Tras un “error” de cálculo de los casos de coronavirus, renuncia la directora de salud de California, EE.UU.

Sonia Angell, directora del Departamento de Salud de California, EE.UU. (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

Traducido de Natural News por TierraPura.org

La directora del Departamento de Salud de California, Estados Unidos, renunció después de que se supo que los números oficiales del coronavirus de Wuhan (COVID-19) del Estado Dorado, del que ella estaba a cargo de administrar, eran muy inexactos debido a una supuesta «falla» en el sistema de computación.

La Dra. Sonia Angell, que llevaba menos de un año en su puesto, admitió en un correo electrónico a la Agencia de Salud y Servicios Humanos de California  que el número de «casos» de coronavirus en todo el estado puede haber sido groseramente subestimado debido a datos incompletos. Debido a esto, las tasas de mortalidad probablemente también están sesgadas.

«Nuestro departamento ha encabezado y liderado lo que se ha convertido en una respuesta de todo el gobierno al COVID-19 de proporciones sin precedentes», escribió en la carta de dimisión la Dra. Angell. «En el cálculo final, todo nuestro trabajo, en conjunto, hace la diferencia”.

En una declaración, el gobernador Gavin Newsom ofreció su agradecimiento a Angell «por su servicio al estado y su trabajo para ayudar a dirigir nuestro sistema de salud pública durante esta pandemia mundial, sin perder nunca de vista la importancia de la equidad en materia de salud».

Lo que se sabe es que hasta 300.000 registros de pruebas de enfermedades infecciosas nunca fueron registradas en las bases de datos estatales. Aunque no todos estos registros incluyen casos de coronavirus, muchos de ellos sí, lo que significa que el estado ha estado tomando decisiones sobre qué reabrir y cuándo hacerlo basándose en información errónea.

«En resumidas cuentas, nuestros sistemas de datos fallaron», declaró Mark Ghaly, el secretario de la Agencia de Salud y Servicios Humanos de California, quien dijo al Los Angeles Times que «se dio cuenta de la magnitud del atraso de los datos en la tarde del lunes y alertó al gobernador y a sus superiores poco después».

¿California fue cerrada por nada?

Los californianos merecen mucho más que una disculpa por este monumental error, cuyos datos erróneos se han utilizado como justificación para mantener las cosas cerradas en todo el estado, excepto en el viñedo del gobernador Newsom, PlumpJack, por supuesto, donde el negocio está en auge.

Durante meses, se ha dicho a los californianos que los primeros esfuerzos por aplanar la curva habían fracasado, y que la tasa de mortalidad por el aumento de las infecciones era demasiado alta para reabrir la economía del estado. Sin embargo, ahora es evidente que la tasa de mortalidad es probablemente mucho más baja de lo que los funcionarios del gobierno han estado afirmando, lo que significa que todo fue en vano.

A los niños en edad escolar de California también se les dijo recientemente que no pueden volver a las aulas este otoño, basándose en las conclusiones que se sacaron de estos mismos datos erróneos. Entonces, ¿revisará la administración de Newsom la situación ahora que la verdad ha salido a la luz, o California permanecerá cerrada a pesar de todo?

Como explicaron Zero Hedge y otros medios locales, si el recuento oficial de casos de coronavirus se subestimó enormemente, entonces las tasas oficiales de mortalidad y positividad del estado podrían ser, y probablemente lo sean, a la inversa, sobreestimadas.

Esto significa que las empresas, iglesias, escuelas y otras instituciones que fueron obligadas a cerrar han sido castigadas injustamente en base a mentiras y desinformación. Tal vez por eso muchos ahora se refieren a esta crisis como una plandemia en lugar de una pandemia.

«Los funcionarios del gobierno no renuncian a su trabajo meramente por errores informáticos», señaló un usuario en las redes. «O se le pide que manipule los números para que estén más altos que nunca y su ética no lo permite, o algo aún más siniestro está en juego».

«Los médicos en Suecia dicen que la tasa de mortalidad del covid es del 0,12% y Bill Gates dijo ayer el 0,14%», escribió otro. «Esas cifras son casi idénticas a la media de la gripe estacional. El engaño se está desmoronando y podría terminar después de las elecciones”.

Tierra Pura