El Papa Francisco usa el coronavirus para atacar el capitalismo y pedir más justicia social

El Presidente Trump y el Papa Francisco.

El Papa Francisco y el Vaticano emitieron mensajes el miércoles pidiendo directamente que todo el mundo siga los deseos del Papa sobre el medio ambiente y la justicia social, debido al Coronavirus. Si eso no tiene sentido para usted, es porque no tiene sentido, pero eso no impide que el Papa Francisco haga un argumento contra el capitalismo.

El Papa esencialmente trató de argumentar que el Coronavirus simplemente nos está revelando la verdadera “enfermedad” de la sociedad, que según él es la desigualdad económica y no hacer lo suficiente sobre el cambio climático. Incluso trató de argumentar que la desigualdad económica y el cambio climático están vinculados, porque la gente está tomando demasiado del planeta.

“Estos síntomas de desigualdad revelan una enfermedad social; es un virus que proviene de una economía enferma. Y debemos decirlo simplemente: la economía está enferma. Se ha enfermado. Está enferma. Es el fruto de un crecimiento económico desigual – esta es la enfermedad: el fruto de un crecimiento económico desigual – que ignora los valores humanos fundamentales,” dijo el Papa Francisco.

El presidente Trump había creado una economía increíble antes del coronavirus que estaba haciendo cosas como ayudar a las pequeñas empresas latinas a convertirse en las de más rápido crecimiento en el país. La única “enfermedad” del Coronavirus revelada en nuestra economía es nuestra excesiva dependencia de China, el mismo lugar de donde vino. Principalmente tenemos que agradecer a los demócratas por eso, ya que China nos ha estado estafando durante décadas con terribles acuerdos comerciales.

“Repetiré esto para que nos haga pensar: unos pocos ricos, un grupo pequeño, poseen más que todo el resto de la humanidad. Esto es pura estadística. ¡Es una injusticia que clama al cielo! Al mismo tiempo, este modelo económico es indiferente al daño infligido a nuestra casa común,” continuó el Papa Francisco.

Este es el Papa que está directamente en contra del capitalismo porque incluso se refirió a lo que se queja como un “modelo económico”. La desigualdad económica es una característica del capitalismo, no un problema. Por eso funciona. Si intenta hacer que todos sean completamente iguales económicamente, utilizando sistemas como el socialismo y el comunismo, nunca funcionará. El Papa luego describió vagamente el sistema que preferiría, que obviamente es el comunismo o el socialismo.

“De hecho, de entre todas las especies, somos los seres más cooperativos y prosperamos en comunidad, como bien se ve en la experiencia de los santos. Hay un dicho en español que me inspiró a escribir esta frase. Dice: ‘Florecemos en racimo, como los santos’: florecemos en comunidad, como se ve bien en la experiencia de los santos,” dijo el Papa.

Este es el Papa argumentando que estamos destinados a estar en una comunidad donde todos compartimos todo, lo que ni siquiera es históricamente exacto. Antes de que tuviéramos cualquier tipo de sociedad, los humanos eran muy tribales y estaban constantemente en estado de guerra con otras tribus. Nunca en la historia de la humanidad ha funcionado ningún tipo de utopía comunista.

El hecho es que no tenemos recursos ilimitados, por lo que tenemos que dividir el mundo de alguna manera. El capitalismo ha demostrado ser el sistema más justo a lo largo de la historia. Podríamos perdonar al Papa por simplemente ser ignorante, pero a lo largo de los años ha demostrado que en realidad es un activista liberal de extrema izquierda que usa a Dios para impulsar su agenda marxista.

“No se está cuidando nuestra casa común. Estamos cerca de superar muchos límites de nuestro maravilloso planeta, con consecuencias graves e irreversibles: desde la pérdida de biodiversidad y el cambio climático hasta el aumento del nivel del mar y la destrucción de los bosques tropicales. La desigualdad social y la degradación ambiental van de la mano,” dijo también el Papa.

Su ecologismo y su discurso sobre el cambio climático revelan quién es realmente. Solo un activista liberal de extrema izquierda podría pensar en usar el Coronavirus para defender a los creyentes del cambio climático. No existe absolutamente ningún vínculo entre el cambio climático y el coronavirus. Todo lo que hizo el Papa con sus declaraciones fue promover aún más el victimismo sin ofrecer absolutamente ninguna solución a los problemas que plantea.

Francis Olivera – Política Veraz