Aumentan los crímenes en la Universidad de Minnesota después de desvincular a la policía

Letrero de entrada en la esquina noroeste de la Universidad de Minnesota en Minneapolis, Minnesota, EE.UU. (Wikimedia Commons)

Redacción BLes– Luego de que la Universidad de Minnesota anunciara el 27 de mayo de 2020 que cortaría sus lazos con el Departamento de Policía de Minneapolis, las denuncias de robos peligrosos alrededor del campus universitario aumentaron considerablemente en comparación con un periodo anterior.

En un periodo de 6 meses previos al anuncio, los estudiantes recibieron solo siete notificaciones de alertas en total. Pero ahora, en solo poco más de un mes, se han recibido 5 alertas de robos, y algunos a mano armada, lo que ha generado preocupación en muchos estudiantes.

El anuncio de las autoridades universitarias de prescindir de agentes policiales para cuidar de la seguridad de los estudiantes en el campus y alrededores, llega luego de la muerte de George Floyd bajo custodia policial en la ciudad de Minneapolis, según reportó Campus Reform.

De acuerdo al anuncio, la Universidad de Minnesota “ya no contratará con el Departamento de Policía de Minneapolis para el apoyo adicional de las fuerzas del orden necesario para grandes eventos, como partidos de fútbol, conciertos y ceremonias”. Sin embargo, la institución educativa seguirá trabajando con el Departamento de Policía de Minneapolis en relación con las patrullas e investigaciones conjuntas que “mejoren directamente la seguridad de nuestra comunidad”.

Luego de la trágica muerte de George Floyd, los grupos “Estudiantes por una Sociedad Democrática en la UMN”, “Huelga Climática de la UMN”, y la “Asociación de Estudiantes Musulmanes” organizaron un evento en el campus para pedir la completa desaparición de los policías en la universidad con eslóganes como “Saquen a los policías del campus”.

Sin embargo, muchos ven esta decisión de “ceder ante la mafia” como peligrosa, pues los criminales se están aprovechando de la ausencia de seguridad para delinquir libremente.

Chase Christopherson, un estudiante allí comentó: “Es decepcionante que el liderazgo de la Universidad de Minnesota haya cedido ante la mafia y, por lo tanto, proporcione menos seguridad y servicios”, añadiendo que “teme que la Universidad no se preocupe por nuestra seguridad – sólo satisface a aquellos que no quieren tener nada que ver con la ley, el orden y la seguridad”.

De igual manera, como el notable caso de la ciudad de Nueva York, muchas ciudades de los Estados Unidos, donde grupos radicales de izquierda han protestado pidiendo abolir la policía, los líderes demócratas de esas ciudades han cedido ante tales demandas, la moral de la policía ha decaído drásticamente y el crimen se ha disparado.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes