EEUU firmó un acuerdo con Moderna para comprar 100 millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus

Oficinas centrales de la compañía en Cambridge, Massachusetts (Reuters)

El gobierno estadounidense invertirá de USD 1.500 millones para asegurarse la rápida distribución del medicamento en caso de que reciba la aprobación. El contrato incluye una opción por 400 millones de aplicaciones adicionales.

Estados Unidos firmó un acuerdo con la farmacéutica Moderna Inc para adquirir 100 millones de dosis de su potencial vacuna para el COVID-19, por alrededor de 1.500 millones de dólares, dijeron el martes la Casa Blanca y la compañía.

“Esta noche me complace anunciar que hemos llegado a un acuerdo con Moderna para la fabricación y entrega de 100 millones de dosis de su vacuna candidata contra el coronavirus. El gobierno federal será el propietario de estas dosis de vacuna, las estamos comprando”, informó Trump en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

El contrato también incluye una opción por 400 millones de dosis adicionales, según declaraciones de la empresa y del Departamento de Salud estadounidense.

El acuerdo alcanzado eleva ahora la inversión pública estadounidense en Moderna, una empresa de biotecnología fundada hace menos de una década y que nunca ha creado una vacuna hasta la fecha, a 2.480 millones de dólares. Ninguna otra compañía o grupo farmacéutico ha recibido tanto dinero de Washington en la carrera por las vacunas.

(Reuters)

(Reuters)

La vacuna candidata de Moderna, mRNA-1273, es una de las pocas que ya ha avanzado a la etapa final de prueba. El estudio, que apunta a incluir a 30.000 personas, está en camino de completarse en septiembre, informó la compañía este mes, aunque si los resultados no son apurados estarían para diciembre, después de las elecciones.

El precio de Moderna por dosis es de alrededor de 30,50 dólares por persona, para un régimen de dos dosis. Eso está en línea con otros acuerdos que Estados Unidos ha firmado con farmacéuticas para posibles vacunas.

Estados Unidos ha firmado varios contratos para adquirir dosis de posibles vacunas antes de su aprobación por parte de los reguladores, como parte de su programa “Operación Warp Speed” que tiene como objetivo que el país tenga una vacuna para fines de año. La administración Trump ha invertido al menos 10.900 millones de dólares en el desarrollo y producción de vacunas

Moderna, laboratorio socio de los Centros Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), está liderando uno de los tres proyectos occidentales que han comenzado su fase final de ensayos clínicos primero en miles y finalmente 30.000 voluntarios, en julio, junto con las alianzas Oxford/AstraZeneca y Pfizer/BioNTech. Los resultados preliminares de la primera fase, en un pequeño número de personas, mostraron que su vacuna había generado una respuesta inmunitaria.

Hasta finales de año, como muy pronto, no se sabrá si la vacuna de Moderna/NIH es segura y eficaz, según el doctor Anthony Fauci, director del instituto que gestiona el ensayo clínico, pero Trump ha dicho que espera más resultados antes de los comicios presidenciales del 3 de noviembre, en los que busca su reelección.

Infobae (Con información de AFP y Reuters)