Corte Suprema permite a fiscal de NY pero no al Congreso acceder a declaraciones de impuestos de Trump

El edificio de la Corte Suprema de los Estados Unidos en Washington el 4 de mayo de 2020. (Saul Loeb/AFP vía Getty Images)

La Corte Suprema rechazó el alegato del presidente Donald Trump de que goza de inmunidad en los procedimientos penales del estado mientras está en el cargo, determinando así que una fiscalía de Nueva York puede obtener sus declaraciones de impuestos, pero bloqueó los esfuerzos paralelos de los demócratas del Congreso para obtener sus registros financieros. El alto tribunal justificó sus decisiones en dos opiniones diferentes 7-2 emitidas esta mañana.

Los fallos, que llegaron el último día del mandato del tribunal, representan la primera vez que la Corte Suprema se ha pronunciado directamente sobre asuntos relacionados con el trato personal del presidente. Trump se ha ganado la ira de los medios de comunicación, los demócratas y algunos republicanos al negarse a poner sus declaraciones de impuestos a disposición del público, algo que otros presidentes han estado haciendo durante décadas.

A las 10:38 de esta mañana, el presidente escribió un tuit para expresar su descontento con una de las decisiones.

“La Corte Suprema envía el caso de vuelta a una corte inferior, el proceso continúa”, tuiteó Trump. “Todo esto es una persecución política. Gané la caza de brujas de Mueller y otros, y ahora tengo que seguir luchando en una Nueva York políticamente corrupta. ¡No es justo para esta Presidencia o Administración!”

En respuesta a la noticia, el secretario del Tesoro de EE.UU. Robert Mnuchin expresó su alivio.

“Cuando las cosas van al Congreso tienden a filtrarse, y cuando las cosas van a las fiscalías no tienden a eso”, dijo a la CNBC después de que las opiniones se hicieran públicas.

Las reglas del secreto de procedimiento de la fiscalía pueden mantener los detalles y el alcance de su investigación confidencial, a menos que se presente una acusación penal contra Trump.

Trump ha alegado que los registros en cuestión están temporalmente sujetos a confidencialidad durante su presidencia, que no ha hecho nada malo, y que las investigaciones son expediciones de pesca por motivos políticos que sus enemigos políticos están llevando a cabo para descubrir fechorías pasadas.

Pero el más alto tribunal de la nación dictaminó que la fiscalía local que investiga a Trump en su ciudad natal debe tener acceso a los documentos.

“Hace doscientos años, un gran jurista de nuestro tribunal estableció que ningún ciudadano, ni siquiera el presidente, está categóricamente por encima del deber común de presentar pruebas cuando se requieren en un procedimiento penal”, escribió el presidente de la Corte Suprema John Roberts en representación de la mayoría de magistrados en el caso Trump contra Vance, que surge de una investigación criminal encabezada por el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr.

“Reafirmamos hoy ese principio y sostenemos que el presidente no es absolutamente inmune a las citaciones penales del Estado que solicitan sus documentos privados, ni tiene derecho a un mayor nivel de necesidad”.

El otro fallo se refiere a los casos consolidados de Trump contra Mazars y Trump contra Deutsche Bank AG, que se refieren a una citación emitida por los adversarios del presidente en el Comité de Supervisión y Reforma de la Cámara de Representantes, controlado por los demócratas. El comité solicitó una gran cantidad de registros financieros privados que poseen los gestores de Trump y varias de sus entidades comerciales.

“Este caso es diferente”, escribió Roberts, autor de las dos opiniones en los fallos de hoy.

“Aquí la información del presidente no es buscada por fiscales o partes privadas en relación con un procedimiento judicial particular, sino por comités del Congreso que han establecido amplios objetivos legislativos”.

“El Congreso y el presidente —las dos ramas políticas establecidas por la Constitución— tienen una relación continua, y los padres [de la Constitución] pretendían que fuera tanto de rivalidad como de reciprocidad”, escribió Roberts, refiriéndose aparentemente a la teoría de los controles y equilibrios constitucionales, así como a la doctrina de la separación de poderes que impide que cada uno de los tres poderes sobrepase su autoridad.

Los jueces Clarence Thomas y Samuel Alito disintieron en ambos fallos de hoy.

Matthew Vadum – La Gran Época