Los estadounidenses continúan huyendo de los estados con impuestos más altos

Comparte este artículo:

El horizonte de Manhattan es visible en la distancia mientras un hombre visita Governors Island en la ciudad de Nueva York, el 15 de julio de 2020 (ANGELA WEISS/AFP a través de Getty Images)

WASHINGTON— Los estados con los gravámenes fiscales más altos, como Nueva York, Illinois y California, continúan perdiendo residentes este año, ya que las tasas de impuestos tienen un efecto significativo en el crecimiento y prosperidad de los estados, dicen los economistas.

“La evidencia es clara de que las tasas impositivas competitivas, las regulaciones bien pensadas y el gasto responsable generan más oportunidades para todos los estadounidenses”, según el informe “Estados ricos, estados pobres” del American Legislative Exchange Council (ALEC), una organización conservadora sin fines de lucro.

El informe anual clasifica a los estados en función de su competitividad y perspectivas económicas al examinar las decisiones políticas tomadas por los estados y su impacto.

En 2019, Utah ocupó el primer lugar en cuanto a perspectivas económicas, seguido de Wyoming, Idaho, Indiana y Carolina del Norte; el estado se ha ganado la clasificación más alta durante 13 años consecutivos.

Según Jonathan Williams, economista en jefe de ALEC, Utah ha implementado muchas reformas “que se han adelantado a la curva”.

Los legisladores de Utah vieron el problema de la responsabilidad no financiada en el sistema estatal de pensiones y tomaron medidas audaces para solucionarlo después de la crisis financiera de 2008. El estado también revisó su sistema de impuestos a la propiedad.

“No es solo una teoría. Esto realmente se está desarrollando en la práctica y vemos que los estadounidenses continúan mudándose a Utah. Y Utah está en auge en este momento”, dijo Williams al programa “NTD Business”.

“Seguimos viendo este fenómeno en el que los estadounidenses votan con los pies. Y están votando con mucha fuerza lejos de los estados con altos gravámenes fiscales y menos oportunidades económicas”, dijo.

Los estados que ganaron más en población durante la última década fueron Texas (más de 1.2 millones, el 15.° en la lista de perspectivas económicas) y Florida (más de 1.1 millones, el 7.° en la lista).

Según Williams, estos estados proporcionan un entorno favorable a los negocios, una mejor política fiscal y más competencia económica.

Los cinco últimos estados en el ranking de perspectivas económicas fueron Nueva York, Vermont, Nueva Jersey, Illinois y California.

“Cuando miras los estados inferiores nuevamente, ves aquellos estados que tienen las tasas impositivas más altas, y tampoco las están eliminando gradualmente”, dijo el economista Arthur Laffer, coautor del informe, el 11 de agosto durante un seminario web organizado por la ALEC.

Tanto California como Nueva York, por ejemplo, tienen propuestas para grandes aumentos de impuestos, señaló.

Nueva York es “un tesoro para Estados Unidos”, pero “incluso los tesoros pueden servir de lección con los impuestos y creo que eso es lo que realmente están viendo aquí”, dijo Laffer.

Nueva York mantiene la segunda tasa de impuesto sobre la renta personal marginal más alta y la tasa de impuesto a la renta corporativa marginal más alta, según el informe. El estado perdió más de 1.3 millones de residentes entre 2009 y 2018 contra estados económicamente más competitivos.

El informe también muestra que las grandes reformas han ayudado significativamente a estados como Wyoming, Oklahoma, Wisconsin, Delaware y Montana. Estos estados mejoraron su clasificación nacional en 2019 al mantener sus gastos bajo control, lo que les permitió reducir el gravamen fiscal, dijo Williams.

“Está viendo justo una migración de personas fuera de estos estados con altos impuestos”, dijo Stephen Moore, economista y coautor del informe ALEC, durante el seminario web.

“Y realmente está ejerciendo presión sobre los presupuestos de estos estados como Nueva York, Connecticut, Nueva Jersey y Rhode Island. Estos estados están siendo desangrados año tras año”, dijo.

Según Moore, a pesar de la pandemia, varios estados, incluidos Utah, Dakota del Sur, Nebraska e Iowa, ya han equilibrado sus presupuestos este año sin impuestos sobre la renta masivos.

El informe ilustra la competitividad y las perspectivas económicas de cada estado utilizando 15 variables de política igualmente ponderadas, incluidas las tasas impositivas, las regulaciones, el gasto y la política laboral del derecho al trabajo. También examina las tendencias de la última década, así como las decisiones políticas tomadas en 2019.

Emel Akan – La Gran Época


Comparte este artículo: