Trump defiende a la pareja de St. Louis que blandió sus armas e insinúa que tomará medidas

El presidente Donald Trump hace un gesto mientras da una conferencia de prensa en la Rosaleda de la Casa Blanca el 14 de julio de 2020. (Jim Watson/AFP vía Getty Images)

El presidente Donald Trump defendió el martes a la pareja de St. Louis que el mes pasado empuñó sus armas para defender su casa de los activistas que caminaban por su urbanización privada, e insinuó que podría tomar medidas en el caso.

El presidente sugirió en una entrevista con Townhall que la pareja, Mark y Patricia McCloskey, tenía derecho a defenderse con sus armas de fuego personales. El viernes las autoridades entregaron una orden de registro en su casa, confiscando un rifle a la pareja.

“Les iban a dar una buena paliza si tenían suerte, OK, si tenían suerte”, dijo el presidente. “Les iban a dar una buena paliza, y la casa iba a ser totalmente saqueada y probablemente quemada como si intentaran quemar iglesias”.

“Estas personas estaban allí, nunca las usaron, y eran legales, las armas”, continuó Trump. “Y ahora entiendo que alguien de la ciudad quiere procesar a estas personas. Es una vergüenza”.

El 28 de junio, la pareja estaba comiendo en su porche trasero cuando docenas de personas entraron en su vecindario privado a través de una puerta con un cartel que decía “Calle Privada”.

Unas fotos más tarde mostraron que la puerta de hierro forjado fue dañada.

Los McCloskey agarraron armas de fuego y se pararon fuera de su casa, instando al grupo a seguir adelante y no detenerse.

Mientras lo hacían, algunos integrantes del grupo les amenazaron entre gritos.

El grupo se dirigió a la casa de la alcaldesa demócrata de St. Louis Lyda Krewson (que vive en el mismo vecindario) para exigirle que renunciara. Estaban molestos porque ella leyó públicamente los nombres y direcciones de los activistas que presentaron quejas para desfinanciar por completo el departamento de policía de la ciudad.

Un resumen policial del incidente obtenido por The Epoch Times dijo: “Las víctimas declararon que estaban en su propiedad cuando oyeron una gran conmoción en la calle. Cuando las víctimas fueron a investigar la conmoción, observaron a un gran grupo de sujetos romper a la fuerza una puerta de hierro marcada con letreros de ‘No Pasar’ y ‘Calle Privada’”.

“Una vez atravesada la puerta, las víctimas avisaron al grupo que estaban en una calle privada y que entraron sin autorización, y les dijeron que se fueran. El grupo comenzó a gritar obscenidades y amenazas de daño a ambas víctimas. Cuando las víctimas observaron a varios sujetos armados, se armaron y se pusieron en contacto con la policía”, dijo.

Los McCloskey dijeron en una declaración difundida a través de su abogado que creen que actuaron legalmente porque permanecieron en su propiedad.

“Sus acciones se debieron únicamente al miedo y la aprensión, cuya génesis no estuvo relacionada con la raza. De hecho, los agitadores responsables de la trepidación eran blancos”, decía la declaración.

La pareja dijo más tarde que apoyaba la agenda de Black Lives Matter.

Según la FOX 2 de San Luis, el gobernador de Missouri Mike Parson recibió una llamada telefónica del presidente, diciendo que trataría de hacer “todo lo que estuviera en su poder” en el caso de los McCloskey.

“Acabo de hablar con el presidente antes de venir aquí hoy. Él entiende la situación en Missouri. Entiende la situación en San Luis y lo fuera de control que está para un fiscal dejar salir a los criminales violentos, y no hacer su trabajo, y atacar a los ciudadanos que acatan la ley”, dijo Parson a la cadena.

Trump expresó previamente su apoyo a los McCloskey al volver a tuitear un video de la pareja defendiendo su casa un día después del incidente, acompañado del título “La ley y el orden”.

“[En] la conversación que tuve con el presidente dijo que haría todo lo posible para ayudar en esta situación. Tomaría medidas para hacerlo”, continuó Parson. “Estoy agradecido de que se involucre en esta situación. Estoy agradecido de que él vaya a defender a la gente y sus derechos legales”.

No se han presentado cargos contra los McCloskey, pero Mark McCloskey, abogado de profesión, dijo esta semana que cree que él y su esposa serán acusados en un futuro próximo.

Isabel Van Brugen – La Gran Época