Los disturbios disfrazados de manifestaciones dejan las ciudades destruidas en EE.UU.

Portland, Oregón / EE.UU. – 4 de agosto de 2018: presencia policial y control de disturbios en un mitin de oración patriota en Portland, Oregón. (By Eric Crudup-Shutterstock)

Redacción BLes– La situación no es alentadora para muchas ciudades en los Estados Unidos que están atravesando ya meses de protestas violentas, que se iniciaron después de la muerte de George Floyd en la ciudad de Minneapolis: negocios vandalizados, edificios incendiados, más homicidios y el crimen hasta 100% más que año pasado.

Veamos los números, algunas imágenes y un testimonio.

Minneapolis

Según un informe de Daily Caller, en Minneapolis los residentes formaron grupos para patrullar las calles debido al incremento del crimen y la ausencia de las fuerzas de seguridad. Notablemente, el consejo municipal de esta ciudad votó unánimemente para quitarles 10 millones al presupuesto del departamento de policías y suspender el reclutamiento de nuevos agentes.

Más de 100 negocios han sido destruidos, edificios incendiados en toda la ciudad incluyendo el tercer recinto policial y 15 personas asesinadas.

Cuando en julio de 2019 la ciudad registró 29 tiroteos, la primera quincena de julio de 2020 ya registra 43 tiroteos.

Nueva York

El departamento de policía de la ciudad de Nueva York reportó que en el periodo entre el 25 de mayo cuando se iniciaron las protestas y el 28 de julio, un total 303 vehículos policiales han sido dañados, de los cuales 14 patrulleros completamente incendiados, lo que generó un gasto de 1 millón de dólares en daños. En ese mismo periodo 300 policías fueron heridos en el cumplimiento del deber.

El crimen en la ciudad ahora es un 130% mayor en comparación del año pasado.

Un usuario de Twitter que aparentemente participó del vandalismo en la ciudad de Nueva York, publicó algunas imágenes que lo dicen todo.

“Una furgoneta de la policía de Nueva York fue redecorada con algunas obras de arte durante la marcha de #AllOutNY”.

Atlanta

Según un informe del Wall Street Journal, en un periodo entre junio y julio del 2019 comparado con el 2002, los tiroteos y homicidios en la ciudad aumentaron un 265%.

Los manifestantes destruyeron el Salón de la Fama del Fútbol Universitario, vandalizaron los estudios de la CNN y quemaron completamente el local de Wendy donde murió Rayshard Brooks luego de un altercado con la policía.

Seattle

Debido a la creación de CHAZ (Zona Autónoma del Capitoll Hill) el crimen en la ciudad se disparó un 525%. Mientras la actividad criminal como el consumo de estupefacientes y los delitos violentos, incluida la violación, el robo, la agresión y el aumento de la violencia de las pandillas aumentaba, la alcaldesa de Seattle, Jenny Durkan alentó a los manifestantes, los apoyó y dejó que esto continuara por casi un mes.

Portland

Stacey Gibson, dueña de un negocio en la zona céntrica de la ciudad de Portland, fue entrevistada el martes 28 de julio en Fox News.

Gibson dijo que inicialmente apoyaba el mensaje de los manifestantes pero ahora cambió de parecer.

“Esto es sólo gente aprovechando una oportunidad. Y están lastimando a mucha gente, no sólo a los negocios, sino a los residentes y a todos los que intentan estar aquí. Quiero decir, esto sólo destruyó Portland, en mi opinión,” dijo la Sra. Gibson quien no cree que esta violencia esté siendo causada por el movimiento de Black Lives Matter.

Explicó que a los negocios lejos del área céntrica les está yendo bien con las ventas, recuperándose de las pérdidas causadas por la pandemia.

Ella tenía que tomar una decisión entre dejar el negocio cerrado y no poder seguir pagando a sus empleados o abrir. El negocio al lado suyo fue completamente destruido y ahora que abrió su local cruza los dedos para que le pase nada al suyo.

La comerciante renegó de la situación anárquica que se vive en la ciudad: “No es justo que la gente pueda violar las leyes y no tener ningún tipo de consecuencia. Quiero decir, esto tiene que ser resuelto. No es algo que debería estar sucediendo”.

Todas estas ciudades están manejadas hace décadas por los demócratas. Irónicamente estos líderes demócratas con la ayuda de los medios principales están intentando disminuir la gravedad de esta violencia, acusando al presidente Trump de incitar los disturbios para ganar la reelección. Nada más lejos de la realidad.

Álvaro Colombres Garmendia – BLes