Administración Trump recibe a las empresas de EE.UU. en China con los “brazos abiertos”

El director del Consejo Económico Nacional Larry Kudlow habla con los reporteros en las afueras del Ala Oeste de la Casa Blanca en Washington, el 2 de septiembre de 2020. (Olivier Douliery/AFP vía Getty Images)

WASHINGTON— El principal asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo el 11 de septiembre que la administración de Trump podría crear incentivos financieros y crediticios para trasladar de regreso la manufactura y los empleos estadounidenses.

“Es como el hijo pródigo de la Biblia, ya sabes, queremos que el hijo pródigo regrese a casa”, dijo Kudlow en la conferencia virtual anual del Banco de Exportación e Importación de Estados Unidos (Exim)

“Y tendremos los brazos abiertos para el hijo pródigo y le otorgaremos todas las riquezas y premios que podamos”.

Las interrupciones en la cadena de suministro causadas por la pandemia han acelerado la necesidad de trasladar a Estados Unidos la producción de materiales críticos.

Además de los incentivos fiscales y regulatorios, dijo Kudlow, la administración “puede crear incentivos financieros y crediticios”, los cuales se han vuelto “una parte muy importante de nuestra visión general de la política macroeconómica”.

También resaltó la importancia del Exim, calificándolo como un factor clave para la capacidad de Estados Unidos de competir con China.

La agencia estadounidense de crédito a la exportación se enfrentó a una batalla crítica de supervivencia el año pasado cuando algunos legisladores republicanos pidieron la liquidación de la agencia. Los críticos argumentaron que el banco es utilizado por Estados Unidos como una herramienta para subsidiar las exportaciones y para ayudar principalmente a las corporaciones gigantes con conexiones políticas.

Sin embargo, la agencia crediticia ha ganado aliados en el Congreso y en la administración Trump, en medio de la preocupación de que los fabricantes estadounidenses estén perdiendo negocios en el extranjero frente a China. En mayo del año pasado, el Senado revivió la agencia al confirmar a los nominados de Trump para formar parte de la junta directiva del banco.

En diciembre, el Congreso también reautorizó a Exim por siete años, la extensión más larga en la historia de 86 años de la agencia.

“Nunca he sido un gran fanático de los subsidios gubernamentales”, dijo Kudlow.

Pero en este caso, “creo que la seguridad nacional y la seguridad económica y tecnológica se han vuelto un partido difícil, y China no juega de acuerdo con las reglas,” añadió

Kudlow criticó a Beijing por desplegar una variedad de políticas como subsidios industriales y transferencia forzada de tecnología.

Los subsidios gubernamentales injustos que distorsionan el comercio de China se han vuelto un problema principal en el sistema de comercio mundial. En la última década, las empresas chinas subvencionadas por el Estado han tomado la delantera en muchas industrias clave, creando una competencia desleal para las empresas estadounidenses.

Se desconoce la escala financiera de los subsidios estatales de China, así como el alcance de los costos de derrame para la economía estadounidense y mundial, según los expertos.

El Exim lanzó un programa para China este año con el fin de ayudar a nivelar el campo de juego para los exportadores estadounidenses. El programa establece la meta de reservar el 20 por ciento de la autoridad financiera del Exim para apoyar a las empresas estadounidenses que compiten directamente con las exportaciones de China.

El Exim también ha intensificado sus programas de financiación este año para ayudar a los exportadores estadounidenses afectados por la desaceleración del comercio mundial causada por la pandemia.

Emel Akan – La Gran Época