EE.UU.: La mayoría de estados rechazan que los contribuyentes financien el aborto

Un joven sostiene un póster de “Soy la generación pro-vida” en la Marcha por la Vida de 2017.

Redacción BLes– Según dio a conocer la organización sin fines de lucro Family Research Council (FRC) a través de un mapa interactivo, solo 13 estados subvencionan recursos estatales dirigidos a la industria del aborto así como a sus proovedores a través de Medicaid o fondos de planificación familiar del Titulo X con dólares de los contribuyentes.

El mapa estatal interactivo que fue publicado el martes detalla como 13 estados, de los cuales la mayoría se encuentran en las costas noreste, atlántica y oeste, han implementado medidas para financiar el aborto con dinero de los contribuyentes. Entre estos están: California, Connecticut, Hawaii, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva México, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón, Vermont y Washington.

La plataforma del Partido Demócrata establece que para 2020 se garantiza que la empresa abortista Planned Parenthood será completamente financiada con dólares de los contribuyentes incluyendo abortos para mujeres de bajos recursos.

En el 2017 el presidente del Comité Nacional Demócrata, Tom Pérez, fue enfático al decir que en su partido no había lugar para quienes son provida.

“Todos los demócratas, como todos los estadounidenses, deben apoyar el derecho de la mujer a tomar sus propias decisiones sobre su cuerpo y su salud”, dijo Pérez, Según el Huffington Post. “Eso no es negociable y no debería cambiar de ciudad en ciudad o de estado en estado”, agregó.

Por su parte Quena González, Directora de Asuntos Estatales y Locales del Family Research Council, expresó: “Durante demasiado tiempo, Planned Parenthood, la empresa de abortos más grande de Estados Unidos, ha recibido millones de dólares cada año en dinero de los contribuyentes. La mayor parte de ese dinero fluye a través de los estados, dando a los gobernadores y legisladores estatales tremendas oportunidades para retirar fondos a la industria del aborto”.

“El mapa de FRC destaca las acciones estatales para restringir o detener ese flujo. Desde 1976, la Enmienda Hyde federal ha reconocido el principio de que los contribuyentes no deben respaldar los abortos o la industria del aborto. Es hora de que el Congreso y los estados terminen el trabajo del congresista Hyde”, agregó.

De acuerdo con una encuesta llevada a cabo por la sociedad de beneficios fraternales, los Caballeros de Colón, el 60% de los estadounidenses se opone a que los contribuyentes financien el aborto dentro de los Estados Unidos

El último mapa elaborado por la FRC, además detalla que 23 estados han implementado de manera activa leyes para desfinanciar parcial o completamente el aborto.

El año pasado, la administración de Donald Trump implementó una norma que prohíbe que los fondos del Título X (servicios de planificación familiar gratuitos o de costo reducido) apoyen los programas y las organizaciones que brindan servicios de aborto.

La medida que “exige la separación física y financiera de los proyectos e instalaciones del Título X de los programas e instalaciones donde el aborto es un método de planificación familiar”, afectó directamente a la abortista Planned Parenthood que ahora se ve obligada a brindar servicios de salud por separado.

Bajo la norma, las clínicas también se han visto obligadas a denunciar casos de violación, incesto y trata de personas, según lo exige la ley federal, que además exige llevar a cabo el “cumplimiento documentado de las leyes estatales y locales que exigen la notificación o denuncia de abuso infantil, abuso sexual infantil, abuso sexual, violación, incesto, violencia de pareja íntima y trata de personas”, según lo recogido por Daily Caller

César Munera – BLes