Pandemia del Covid-19: Bill Gates continúa criticando a Trump e ignorando a China y a la OMS

Bill Gates y el presidente de China, Xi Jinping.

El billonario filántropo y fundador de Microsoft, Bill Gates, criticó una vez más la manera como EEUU está manejando la pandemia del Coronavirus (Covid-19).

En una entrevista con la revista Wired el fin de semana Gates dijo que “el sistema de pruebas de nuestra nación está profundamente defectuoso debido a que las tasas de reembolso son determinadas por el gobierno”. Las pruebas de Covid-19 en EEUU son “basura”, afirmó Gates.

Según Gates, la respuesta de la administración Trump a la pandemia ha sido “alucinante” porque no se puede lograr que el gobierno federal “mejore las pruebas”.

No es la primera vez que Bill Gates critica las acciones que el gobierno de Trump ha implementado para controlar la pandemia del Coronavirus.

Gates criticó al mandatario republicano después que Trump decidió retirar la ayuda financiera de EEUU a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según Trump, la OMS “no cumplió su deber básico” y no investigó los reportes iniciales de China que posteriormente causaron la diseminación del virus en todo el mundo. De hecho, la OMS repitió más de una vez que no había evidencias de transmisión de persona a persona. Esta afirmación resultó ser falsa. No obstante la complicidad de la OMS con China, Bill Gates criticó la decisión del presidente y dijo: “el mundo necesita a la OMS hoy más que nunca”.

Algo más, Gates defendió a la OMS y donó a la organización 250 millones de dólares. Cabe mencionar que el año 2017 el candidato preferido de Gates para dirigir la OMS fue Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien fue Ministro de Salud de Etiopía. Ghebreyesus era miembro del partido comunista de Etiopía y es actualmente – gracias a China y Bill Gates – el director de la OMS.

Bill Gates y Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

Desde el inicio de la crisis del Coronavirus la posición de Bill Gates ha sido contraria a la de Trump. Mientras el presidente fustigó frecuentemente la negligencia y encubrimiento de la pandemia por parte de China, Bill Gates ignoró la culpabilidad del régimen comunista y defendió las medidas adoptadas por el dictador Xi Jinping. “China hizo muchas cosas bien al principio”, declaró Bill Gates en una entrevista con CNN en abril.

Los hechos fueron contrarios a la afirmación de Bill Gates. China, desde el principio, ocultó el origen del virus y su modo de transmisión, lo cual resultó en millones de contagios y cientos de miles de muertos en el mundo; sin embargo, de acuerdo a Bill Gates, el régimen comunista “hizo muchas cosas bien” al principio. Gates también dijo que “Estados Unidos no ha tenido los mensajes de liderazgo y coordinación que se esperaba”.

El sesgo de Gates contra el presidente Trump es obvio. Desafortunadamente, los medios anti-Trump facilitan y propagan sus críticas para desprestigiar al mandatario republicano.

Bill Gates no sólo ha ignorado el encubrimiento de China sobre la verdad del Covid-19, sino también las medidas adoptadas por el gobierno del presidente Trump para controlar la pandemia en EEUU y el mundo.

¿Alguna vez Bill Gates ha reconocido que EEUU es el país que ha hecho más pruebas de Covid-19 en el mundo? ¿Alguna vez ha hablado sobre la producción masiva de ventiladores para ayudar a los pacientes? ¿Y que hay de la ayuda económica sin precedentes en la historia del país que el gobierno envió a millones de estadounidenses? ¿Sabe Bill Gates que EEUU ha liderado en el mundo la lucha contra la pandemia ayudando a más de 80 países?

Cabe recalcar que muchas de las medidas adoptadas en EEUU para combatir la pandemia fueron recomendaciones de los gobernadores, del Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en Inglés) o del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en Inglés), y no necesariamente del presidente; sin embargo, para Bill Gate hay que culpar y criticar a la administración Trump.

El presidente Trump anuncia el retiro oficial del finaciamiento de EEUU a la OMS

EEUU y el mundo entero fueron víctimas de la negligencia y encubrimiento de China con la complicidad de la OMS. Lamentablemente, Bill Gates no lo ve así.

La crítica reciente de Bill Gates es otro ejemplo de la politización de la pandemia para elevar su ego, menospreciar el trabajo del presidente Trump e ignorar la verdad sobre el papel de China y la OMS.

Honestamente, los comentarios de Bill Gates en favor de China y en contra del presidente Trump no deberían sorprender a nadie. Gates ha tenido por años una estrecha relación con el dictador Xi Jinping. Recordemos que China le dio a Bill Gates uno de los máximos honores otorgados por el régimen comunista.

El 2017, Bill Gates fue el único extranjero no académico seleccionado por la Academia China de Ingeniería para ser “miembro vitalicio” del cuerpo de 815 miembros de un grupo de 533 candidatos.

La Academia China dijo que Bill Gates fue elegido miembro por su papel como fundador y presidente de la empresa de energía nuclear TerraPower, con sede en Washington, la cual estableció una asociación con la Corporación Nuclear Nacional de China para desarrollar un reactor nuclear avanzado. Gates fundó TerraPower el año 2012.

Cuando Bill Gates intentó construir el reactor nuclear experimental en China, su plan se vio frustrado por las restricciones a la inversión extranjera de Estados Unidos impuestas por el presidente Trump. Posteriormente, en un Foro de Nueva Economía de Bloomberg, Gates describió el proyecto del reactor hundido como “un revés de cinco años para la tecnología”.

Es interesante – por decir lo menos – que por un lado Bill Gates quiere vacunar a los estadounidenses y al mundo entero; y por otro, establece acuerdos con la Corporación Nuclear Nacional de China. ¿Sabía usted esto?

La admiración de Bill Gates por el régimen comunista de Xi Jinping es tal que el el sitio web de la Fundación Bill y Melinda Gates tiene la siguiente descripción:

“China ha logrado un éxito notable al abordar la desigualdad en salud y la pobreza durante las últimas décadas. Sus reformas internas, el creciente compromiso global y la capacidad emergente de innovación solo sirven para reforzar el potencial de China como catalizador del desarrollo en todo el mundo”.

El año 2017 Bill Gates dijo lo siguiente durante una entrevista con un periódico del Partido Comunista Chino:

“Nuestra fundación está construyendo un centro de desarrollo de fármacos de medicina moderna en Beijing, que es totalmente de vanguardia. Vamos a hacer fantásticos fármacos nuevos. Y China ya tiene muchos medicamentos interesantes, particularmente para cosas como la malaria.  Pero aquí vamos a descubrir nuevos fármacos de última generación.  Y estoy impresionado con lo duro que trabaja el presidente Xi “.

“China es el mejor lugar para gente joven ambiciosa”,  afirmó Gates.

Tome en cuenta los comentarios que usa Bill Gates en referencia a sus acuerdos con el régimen comunista chino: Globalismo, producción de medicinas, potencial de China. Quizás este es el mejor de todos: “Estoy impresionado con lo duro que trabaja el presidente Xi“. ¿Alguna vez ha dicho Bill Gates que está impresionado por el trabajo de Donald Trump? Después del fracasado intento por construir el reactor nuclear chino, dudo que Bill Gates haga comentarios positivos del presidente Trump.

Los lazos e intereses económicos de Bill Gates con China son obvios. También es obvio que Gates tiene años elogiando al régimen comunista; sin embargo, ignora los abusos a los derechos humanos y la falta de libertades y elecciones democráticas del gigante asiático.

¿Si Bill Gates está tan preocupado por la salud del mundo porqué guardó silencio cuando China persiguió y arrestó a médicos que denunciaron el surgimiento y peligro del Coronavirus?. Al respecto, recordemos el caso de Li Wenliang, el médico que murió de Coronavirus después de alertar al mundo sobre los primeros casos en Wuhan, China.

Bajo estas circunstancias, no es sorpresa que muchas personas en EEUU y otros países se opongan a Bill Gates. Sus acciones y comentarios dan mucho que pensar.

Juan Torres