Corte Suprema protege la libertad religiosa en ley de trabajo y en fallos por anticonceptivos

Corte Suprema de los Estados Unidos en Washington el 4 de diciembre de 2018. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

La Corte Suprema falló 7 a 2 esta mañana sobre que la Cláusula Establecimiento de la Primera Enmienda exceptúa a las organizaciones religiosas de juicios por discriminación de empleo y del requisito de cubrir la provisión de anticonceptivos a sus empleados. Ambos fallos son victorias para la administración Trump.

La corte emitió las decisiones 7 a 2 en dos conjuntos separados de casos, la Escuela Our Lady of Guadalupe contra Morrissey-Berru, y la Escuela St. James contra Biel, los cuales fueron consolidados y tratados juntos el 11 de mayo en relación a la discriminación de empleo, y Little Sisters of the Poor contra Pennsylvania y Trump contra Pennsylvania, los cuales fueron consolidados y tratados juntos el 6 de mayo en relación a los anticonceptivos.

Los jueces Ruth Bader Ginsburg y Sonia Sotomayor disintieron de las opiniones de la mayoría en ambos casos.

Dos escuelas católicas romanas en Los Ángeles argumentaron que el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito ignoró la jurisprudencia vinculante al permitir que los maestros avanzaran en las demandas por discriminación en el empleo. Mientras uno de los maestros alegó discriminación por edad, la otra, quien ya ha muerto y es ahora representada por su esposo, alegó que fue despedida luego de informar a la escuela que tenía cáncer de mama.

El otro conjunto de casos trata con la Ley de Atención Asequible, también conocida como Obamacare, bajo la cual los empleadores tienen que hacer disponible anticonceptivos sin costo a los empleados. Las iglesias fueron exceptuadas.

La obligación de anticonceptivos de Obama de 2011 ha provocado más de 100 juicios de individuos privados, grupos religiosos, gobiernos estatales, y negocios que la han objetado por motivos religiosos. En octubre de 2017, la administración Trump emitió una regulación que exceptúa a los grupos religiosos de cumplir con la obligación de Obamacare.

La administración Trump argumentó que había estado mal tratar de obligar a organizaciones religiosas y a otros a proveer servicios tales como la píldora del día después en sus planes de salud porque al hacerlo así violaba sus creencias religiosas.

Matthew Vadum – La Gran Época