Trump firma orden ejecutiva de “Contratar americano” priorizando a trabajadores de EE.UU.

El presidente Donald Trump habla durante una conferencia de prensa en la sala de reuniones James Brady de la Casa Blanca en Washington el 30 de julio de 2020. (Alex Wong/Getty Images)

El presidente Donald Trump firmó el lunes una orden ejecutiva que requiere que las agencias federales den prioridad a la mano de obra de EE.UU. en los contratos federales, asegurándose de que solo los ciudadanos estadounidenses sean nombrados para el servicio competitivo, y evitar que los empleadores trasladen a los trabajadores H-1B a puestos de trabajo de manera que desplacen a los trabajadores estadounidenses.

“Creemos que los trabajos deben ser ofrecidos primero a los trabajadores estadounidenses”, dijo Trump en un comunicado.

El presidente firmó la orden de “Contratar americano” en una reunión de trabajadores de tecnología en la Casa Blanca el 3 de agosto, durante la cual Trump anunció que dos miembros de la Autoridad del Valle de Tennessee (TVA), de propiedad federal, habían sido despedidos por acciones impulsadas por la orden.

La Casa Blanca dijo en un comunicado que la orden de “Contratar americano” se produce después de un reciente anuncio de la TVA de que planea subcontratar un 20 por ciento de sus trabajos tecnológicos en países extranjeros. El comunicado dijo que la acción de la TVA podría llevar a que más de 200 trabajadores tecnológicos estadounidenses altamente calificados en Tennessee pierdan sus empleos por trabajadores extranjeros de bajo costo contratados con visas de trabajo temporales.

“También se espera que la decisión de la TVA cueste a la economía local decenas de millones de dólares en los próximos 5 años”, dice la declaración, añadiendo que la acción de Trump “combatiría el mal uso de los empleadores de las visas H-1B, que nunca tuvieron la intención de reemplazar a trabajadores estadounidenses calificados con mano de obra extranjera de bajo costo”.

Trump dijo a los periodistas en la Casa Blanca el lunes que despidió al presidente de la TVA, alegando que la autoridad traicionó a los trabajadores estadounidenses. Dijo que la junta de la TVA debe contratar un nuevo director ejecutivo que “ponga los intereses de los estadounidenses en primer lugar”.

Con los objetivos generales de “prevenir la subcontratación perjudicial” y “preservar los puestos de trabajo para el pueblo estadounidense”, el decreto ejecutivo del 3 de agosto exigirá a todas las agencias federales que completen una auditoría destinada a garantizar el cumplimiento del requisito de que solo los ciudadanos y nacionales estadounidenses sean nombrados para el servicio competitivo del gobierno de EE.UU. La fuerza de trabajo federal consiste en unos dos millones de empleados civiles, de los cuales alrededor de dos tercios están en servicio competitivo, y el resto en otras dos clasificaciones de servicio: el servicio excepcional y el servicio ejecutivo superior, según la Oficina de Gestión de Personal (pdf).

La orden también pide al Departamento de Trabajo que finalice la orientación para evitar que los empleadores de trabajadores H-1B los trasladen a otros puestos de trabajo de manera que desplacen a los trabajadores estadounidenses.

Trump ha firmado una serie de órdenes ejecutivas en los últimos meses que buscan dar prioridad a los trabajadores estadounidenses, incluyendo la suspensión del programa de visas de trabajo temporales H-1B al menos hasta finales de año.

“El presidente Trump inició reformas al programa H-1B para dar prioridad a los trabajadores de altos salarios y cerrar las brechas para asegurar que los trabajadores estadounidenses no sean desplazados por la mano de obra extranjera de bajo costo”, dijo la Casa Blanca.

La orden de “Contratación de Estadounidenses” llega cuando la tasa de desempleo de EE.UU. está por encima del 10 por ciento, con unos 30 millones de trabajadores en las listas de desempleo y más de 1.4 millones de personas que presentaron nuevas solicitudes de desempleo la semana pasada.

Tom Ozimek – La Gran Época