Nominación de Kamala Harris preocupa a católicos estadounidenses

La candidata demócrata a la vicepresidencia de Estados Unidos, Kamala Harris, durante su discurso de campaña en el tercer de la Convencion Nacional Demócrata realizada en el Chase Center in Wilmington, Delaware. 19 de agosto de 2020. Olivier DOULIERY / AFP.

Un portavoz de la campaña del expresidente Biden respondió a través de un correo electrónico en reacción al contenido de este reportaje, basado en información que es récord público.

MIAMI.- La nominación de la senadora por California Kamala Harris, como candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos por el partido demócrata, se ha convertido en un tema de interés noticioso, no sólo porque se trata de la primera mujer de ascendencia negra y asiática en ser seleccionada para competir por la vicepresidencia del país.

También la posibilidad de que pudiera llegar a ser la segunda persona con más poder de decisión en EEUU preocupa a un sector no despreciable de los creyentes estadounidenses, tanto demócratas como republicanos y es el caso de quienes profesan la fe católica.

Tras la publicación de este reportaje, elaborado por DIARIO LAS AMÉRICAS después de haber investigado información que constituye récord público y basado en reacciones de personalidades católicas colocadas en redes sociales, un portavoz de la campaña del candidato presidencial Joe Biden, pidió derecho a dar su réplica al contenido de este artículo.

Accedimos a la solicitud de dar espacio a la respuesta, enviamos dos preguntas que reproducimos textualmente a continuación:

1. ¿Qué respuesta tiene la campaña en torno a los hechos del cierre de hospitales durante su gestión [de Kamala Harris] como fiscal, de acuerdo con reportes periodísticos de California, y sobre su voto en el Senado en torno a la atención médica a sobrevivientes de abortos?

2. ¿Qué opinión tiene la senadora sobre esos señalamientos de que utilizó supuestamente su cargo para ayudar a organizaciones con afinidad política y en contra de personas religiosas? ¿Ella profesa alguna religión?

En respestuas a las preguntas de DIARIO LAS AMÉRICAS, la campaña del expresidente Biden por intermedio de un de sus portavoces envió la siguiente declaración por escrito:

“La senadora Kamala Harris es una mujer guiada por la fe cuando se trata de su familia, comunidad, la dignidad de los trabajadores y derechos laborales.

“Su fe la ha inspirado a luchar por los inmigrantes, los niños, el medioambiente y la ha guiado a luchar para cerrar los centros de detención inhumanos en Homestead y para el TPS para los venezolanos”.

De la treyectoria de la senadora Harris

Uno de los últimos hechos registrados en la trayectoria de Harris revela que votó en contra de un proyecto de Ley que garantizaría que los bebés que sobrevivan a procedimientos de aborto puedan recibir atención médica.

La anterior información es récord público en el Senado, ocurrió el 25 de febrero de este año. 56 senadores votaron a favor de la asistencia médica a los bebés sobrevivientes después de un procedimiento para interrumpir un embarazo, 41 estuvieron en contra contra y 3 no votaron. El voto de la senadora Harris estuvo entre los 41 votos que se opusieron a que se les brindara asistencia médica a los sobrevivientes de abortos.

La senadora fue formalmente nominada a la candidatura a la vicepresidencia de Estados Unidos por el partido demócrata la noche del 19 de agosto. Junto al exvicepresidente Joe Biden se enfrentarán al presidente republicano Donald Trump y a al vicepresidente Mike Pence, que van por la reelección.

De acuerdo con los récords públicos Harris contribuyó con el cierre de seis hospitales católicos administrados por las “Hermanas de la Caridad” en California, mientras se desempeñaba como fiscal de ese estado. Según se ha publicado en un editorial de The Wall Strest Journal (Kamala Harri´s Dark Knights), utilizó su poder para evitar el rescate de esos centros asistenciales.

El excongresista y excandidato a la nominación presidencial republicana en 2016, Newt Gingricht, del sector más conservador republicano, se refirió a la elección de Kamala Harris en su cuenta de Twitter. “El historial de Kamala Harris es perfectamente claro. Ella es abiertamente anticatólica al confirmar a los jueces federales, al querer procesar a las Hermanitas de la Caridad, al cerrar hospitales católicos por no unirse a los sindicatos, y al favorecer el aborto con los impuestos de los contribuyentes”, escribió.

Los hospitales fueron llevados a la insolvencia por los costosos contratos sindicales con el Service Employee International Union (SEIU). Se trata de una organización que respalda a Biden y Harris, también al movimiento de extrema izquierda Black Lives Matter, que abiertamente se identifica con la ideología marxista.

En California, el fiscal general tiene el poder de aprobar o rechazar adquisiciones de hospitales sin fines de lucro. Como procuradora general, Harris estaba feliz de cerrar seis hospitales para sus aliados sindicales, escribió Gingrich.

“La saga comenzó en 2014 cuando Prime Healthcare Services, con fines de lucro, hizo una oferta de $ 843 millones por seis hospitales insolventes operados por el Sistema de Salud Catholic Daughters of Charity en California. Los hospitales habían estado sangrando dinero durante años, debido a contratos laborales inflexibles y pagos al Medicaid”, publicó de Wall Street Journal.

El sindicato de trabajadores se opuso a la propuesta de la empresa de servicios médicos porque se negó a firmar un acuerdo que les permitiría organizar todos los hospitales de Prime. Solo cuatro de los 15 hospitales de Prime en California en ese momento estaban sindicados.

“Los trabajadores del hospital, los pacientes y los contribuyentes pagaron un precio terrible por la intervención de la Sra. Harris en nombre del SEIU. Igual de preocupante fue el uso que hizo Harris de su autoridad para ayudar a un partidario político y castigar un negocio que no le gustaba. Ella estaba a la vanguardia de los nuevos Fiscales Generales estatales progresistas que usan el poder de acusación contra los oponentes”, dice el Wall Street Journal en su editorial.

El caso de Buescher

Harris es también señalada por el trato que habría dado al ahora juez de distrito estadounidense Brian Buescher durante su audiencia de confirmación en el Senado. Para los críticos de Harris esa acción en un claro ejemplo de la intolerancia anticatólica de la ahora candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos.

Harris cuestionó la membresía de Buescher en la organización los Caballeros de Colón, dedicada a acciones caritativas y con base en la fe católica. La organización distribuye alimentos a los pobres, ayuda en casos de desastre en todo el mundo, ofrece becas para estudiantes con dificultades, ayuda a refugiados que huyen de la violencia y la persecución y lleva a cabo una serie de otros esfuerzos filantrópicos.

Pero el liderazgo de la organización se opone al aborto y al matrimonio entre homosexuales por motivos religiosos, una agenda que el sector radical demócrata promueve.

Newt Gingricht denunció que Harris atacó al ahora juez Buescher sobre su membresía en los Caballeros de Colón y por su fe católica, esos temas “deberían de excluirlo del tribunal”.

Michael Sean Winters, escritor del National Catholic Reporter y autor del libro “Dejados en el altar: cómo los demócratas perdieron a los católicos y cómo los católicos pueden salvar demócratas”, también expresó sus reservas sobre la nominación de la senadora Harris para la Casa Blanca.

Winter calificó el trato de Harris a Buescher como “vergonzoso tanto por su ignorancia como por su intolerancia”.

“Independientemente de las dificultades que tenga con el liderazgo de los Caballeros de Colón, no excusan su desdén hacia una religión de millones de conciudadanos”, dijo Winters después de que Biden hiciera el anuncio de la selección de Harris.

Giro extremo

La nominación oficial de Kamala Harris es tema de análisis en Estados Unidos y a nivel internacional.

La Agencia Católica de Informaciones (ACI), que pertenece al EWTN Globak Catholic Network, la cadena católica de televisión más grande del mundo que llega a más de 85 millones de hogares en 110 países y 16 territorios, escribió sobre la nominación de Harris.

ACI publicó la opinión del profesor de la Universidad de Fordham, Charles Camosy, quien calificó a Harris como una elección inadecuada para vicepresidenta.

Camosy abandonó las filas del partido demócrata a inicios del 2020 por el rumbo que lleva el partido con su postura proaborto.

La organización de defensa de la vida, Democrats for Life of America, también criticó la selección de Harris. En un comunicado señalaron que ella “no brinda garantías a los demócratas provida y, de hecho, alienará aún más a 21 millones de votantes demócratas que se han olvidado del partido durante bastante tiempo”, publicó la agencia.

Por su parte, el obispo de Providence, Mons. Thomas Tobin, dijo en Twitter que, primera en mucho tiempo el partido demócrata no ha tenido un católico, una situación que valora como triste.

Pero no solo la nominación de Harris es tema que inquieta a sectores conservadores y religiosos en Estados Unidos, el incremento de ataques a las iglesias es otro tema de preocupación.

El Senador John Kennedy instó al fiscal general William Barr a intensificar los esfuerzos para acabar con los ataques a templos religiosos, un total de 19 se han registrado desde mayo a la fecha en el país. Exhortó a que los crímenes contra la Iglesia católica deben cesar.

Otro de los temas de preocupación sobre el rumbo del partido demócrata es la presencia de movimientos de extrema izquierda que apoyan a los candidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos, como Antifa y Black Lives Matter, el último apoya abiertamente a regímenes como el de Venezuela, y se declara públicamente de ideología marxista.

Opal Tometi, de origen nigeriano es cofundadora de Black Lives Matter, ella participó como observadora electoral en Venezuela en 2015.

Opal Tometi, de origen nigeriano es cofundadora de Black Lives Matter, ella participó como observadora electoral en Venezuela en 2015. Captura de pantalla/Twitter/@opalayo

Opal Tometi, cofundadora de Black Lives Matter, vestida de negro aparece abrazada con el dictador Nicolás Maduro. Tometi participó como observadora electoral en Venezuela en las elecciones de 2015.

Opal Tometi, cofundadora de Black Lives Matter, vestida de negro aparece abrazada con el dictador Nicolás Maduro. Tometi participó como observadora electoral en Venezuela en las elecciones de 2015. Foto publicada por el régimen de Venezuela

Judith Flores – Diario Las Américas