 contra esa sala de conciertos y varios bares de París, donde murieron un total de 130 personas.

En la zona, donde se han cerrado guarderías y escuelas y recluido a varios miles de niños en su interior, hay una decena de furgones de policía, militares de la misión antiterrorista Vigipirate y camiones y ambulancias de los bomberos.

PanamPost (Con información de EFE)