El consulado chino en Houston era un “centro de espionaje masivo”, dice el senador Rubio

Un camión de bomberos se encuentra fuera del consulado chino el 22 de julio de 2020, en Houston, después de que el Departamento de Estado de EE.UU. ordenara a China cerrar el consulado. (Mark Felix/AFP vía Getty Images)

El consulado chino en Houston, que Estados Unidos ordenó que fuera cerrado, era un “centro de espionaje masivo” para el Partido Comunista Chino (PCCh), según el presidente interino del Comité de Inteligencia del Senado, Marco Rubio.

“El consulado chino en Houston no es una instalación diplomática. Es el nodo central de la vasta red de espías e influencias del Partido Comunista en Estados Unidos. Ahora ese edificio debe cerrarse y los espías tienen 72 horas para salir o enfrentar el arresto”, dijo Rubio en Twitter el 22 de julio, agregando que el cierre lleva mucho tiempo de retraso.

Estados Unidos dijo el 22 de julio que ordenó al consulado chino en Houston que cerrara, según la portavoz del Departamento de Estado Morgan Ortagus. La portavoz dijo que el cierre fue ordenado “para proteger la propiedad intelectual estadounidense y la información privada de los estadounidenses”.

Las embajadas y consulados chinos en todo el mundo tienen el mandato de influir en los políticos y funcionarios gubernamentales locales y movilizar a los miembros de la comunidad china y a los estudiantes chinos para fomentar la influencia del PCCh, según Chen Yonglin, primer secretario y cónsul de Beijing para asuntos políticos en Sydney, Australia, quien desertó en 2005.

“El control de la comunidad china de ultramar ha sido un objetivo estratégico constante del Partido Comunista Chino como una forma de penetrar en la corriente principal del país anfitrión”, dijo. “No es solo en Australia. Se hace de esta manera en países como EE.UU. y Canadá también”.

La orden de cierre se produjo después de que se acusara a dos ciudadanos chinos de una campaña de espionaje cibernético de una década de duración en la que se les acusó de robar información sobre diseños de armas, información sobre drogas, códigos fuente de software y datos personales.

En abril, los documentos judiciales de una demanda federal pública en Connecticut alegaban que el embajador de China en Estados Unidos y un alto diplomático chino en la ciudad de Nueva York facilitaban el reclutamiento encubierto de científicos en Estados Unidos. El Daily Beast fue el primero en informar sobre el caso.

En septiembre del año pasado, Estados Unidos expulsó a dos funcionarios de la embajada china por entrar en una base militar “sensible” en Virginia, la primera vez en más de 30 años que se expulsaba a diplomáticos chinos por presuntos actos de espionaje.

Altos funcionarios estadounidenses han ampliado recientemente sus críticas al PCCh, diciendo que el régimen es la mayor amenaza para Estados Unidos.

Aproximadamente el 80 por ciento de todos los juicios por espionaje económico iniciados por el Departamento de Justicia (DOJ) alegan una conducta criminal con la intención de beneficiar al PCCh. China está involucrada de alguna manera en cerca del 60 por ciento de todos los casos de robo de secretos comerciales, según el DOJ.

El director del FBI Christopher Wray dijo que la oficina está abriendo una nueva investigación de contrainteligencia que involucra a China cada 10 horas. La oficina tiene más de 2000 investigaciones activas relacionadas con China, como parte de la Iniciativa China, una campaña a gran escala contra el PCCh lanzada en noviembre de 2018 por el entonces fiscal general, Jeff Sessions.

China calificó la orden de cerrar el consulado como ” una escalada sin precedentes” y dijo que tomaría represalias si Estados Unidos no revocaba la orden. El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que Estados Unidos le dio tres días para cerrar el consulado.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Wang Wenbin, dijo que el consulado está operando normalmente, pero no respondió a las preguntas sobre los informes de documentos que se queman en el patio del consulado. Un vídeo enviado a una estación de noticias local y publicado en las redes sociales mostraba varios fosos de fuego abiertos en el patio.

La policía de Houston dijo a FOX 26 que el personal allí estaba quemando documentos porque estaban siendo desalojados del edificio.

“Parece ser que se está quemando a cielo abierto en un contenedor dentro del patio de las instalaciones del consulado chino. No parece ser un incendio no confinado pero no se nos ha permitido el acceso”, dijo el jefe del Departamento de Bomberos de Houston, Samuel Peña, a KTRK.

El Departamento de Estado no respondió inmediatamente a las preguntas sobre las supuestas actividades de espionaje en el consulado. Ortagus no ofreció más detalles sobre la orden de cierre, pero señaló un par de declaraciones de la Convención de Viena que ordenan a los diplomáticos “respetar las leyes y reglamentos del Estado receptor” y “tienen el deber de no interferir en los asuntos internos de ese Estado”.

Ivan Pentchoukov – La Gran Época

Omid Ghoreishi y Bowen Xiao contribuyeron a este informe.