Arzobispo Vigano: «Trump se enfrenta a un desafío bíblico contra las fuerzas demoníacas del estado profundo y el Nuevo Orden Mundial»

El presidente Donald Trump y el arzobispo Carlo Maria Vigano.

Traducido de The Washington Times por Tierrapura.org

El arzobispo Carlo Maria Vigano dijo que las elecciones presidenciales de 2020 presentan para los estadounidenses un desafío «bíblico contra las fuerzas demoníacas del estado profundo y el Nuevo Orden Mundial».

El ex Nuncio Apostólico de la Iglesia Católica en los EE.UU., advirtió una vez más a los votantes que los principales conflictos no vistos por el ojo humano, se enfrentarán el día de las elecciones. El pasado mes de junio, el arzobispo previamente había calificado  el escenario político como una batalla entre «los hijos de la luz y los hijos de la oscuridad».

«Las elecciones presidenciales de noviembre representan un desafío histórico, un desafío bíblico, cuyo resultado será decisivo no solo para los Estados Unidos de América sino para el mundo entero», escribió en una carta ofrecida, pero no leída, al Desayuno Nacional Católico de Oración del miércoles.

Life Site News publicó la carta en su totalidad.

«Es necesario que todos ustedes, católicos de América, sean conscientes del papel que la Providencia se ha dignado a confiar a su Presidente, y que sean conscientes de la extraordinaria batalla que está preparando para luchar contra las fuerzas demoníacas del estado profundo y contra el Nuevo Orden Mundial», escribió el líder religioso. «Estoy a su lado con una ferviente oración, junto con millones de católicos y con todas las personas de buena voluntad en todo el mundo».

El arzobispo también afirmó que el presidente Trump es «el mayor defensor de los valores supremos de la civilización cristiana: de la vida, desde la concepción hasta la muerte natural; de la familia natural compuesta por un hombre, una mujer y niños; y del amor a la patria. Una nación bajo Dios».

El evento del miércoles también incluyó la firma del presidente Trump  de una  orden ejecutiva llamada  «Born Alive», un medio de proteger a los bebés que sobrevivan a los intentos de aborto.

«Los preciosos bebés nacidos vivos, sin importar sus circunstancias, [deben] recibir la atención médica que merecen», dijo el presidente Trump. «Este es nuestro sacrosanto deber moral”.

Tierra Pura