Agitadores violentos incendian juzgados en California y Colorado, dice la policía

Un agente federale vigila el juzgado de Mark O. Hatfield en Portland, Oregón, a últimas horas del 24 de julio de 2020. (Kathryn Elsesser/AFP vía Getty Images)

Agitadores violentos incendiaron durante el fin de semana los juzgados en California y Colorado en medio de las protestas de Black Lives Matters a través del país.

“Pedimos a los organizadores de la protesta de esta noche que ayuden a mantener la paz”, escribió el Departamento de Policía de Oakland en su cuenta de Twitter el sábado. “Actualmente, algunos manifestantes en el área de la 17 y Lakeside están rompiendo ventanas y cantando insultos raciales a los residentes”.

“Agitadores dentro de la multitud de manifestantes han encendido el Tribunal Superior del Condado de Alameda”, añadió el departamento en el declaración, pidiendo a las personas que eviten la zona. “Hacemos un llamado a la paz y a tener espacios y lugares seguros para la manifestación de esta noche”.

El departamento de policía informó, a su vez, que los ataques fueron hechos por los alborotadores hacia los oficiales, declarando que lanzaron fuegos artificiales y otros proyectiles a la policía.

“Los fuegos artificiales y los proyectiles peligrosos son algunos de los artículos que los agitadores utilizan para agredir a los oficiales. Pedimos a los organizadores de la manifestación de esta noche que trabajen con nosotros, pidiendo la paz y ayudándonos a proporcionar espacios y lugares seguros para los manifestantes”, dice la declaración. El departamento incluyó imágenes de daños a la propiedad y algunos de los artículos que fueron lanzados a los oficiales de policía.

Por su parte el departamento de policía de Aurora, Colorado, también confirmó que se inició un incendio dentro de un juzgado de la ciudad.

“Los manifestantes ya no son pacíficos, ya que ellos ahora están lanzando objetos, láseres brillantes y disparando grandes fuegos artificiales contra los oficiales”, escribió el departamento. “Ahora tenemos manifestantes que han roto las ventanas del juzgado y están dentro del edificio, intentando iniciar incendios”.

Los alborotadores entonces intentaron derribar las cubiertas de madera de las ventanas para usarlas como escudos.

Mientras tanto, algunos fueron vistos “rompiendo ventanas en el juzgado e intentando entrar en el edificio”, según el departamento de policía.

Los alborotadores también causaron daños en Seattle el sábado por la noche, incluyendo el incendio de un centro de detención juvenil y el ataque a una tienda. Al menos 45 personas fueron arrestadas.

Por otra parte, en Austin, Texas, una manifestación se volvió violenta cuando un hombre fue asesinado a tiros durante una protesta de Black Lives Matter en el centro de la ciudad el sábado.

Jack Phillips – La Gran Época