Hospitales y clínicas colapsan por coronavirus en Venezuela

La cifra real de fallecidos por coronavirus en Venezuela ronda los 205 y no los 120 que reportó el régimen (EFE)

“Los hospitales de Caracas están cerca del colapso en las áreas encargadas de atender la COVID-19”: José Manuel Olivares.

El sistema de salud de Venezuela está al borde del colapso en medio de la expansión del coronavirus. Las clínicas y hospitales no están en condiciones de atender más pacientes y menos, a los que requieren de cuidados intensivos.

Este martes 21 de julio el régimen de Nicolás Maduro informó que el país suramericano llegó a los 120 muertos. También la tiranía señaló que se detectaron 440 casos nuevos, de los que 412 son de transmisión comunitaria y 28 “importados” por migrantes retornados, con lo que la cifra total se eleva hasta 12.774 contagiados. De ellos, 5.671 casos siguen activos y el resto, casi el 55% ha superado la enfermedad.

Sin embargo todo indica que las cifras de muertes por coronavirus son superiores a las anunciadas de manera oficial. De acuerdo con el médico infectólogo Julio Castro, hay pacientes que mueren sin haber sido diagnosticados.

El diputado José Manuel Olivares, médico de profesión, y recientemente designado Comisionado Presidencial para la Emergencia de Salud y Atención Sanitaria a los Migrantes, denunció que los hospitales de Caracas están cerca de colapso en las áreas encargadas de atender la COVID-19.

“La ciudad de Caracas (está) a punto de colapsar en las áreas COVID-19 de los grandes hospitales de la capital”, dijo Olivares en una sesión virtual de la Asamblea Nacional en la que detalló que la ocupación de las unidades de terapia intensiva a nivel nacional es del 60%.

Olivares reveló además que cifra real de fallecidos ronda los 205 y no los 120 que reportó el régimen.

El diputado denunció que “se ha perdido un tiempo valioso” en la adaptación de Venezuela para atender la pandemia, por lo que responsabilizó al régimen por cada fallecido por esa enfermedad en Venezuela.

“(El Gobierno) no compró ventiladores, a nivel nacional hay entre 280 a 290 ventiladores (respiradores). En los hospitales más grandes, solo hay 143 ventiladores y 133 camas de terapia intensiva(…) a nivel nacional tan solo hay 800 camas de emergencia”, aseguró.

Además, alertó acerca de las pruebas diagnósticas realizadas en Venezuela, y destacó que Venezuela es el segundo país de América Latina que menos pruebas tipo PCR ha realizado, solo por delante de Haití.

Un reportaje de la agencia de noticias Bloomberg reveló este miércoles 22 de julio que mientras que el COVID-19 se multiplica en Venezuela, el régimen de Maduro está evitando que laboratorios privados y universitarios realicen pruebas.

De acuerdo con la periodista Patricia Laya, el temor del régimen es que refleje la realidad de la presencia del virus en el país y aumenten drásticamente las cifras. Agregó además que los laboratorios privados temen represalias.

«Al cuarto mes de la cuarentena, solo dos laboratorios estatales alrededor de Caracas pueden realizar pruebas. Dado que los resultados tardan de dos a cuatro semanas en llegar, si es que lo hacen, muchos de los enfermos se quedan sin respuesta», señaló Laya.

«El laboratorio principal de Caracas tiene la capacidad de procesar 2.000 pruebas diarias, muy por debajo de las pautas de la OMS, ya que los casos positivos diarios representan aproximadamente el 20% del total examinado. Las pautas exigen que esa tasa sea inferior al 10%», agregó.

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas ha advertido que la mayoría de los tests que se realizan en el país son pruebas rápidas y poco fiables, y que el número real de infectados podría ser muy superior al reportado por las autoridades.

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud considera a Venezuela uno de los países de América Latina más vulnerables frente a la pandemia; mientras que la Encuesta Nacional de Hospitales, que elabora anualmente la organización Médicos por la Salud, detectó importantes carencias en los centros médicos.

53% de los hospitales no contaban con mascarillas, lo que agrava el riesgo de que los profesionales sanitarios se conviertan en grandes difusores del virus. Entre tanto, la escasez de medicamentos y la falta de agua en muchos centros hospitalarios prevalece en el país, empeorando la crisis.

Una encuesta realizada por la Comisión de Expertos de la Salud de la Asamblea Nacional reveló que 74,6% de los venezolanos no tienen acceso al agua de manera constante; lo que hace difícil cumplir con el lavado frecuente de manos que se recomienda como primera medida de prevención contra el coronavirus.

La comida también falta. De acuerdo con Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, un tercio de la población venezolana se encuentra en situación de inseguridad alimentaria.

Sabrina Martín – PanamPost